Alberto a Macri: “la política exige no mentirle a la gente”

Alberto y Cristina Fernández cargaron contra Macri en el acto por el Día de la Lealtad en La Pampa. El candidato presidencial dijo que el Presidente le quitó derechos a la gente, y que para el Gobierno actual “donde hay una necesidad hay un negocio”. También hablaron la ex presidenta y el gobernador Verna.

18 Oct 2019
1

SALUDO INICIAL. La fórmula presidencial del Frente de Todos, junto con gobernadores y algunos intendentes, saludan a los militantes. TÉLAM

El candidato del Frente de Todos (FdT), Alberto Fernández, reiteró ayer que el presidente, Mauricio Macri, “se ha cansado de decir mentiras, llegó mintiendo y sigue mintiendo”, y lo trató de “desvergonzado”, al tiempo que acusó al Gobierno de “destruir todo lo construido”.

Así se refirió durante su discurso de cierre del acto de ayer por el Día de la Lealtad peronista en La Pampa, donde participaron además de Cristina Fernández, la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, gobernadores justicialistas, y una multitud de dirigentes y militantes de distintas provincias.

Allí, la fórmula presidencial del FdT conmemoró lo ocurrido el 17 de octubre de 1945, cuando una movilización obrera y sindical salió a la calle para exigir la liberación de Juan Domingo Perón. En este encuentro, también se recordaron las figuras de Eva Perón y de Néstor Kirchner.

Fernández, en la ocasión, recordó que “salimos al escenario político como fuerza política un 17 de octubre del 45 para estar al lado de los que no tienen trabajo, de los que padecen y los desposeídos”.

Y reivindicó esa fecha: “hoy estamos todos unidos porque Cristina ayudó enormemente a esa unidad. Hoy juntamos fuerzas. Llegamos para darle al pueblo una opción después de cuatro años de sumisión y derrota, que es a lo que condenaron a los sectores más humildes de la Argentina”.

Derechos e intereses

El candidato a presidente también se refirió a Perón y Evita: “nosotros que nacimos admirando a Perón y Evita; sabemos donde está nuestro lugar en esta lucha. Evita decía que donde hay una necesidad, hay un derecho. Para ellos (Cambiemos) donde hay una necesidad hay un negocio. Y así estamos. Todos ellos haciendo negocios para sus amigos”.

Vaticinó que si el peronismo llega al poder va a construir una Argentina que incluya a todos. “No vamos a construir un país para unos pocos, sino un país para que la gente encuentre trabajo, se desarrolle y sea feliz”.

Al momento de iniciar la crítica a su rival electoral, subrayó que el Gobierno de Macri “le quitó derechos a la gente, y no les da vergüenza pagar los intereses que les pagan a los bancos”.

Al reiterar que el Frente de Todos llegó para “darle al pueblo una opción” , aseguró que “para eso estamos volviendo, porque lo que necesitamos es que la Argentina deje de caerse, que es lo que pasa cada vez que estos llegan al poder”.

Fernández destacó que “el peronismo siempre está al lado de los desposeídos, de los que no tienen trabajo, de los jubilados, de los que padecen”, y aseguró que “somos un pueblo maravilloso, de gente que trabaja, que estudia, que quiere criar a sus hijos y hacerlos crecer. Un país enorme que soportó dictaduras, genocidios y guerras y siempre ha vuelto”.

La piedra en el camino

En otro momento del discurso, el candidato peronista-K resaltó que “la política exige no mentirle a la gente y comprometerse con la gente”, y volvió a afirmar que Macri “se ha cansado de decir mentiras, llegó mintiendo y va a un debate y sigue mintiendo”.

También le espetó al primer mandatario nacional que “hay que ser desvergonzado”, al replicar afirmaciones del jefe de Estado, cuando dice que “la Argentina tiene un problema cíclico, que nosotros somos las piedras que encuentran en el camino, pero en realidad ellos son las piedras. Cuando llegan al poder destruyen todo lo construido”, aseveró.

“Espero que el Presidente haya entendido que la política no es para hacer coaching. La política exige no mentirle a la gente y comprometerse con ellos”, reiteró.

También se refirió a quienes le dieron su voto a Macri: “hay muchos argentinos que creyeron en ellos y están sufriendo los resultados de la estafa a la que los sometieron”. “Tienen el tupé de decirnos con qué le vamos a pagar a los jubilados los medicamentos, pero no tienen vergüenza de pagarles los intereses a los bancos por las leliq que renuevan cada semana. Hoy hay cuatro millones de pobres y cuando Macri termine su mandato la pobreza alcanzará al 40% de los argentinos. Se irán habiendo dejado un pueblo sumido en la miseria”, remarcó.

Gravitante

Por su parte, Cristina, actual senadora y candidata a vicepresidenta del FdT, señaló que “esta unidad que hemos logrado (los peronistas) no nos tiene que hacer creer que todo está ganado”, y afirmó: “tenemos que tener la claridad de saber que es una tarea dura la que va a venir, porque han vuelto a empobrecer a los argentinos”. (ver “Se viene una tarea dura...”)

La figura de Cristina, siempre gravitante, generó expectativa entre la multitud que se congregó ayer frente a la laguna Don Tomás, ubicada en Santa Rosa, provincia de La Pampa. Ella venía manteniendo un perfil bajo en la campaña, pero siempre constataria a través de Twiter, y con sus frases contundentes en las presentaciones de su libro en las distintas provincias.

Ayer, la ex presidenta apareció medida en el tiempo y el protagonismo, pero con un fuerte discurso con críticas hacia la gestión de Macri y el modelo neoliberal.

Lo de Verna

Antes de las apariciones de los candidatos del FdT, Carlos Verna, gobernador de La Pampa, expresó: “llevamos 36 años de gobierno. Cuando Sergio (Ziliotto) cumpla el mandato habremos llegado a 40”, expresó de manera enfática el mandatario pampeano.

Luego preguntó: “¿Cómo hemos pasado de un país feliz a este país neoliberal? A un Gobierno de pocos para pocos. Con un país atendido por sus propios dueños”.

“¿Cómo podemos estar en este país con miles de chicos bajo la línea de pobreza? Macri lo hizo, pero nosotros tenemos que reconocer que hemos tenido responsabilidades. Hay que pelearse menos. Hay que trabajar juntos. Tenemos que ir todos juntos”, indicó Verna. Y apuntó: “yo les decía ‘el límite no es Cristina, el límite es Macri. Y miren que he tenido flores de quilombo con Cristina. Y girando su vista hacia la ex presidente remarcó: “espero que cuentes que nunca te mandé a lavar los platos, porque los periodistas de acá no me lo creen”. A su turno, Cristina asintió lo dicho por Verna. (Télam/Infobae/Partlamentario)

Comentarios