Cuestionamientos y dudas por la sucesión en Bolivia

Salvatierra jaquea la arremetida opositora.

14 Nov 2019

La paz política y social en Bolivia está lejos de lograrse. Ahora apareció la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, para reclamar el cargo que dejó vacante Evo Morales con su renuncia, y que ocupa en estos momentos la vice del cuerpo, la opositora Jeanine Áñez. Ella estaría por debajo de la línea sucesoria al cargo, ya que Salvatierra le sucedería al vicepresidente García Linera.

La legitimación de las instituciones no será fácil. Es que en boca de la propia Áñez se puede deducir que su autoplocamación está viciada de desprolijidad. Pero, ¿quién hará cumplir la Constitución para recuperar la democracia?, es la pregunta de los analistas. Cuando Áñez convocó a la sesión, dijo que “no había que fijarse en formalismos”.

A ESCENA. Adriana Salvatierra concentró ayer la atención de los medios.

Entre los cuestionamientos y dudas por esos hechos, el primero es que Evo seguiría siendo el presidente porque sin quórum, la asamblea no podía aceptar su renuncia. Mucho menos nombrar a Áñez presidenta del cuerpo, porque no renunció Salvatierra, y por ende, menos autoproclamarse presidenta provisoria. A esto se suma el aval del Tribunal Constitucional a la proclamación de Áñez, y la designación de una nueva cúpula militar como jefa de Estado. (Especial)

Comentarios