“Las finanzas están sufriendo los vaivenes de la economía nacional”

Manzur aseguró que la toma de deuda de la Provincia es una consecuencia de las decisiones políticas de Macri.

03 Dic 2019 Por Martín Soto

Los embates de una economía deprimida repercuten en cada rincón del país. Lo sufren las familias, las pequeñas empresas y también las grandes. Y todo ese caudal negativo se traduce en un lastre tira para abajo a las provincias. Por eso, que haya inversiones superlativas en tiempos difíciles requieren de agradecimientos especiales y en primera persona. Eso es lo que hizo el gobernador Juan Manzur, quien ayer se trasladó hasta Acheral para inaugurar en la Cervecería y Maltería Quilmes la producción de la marca Budweiser (se informa por separado). “Vengo como gobernador a darles las gracias por seguir invirtiendo y generar trabajo en Tucumán. Ojalá que esto sea contagioso”, dijo el mandatario ante Martín Ticinese, presidente de la firma.

Una enorme carpa blanca montada en uno de los estacionamientos de la planta edificada en las márgenes de la ruta 38 sirvió como refugio de la copiosa lluvia. También como punto de encuentro entre los directivos de la firma y las autoridades provinciales. Al arribar, el mandatario demostró que se encontraba de muy buen humor, algo que ratificó en su discurso. “Tucumán es una tierra especial, bendecida por Dios. Uno decía... ‘¿Y esta lluvia?’ Y bueno, queríamos mostrarle a Martín y a todo el equipo cómo es la recarga de las napas, para que vea que es agua pura, de la mejor calidad”, manifestó, y desató risas entre la media centena de asistentes.

Los secretos de la birra

Luego de celebrar los resultados del trabajo en conjunto entre lo público y lo privado, Manzur se calzó unos anteojos de seguridad, atravesó una cortina de lluvia y encabezó el recorrido por la planta cervecera junto a Ticinese, Gonzalo Fagioli (vicepresidente), Alejandro Donato (gerente de la planta de Acheral) y Juan Mitjans (director de Asuntos Corporativos). También participaron las autoridades provinciales Regino Amado (presidente subrogante de la Legislatura), Juan Luis Fernández (ministro de Desarrollo Productivo) y Jorge Neme (secretario de Relaciones Internacionales), entre otros.

CON TONADA LOCAL. Autoridades locales participaron de la inauguración.

Ya en la fábrica, el grupo fue recibido por la maestra cervecera Carolina Ortega, una tucumana que es “la guardiana” de que las cervezas que producen en la planta (Quilmes, Brahma y ahora Budweiser) mantengan siempre sus características originales; es decir, que cada producto mantenga siempre su sabor propio distintivo.

Ortega, que lleva más de 15 años en la firma, le explicó al mandatario las materias primas que utilizan para la elaboración de la cerveza más popular del mundo. Luego de un corte de cinta simbólico, la comitiva continuó el recorrido por el sector de envasado. Allí, entre enormes tanques de acero inoxidable, cañerías por doquier y un proceso mecanizado, cientos de miles de latas rojas y blancas desfilaban ordenada y velozmente por cintas transportadoras antes de terminar empaquetadas.

No todo sonrisas

Durante el recorrido la primera autoridad de la provincia se mostró muy sonriente, posó divertido para las cámaras de fotos y posó junto a los trabajadores de la firma. Esta imagen, sin embargo, contrastó mucho con el humor que transmitió en rueda de prensa, cuando se le pidió un balance de la gestión del presidente Mauricio Macri o una radiografía de las finanzas de la provincia.

PULGARES ARRIBA. Manzur caminó sonriente por el depósito cervecero.

El titular del Poder Ejecutivo fue muy crítico con el mandatario nacional saliente. “No es bueno lo que vemos que nos deja el presidente Macri”, expresó. En ese sentido, enumeró: “el balance de la gestión está a la vista, sólo hay que ver los números: cerca de un 40 % de pobreza; una inflación que a estar arriba del 55 %; la tasa de interés de los bancos por arriba del 80 %; y una situación económica difícil y compleja”.

Números provinciales

Respecto a la situación de los números de la Provincia, el titular del PJ a nivel local remarcó que “Tucumán no es una isla” y que sintió los embates de los desequilibrios macroeconómicos. En ese sentido, ahondó: “Las finanzas están sufriendo los vaivenes de la economía a nivel nacional. La recaudación y la coparticipación están creciendo muy debajo de la inflación; obviamente se van produciendo desequilibrios que vamos a tratar de subsanar. Lo central es que no tenemos deuda en dólares y lo que tenemos en compromiso para el año que viene, en el marco del Presupuesto, no afecta las finanzas provinciales”, aseguró Manzur, aunque advirtió que es clave que el cuadro se revierta rápidamente.

TICINESE. El directivo cuestionó la alta carga impositiva a la cerveza.

Hace 10 días, el Ejecutivo tomó un préstamo precancelable de $ 3.000 millones para cubrir la “cláusula gatillo”. El ministro de Economía, Eduardo Garvich, había explicado que la tasa es variable (badlar más 9 %), por un plazo de tres años con seis meses de gracia. También que la tasa inicial será por encima del 70 %. En ese sentido, Manzur reconoció que la tasa es elevada. “Son las tasas de mercado que hay. Es lo que hoy está afectando a la economía en general de la Argentina”, expresó. En su rostro ya no había sonrisas, sólo una expresión amarga como una lager.

Comentarios