Según Bellone, “nadie nos correrá del foco”

El volante contó por qué San Martín mantiene la regularidad, aunque cambie el equipo titular.

23 Oct 2019
1

DEVENIDO TITULAR. Mauro Bellone ingresó desde el inicio en el partido ante Quilmes, en remplazo de Fissore, que se había retirado lesionado en el juego anterior. El volante fue ratificado desde el inicio ante Atlético de Rafaela. la gaceta / foto de hector peralta

Que un equipo sostenga su “11” titular con el correr de los partidos debe entenderse inequívocamente como un signo positivo: a una máquina que funciona en forma correcta sólo se le cambia una pieza cuando esta se rompe.

Es el caso de San Martín. Prácticamente desde la mitad de la pretemporada, los directores técnicos Sergio Gómez y Favio Orsi vienen plantando un mismo equipo ante cada compromiso. Las excepciones, mayormente, se dieron a partir de situaciones obligadas: Emiliano Amor ingresó como titular debido a un cuadro de anginas que afectó a Rodrigo Moreira; y Mauro Bellone ingresó a raíz de la lesión de Matías Fissore.

Tanto Amor como Bellone fueron ratificados como titulares para los partidos subsiguientes. Y el equipo no sólo no decayó en rendimiento, sino que, por el contrario, continuó su camino ascendente. Esto habla a las claras de la calidad del plantel con el que cuenta el “Santo”, y del buen ensamblaje que lograron Gómez y Orsi.

“Sentimos que somos un equipo fuerte, en el cual claramente hay un montón de jugadores que están para jugar; y eso para los técnicos debe ser algo difícil, pero a la vez algo lindo, porque saben que pueden contar con muchos jugadores, y que cualquiera lo hará bien”, dijo Bellone a LG Deportiva. Y allí, precisamente, radica, a su criterio, uno de los motivos para la regularidad por la que atraviesa el “Santo” y para su rendimiento.

El hecho de que el equipo titular se repita partido a partido implica, necesariamente, que otros integrantes del plantel no tengan oportunidades para jugar. Y aunque podría pensarse que tal situación motivaría enojos puertas adentro, eso no ocurre en San Martín. “El grupo va a ser la cabeza de lo que podamos conseguir. Tenemos un objetivo común, que tienen bien claro tanto el que juega como el que no. El torneo es largo, a cualquiera le podrá tocar jugar; y el compañero que juegue sabe que atrás tendrá un apoyo incondicional”, indicó el volante.

Y destacó la solidaridad que reina en el grupo. “En el día a día todos vemos cómo entrena cada uno, el esfuerzo que hace y lo que deja para poder estar. Entonces no podemos no alegrarnos cuando a un compañero le toca jugar. Estamos todos para lo mismo. Por eso se ve un grupo unido, cuando ganamos, pero también cuando nos tocó perder. Todos tenemos un mismo objetivo, y ese siempre será el foco principal”, afirmó.

Adaptación disimulada

San Martín está viviendo el mejor comienzo de torneo de su historia. Según Bellone, esto se debe a que tanto el cuerpo técnico como los jugadores pudieron atravesar el tiempo de reconocimiento en paralelo al propio certamen. “Cuando se forma un grupo nuevo en cualquier equipo tenés un período de adaptación hasta que los jugadores se conocen; en lo individual y en lo grupal. Pero por suerte fuimos tapando muy bien todo eso”, consideró. Y precisó: “igual somos un equipo en desarrollo, que va creciendo partido a partido; y es buenísimo, porque todos vamos conociendo más a los compañeros, y vamos mejorando”.

Y esa mejora se traduce en resultados. En las últimas cuatro fechas logró resultados positivos ante equipos que integraban el pelotón de los de arriba, y que bien podrían considerarse rivales directos en la lucha por el ascenso: le ganó 2-0 a Tigre, empató 0-0 contra Defensores de Belgrano, derrotó 4-1 a Quilmes y 3-0 a Atlético de Rafaela. “Más allá de la motivación de lograr el objetivo de máxima, uno busca una motivación extra partido a partido. Por ejemplo, cuando jugás contra determinado equipo y podés ampliar la diferencia que le llevás; o quitarle el invicto a Quilmes”, explicó el sancristobalense (Santa Fe).

Pero, precisamente, esta motivación extra sufrirá el “Santo” en sus próximos dos compromisos: mañana, cuando desde las 19.10 visite a Almagro por el partido pendiente de la fecha 1, y el 2 del mes que viene, cuando enfrente a All Boys -también de visitante-, por la fecha 11. El “Tricolor” y el “Albo” disputan los últimos puestos de la zona 2 de la Primera Nacional, y pelean la permanencia. “Serán partidos durísimos. Así como nosotros siempre vemos la tabla, ellos también. Y jugar contra uno de los punteros es importante; y más cuando a veces uno está en la tabla de abajo. Me tocó pelear el descenso, y jugás como si fuese el último partido. El torneo es parejo, no nos podemos descuidar”, dijo. De todos modos, no se amedrentó: “Nosotros tenemos un objetivo bien claro, y de ahí no nos va a correr nadie”.

Comentarios