Escándalo en El Vaticano

20 Oct 2019
1

“Operaciones especulativas” con donaciones para los pobres

La Secretaría de Estado del Vaticano administró unos U$S 725 millones de las donaciones de fieles de todo el mundo para la caridad, conocido como Óbolo de San Pedro, en “operaciones especulativas”. Así lo reveló una investigación ordenada por el Papa Francisco. “Se trata del Óbolo de San Pedro, que debería destinarse a los pobres y que en cambio el Vaticano invierte en arriesgadas operaciones especulativas”, denunció Emiliano Fittipaldi en el semanario “L’Espresso”, que hoy revelará 16 páginas ultrasecretas de la pesquisa de los investigadores del Papa, Gian Piero Milano y Alessandro Diddi.

De acuerdo con la pesquisa, el 77% de ese patrimonio se encuentra en las filiales del Credit Suisse. En su trabajo, tanto Milano como Diddi encontraron “graves indicios de peculado, fraude, abuso de poder, reciclaje y autoreciclaje”.

El caso inició a fines de 2012, durante la época del papa emérito Benedicto XVI, por lo cual implica al entonces secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, y a su sustituto, el cardenal Angelo Becciu, es decir, al segundo y al tercer hombre más poderoso en la jerarquía eclesiástica. Ese año las autoridades pensaron en invertir 250 millones de dólares en una plataforma petrolera frente a Angola. Al final no se consolidó porque lo consideraron “antieconómico”. Su siguiente objetivo fue invertir en un antiguo depósito de 17.000 metros cuadrados en Sloane Avenue, Londres (Inglaterra), para transformarlo en un lugar residencial de unos 50 departamentos de lujo.

Comentarios