El ex presidente Correa va a juicio por presunto cobro de sobornos

La Fiscalía estima que el dinero implicado alcanza U$S 7,5 millones. La jueza Camacho llamó al banquillo de los acusados a 22 personas, entre los que se encuentra el ex vicepresidente Glas.

05 Ene 2020
1

IMPUTADO. El ex mandatario ecuatoriano, que ahora reside en Bélgica, calificó de “gran payasada” la acusación judicial en su contra, y reiteró que sufre una “persecución” judicial y política”.

QUITO.- La jueza ecuatoriana Daniella Camacho llamó a juicio al ex presidente Rafael Correa, el ex vicepresidente Jorge Glas y a otras 20 personas por el caso conocido como “Sobornos 2012-2016”, que investiga la supuesta financiación ilegal del movimiento político oficialista durante su administración.

Una vez conocida la decisión, Correa, que ahora reside en Béliga, calificó la acusación en su contra como “una gran payasada” e insistió en que es víctima de una “persecución” judicial y política. “Todo el caso ‘Soborno’ es fruto de la traición de Lenín Moreno y la cooptación de la justicia”, denunció en su cuenta de Twitter.

El llamamiento a juicio también afectó a varios ex funcionarios de la gestión de Correa, como Vinicio Alvarado, Alexis Mera y Walter Solis, entre otros; aunque Camacho sobreseyó a tres personas, entre ellas María Augusta Enríquez, una ex asesora de Alvarado.

Acusación desordenada

Durante la audiencia, la jueza también llamó fuertemente la atención a la Fiscalía General del Estado por la formulación desordenada de la acusación, lo que habría complicado el análisis jurídico del caso. Para sustentar su acusación, La Fiscalía había presentado 837 pruebas durante los 11 días que duró la audiencia previa al juicio. Y a ellas se sumaron los argumentos presentados por la Procuraduría General del Estado como acusación particular, según reseñó la agencia Europa Press.

La investigación determinó la presunta existencia de una estructura integrada por funcionarios públicos que facilitaron la entrega de recursos a través de dos modalidades, cruce de facturas y dinero en efectivo, por parte de empresarios para beneficiarse de contratos con el Estado. Según la Fiscalía, los sobornos realizados durante el período que abarca el caso superan los U$S 7,5 millones.

Con este llamado a juicio, Correa acumula su segunda convocatoria a esta etapa procesal: también fue involucrado en un caso de supuesto secuestro al político opositor Fernando Balda en 2012.

Sin embargo, el ex presidente permanece en Bélgica desde 2017 y aduce que es víctima de un grupo de enemigos políticos. Ya antes había defendido su inocencia en los casos de supuesta corrupción que lo salpican denunciando, como ahora, que obedecen a una presunta persecución de su sucesor. (Télam)

Comentarios