Juanse y el ADN del rock and roll para momentos difíciles

Después de 10 años, Los Ratones Paranoicos, grupo que nació en Villa Devoto, tocará en esta ciudad. Las definiciones de Juanse sobre el sonido stone.

07 Dic 2019 Por Jorge Figueroa
2

EN LA GACETA. En la previa del show de Ratones, Juanse pasó por el estudio de TV de LA GACETA y tocó un fragmento de “Para siempre”. la gaceta / foto de josé nuno LA GACETA / JOSÉ NUNO

“Cuando las cosas no están bien, la gente se refugia en bandas como nosotros. Y es el rock and roll, de esa época dorada que para mí fue entre 1988 y 1999”, declara Juanse en una entrevista con LA GACETA.

El artista visitó ayer nuestro diario y luego, ante las cámaras de la televisión, ratificó su fe religiosa, y dijo que siempre está cerca de Cristo.

Los temas de Ratones Paranoicos seguro que figuran en el top ten de las canciones que muchos argentinos sabemos corear y cantar aunque sea algunos estribillos; y que son rock puro, sonido stone, con letras que jóvenes y adultos pueden repetir.

Ratones Paranoicos regresó a los escenarios en 2017 luego de haberse disuelto en 2011.

El cuarteto, oriundo de Villa Devoto y liderado por Juan Sebastián Gutiérrez, Juanse, regresó tras el anuncio de una nueva gira con Pablo “Maldito” Memi (bajo), Pablo “Sarcófago” Cano (primera guitarra) y Rubén “Roy” Quiroga (batería) en su formación original.

“Ceremonia en el hall”, "”Sucia estrella”, “Sucio gas”, “Una noche no hace mal”, “Ya morí”, “Rock del pedazo”, “Rock del gato, “La banda de rock and roll” son algunas de la canciones que permanecen en ese inconsciente colectivo.

- Mucha gente sabe y corea sus temas.

- Tal vez lo buscamos cuando empezamos, pero después no tomamos conciencia de eso. Pero es verdad, muchos jóvenes cantan nuestras canciones, y además tenemos un público cautivo. Hubo una época que se inició en 1988 y terminó desafortunadamente en 1999, que fue una época de oro, de venta de discos, espectáculos de cine, de arte, de literatura. Que desaparezca tuvo un costo. En épocas difíciles la gente se refugia en el ADN como el mejor momento de acceso al entretenimiento.

- ¿Ratones está en el ADN?

- Bueno, si no fuera así, no estaríamos hablando, porque habríamos sido expulsados del sistema. Nosotros introdujimos el sonido del rock and roll más bien americano; lo que pasa es que los Stones lo habían adoptado en la década del 70, pero aquí no tenía difusión. Queríamos tener una línea más tipo Sex Pistols o Lou Reed. Su poesía se parece bastante a la nuestra. No habla de temas sociopolíticos. Nosotros tampoco. Nunca me interesó la política, pero respeto a los que lo hacen. Hoy no escucho bandas nuevas, me gustan Kiss, Queen... Spinetta, que para mí es el mejor artista del mundo; tiene poder creativo, requiere de un gran estudio específico; John Lennon aquí sería el asistente de Spinetta.

“NO SOY ROCKSTAR”. El artista, a las puertas de LA GACETA.

- Hablaste de una época dorada que terminó en 1999.

- Nos mantuvimos a la fuerza de nuestra base discográfica. Grabamos “Los chicos quieren más”, que era la segunda parte de “Los chicos quieren rock”. En 2004 sacamos “Girando” que marcó un hito, y no paramos y en 2009 sacamos el último disco de estudio.

- ¿Internet modificó el rock?

- No creo. Tocamos para 50.000, y eso no depende de que vos tengas un millón de seguidores. Hay artistas nuevos que dependen de las redes, nosotros no. Tenemos más público que fans de Instagram. A los fans del rock and roll no les interesa mucho. No me considero un rockstar, no me siento así.

- ¿Qué opinás del cupo femenino?

- No le veo ningún sentido a eso, las cosas deberían establecerse en forma natural, emerger por sí solas. A mí me encantan los documentales, por ejemplo, pero hay gente a la que no le gustan; cada uno tiene su formar de ver.

ACTÚA HOY

• A las 21, en el Club Sportivo Floresta, en avenida Colón 471.

Comentarios