Por qué Atlético tuvo los 300 minutos más lindos del semestre

La razón por la que Zielinski respira con tranquilidad.

13 Nov 2019
1

¿Cuál es la clave de este Atlético que suma victoria tras victoria? Seguramente no hay una sola luego de cinco triunfos al hilo y un envidiable octavo puesto, pero hay una que se destaca entre las otras: su defensa.

El equipo de Ricardo Zielinski lleva 300 minutos exactos sin recibir goles. Un número tan redondo como la ejecución de su plan defensivo en estos últimos partidos.

El último gol que encajó el “Decano” fue ante Banfield por la fecha 10, cuando corrían 30 minutos de partido y, curiosamente, fue la propia defensa de Atlético la que terminó haciéndoselo. El centro del volante ofensivo Agustín Urzi intentó ser bloqueado por Marcelo Ortiz, quien terminó metiendo la pelota dentro de su propia meta. A partir de allí, el arco “decano” se blindó como una caja fuerte en un banco y todavía no hay nadie que haya podido burlarlo.

Incluso antes de ese desafortunado gol, ya no era tan fácil hacerle goles a Atlético. En los últimos 570 minutos (seis partidos y los 30 minutos finales del duelo ante Independiente), el equipo recibió solo dos goles, contando el de Ortiz en contra.

Los encargados de seguir manteniendo el arco bajo siete llaves fueron ante Unión Cristian Lucchetti, Ortiz, Dylan Gissi, Jonathan Cabral y Fabián Monzón. Todos cumplieron una gran tarea pero incluso se trata de una defensa modificada pero que no perdió su esencia. Gissi reemplazó a Bruno Bianchi (suspendido) y un par de fechas atrás, Lucchetti recuperó su puesto dejando en el banco a un dignísimo Alejandro Sánchez.

En el básquet, el dicho reza así: “la ofensiva ganan partidos y la defensa, campeonatos”. En el fútbol no está tan arraigado (incluso el término “defensivo” es peyorativo) pero algo de este lema parece haber adquirido Atlético.

¿Cómo defiende este equipo, entonces? “No hacemos tanto la tenencia de pelota sino que tratamos de recuperarla rápido al perderla”, revela Gonzalo Castellani, uno de los que se sumó al equipo titular pero en su parte ofensiva. Claro, Atlético no es el equipo que más tiene la pelota en la liga pero la recupera y bastante, tal como dice Castellani.

Además, los centrales se encargan de despejar el peligro aéreo y los laterales, cierran por los costados. Una fórmula que no es nueva pero que al equipo le funciona a la perfección en este pasaje del torneo. Por algo, sufrió muy poco en los partidos en Santa Fe.

Por ahora, son 300 minutos pero ante San Lorenzo, intentarán sumar 90 más.

Comentarios