Lucas Diarte no oculta la alegría: “en San Martín soy feliz” - LA GACETA Tucumán

Lucas Diarte no oculta la alegría: “en San Martín soy feliz”

El jugador firmará mañana la extensión de su contrato hasta junio de 2021.

29 Dic 2019
1

QUIERE MÁS. Diarte aspira a seguir creciendo en su juego y a que San Martín pueda recuperar su lugar en la Superliga. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

Mientras toda la atención en La Ciudadela está centrada en saber quiénes serán los últimos dos refuerzos de cara a la segunda parte de la temporada, el anuncio de un integrante de la mesa chica rompe la casi absoluta calma. “Llegamos a un acuerdo con Lucas Diarte, quien firmará una extensión de su contrato hasta junio de 2021. Estamos felices porque no sólo es un gran jugador sino una persona que le suma muchísimo al grupo y al club”, destaca el dirigente con un tono que denota alegría.

El lateral fue creciendo partido a partido y en Bolívar y Pellegrini, teniendo en cuenta su importancia para el grupo, pero sobre todo su sentido de pertenencia, decidieron ofrecerle prorrogar el contrato que finalizaba en 2020. No hicieron falta demasiadas reuniones entre las partes. Un par de llamados y listo; así, Diarte pondrá mañana el gancho y todos felices.

“Decidí aceptar la propuesta por un deseo personal y familiar. Estoy cómodo en el club, mi familia está contenta y más que eso no puedo pedir”, deja en claro el lateral en diálogo con LG Deportiva, mientras aprieta el calor en el mediodía del sábado. “Les agradezco a los dirigentes por la enorme confianza y por las ganas que demostraron de que siga perteneciendo a esta institución”, agrega.

Diarte había sido uno de los primeros en renovar el vínculo tras el descenso de la Superliga. Le había dolido como a pocos ese traspié, a pesar de que no había podido jugar ni un segundo con San Martín en la máxima categoría debido a una lesión ligamentaria. Por eso había pedido revancha casi de manera inmediata.

Por eso también nunca escatimó esfuerzos y dejó la piel en cada entrenamiento para volver al ruedo con todo e ir creciendo de la mano de un equipo que tiene como único objetivo volver a tener una chance en Primera. Eso también lo impulsó a tomar la decisión de seguir en el club, más allá de que para ese objetivo falte mucho; muchísimo.

“Jugar con San Martín en Primera es un sueño que lamentablemente no pude cumplir y por el que sigo luchando. Queda mucho camino por recorrer y la segunda parte del torneo va a ser durísima. Debemos mantener los pies sobre la tierra y saber que lo que se hizo hasta acá fue muy bueno, pero teniendo en claro que aún no se consiguió nada”, avisa Diarte, volviendo a poner en el tapete la alegría por la renovación: “significa mucho para mí. Estoy muy feliz de pertenecer a San Martín. Y cuando uno está feliz en un lugar no se puede pedir nada más. Hay que disfrutar de esos momentos y creo que lo estoy haciendo”.

El fin de año de Diarte se asemeja a la perfección. Volvió a jugar tras la casi eterna inactividad, se afianzó como titular, su nivel creció partido a partido, el equipo tuvo picos de rendimiento muy buenos que lo depositaron en el mejor lugar de la categoría y la frutilla del postre fue el llamado de los dirigentes. “Termino el año como quería. Estaba seguro de que iba a necesitar rodaje para recuperar mi mejor nivel y les agradezco mucho a los entrenadores. Sin su confianza nada de esto hubiese sido posible. Además, acá se armó un grupo hermoso y eso también me da felicidad”, remata.

Diarte seguirá defendiendo los colores que ama y eso le basta y sobra. Pero pide más. Sueña con volver a la Superliga y por eso acelera a fondo. “Hay que seguir superándonos a nosotros mismos partido tras partido para lograr lo que todos queremos”, sentencia. Que así sea, piden todos en Bolívar y Pellegrini.

Comentarios