Tres muertos y decenas de heridos al volcar un colectivo

Una niña falleció en el hospital de Niños.

15 Oct 2019 Por Luis Duarte

“Yo te sigo en la camioneta”, le dijo Néstor Varela a su hijo. Juan Tomás le respondió con un gesto, acostado en una camilla. El joven había sido ubicado en el interior de la ambulancia del servicio de Emergencia de Jujuy (SAME) para ser trasladado hasta la capital de esa provincia y seguir con la recuperación. “Lo estoy llevando ya a Jujuy. Estamos contentos, a pesar de la desgracia, además de conformes con la atención que recibimos”, le dijo a LA GACETA el familiar, antes de subir a su camioneta.

Juan Tomás Varela sufrió fractura expuesta de muñeca y politraumatismos en la cabeza, tórax y en las piernas. “Ahora sólo está dolorido”, actualizó el padre. El muchacho había sido uno de los pasajeros que viajaban en el colectivo de la empresa Balut y que fueron trasladados durante la madrugada de ayer hasta el hospital Padilla, entre otros centros sanitarios, de manera urgente.

EN AMBULANCIA. El joven Juan Varela fue trasladado ayer a la capital jujeña. la gaceta / foto de luis duarte

El ómnibus había iniciado viaje en San Salvador de Jujuy y se dirigía hacia la ciudad de Córdoba. Sin embargo, en la autopista Tucumán-Famaillá, a la altura de la capital, volcó con 40 pasajeros en el interior. Como consecuencia del incidente vial, hubo tres muertos -una mujer, un hombre y una niña de tres años- y más de 30 personas resultaron heridas.

RECORRIDO. El ómnibus había salido de Jujuy y se dirigía a Córdoba. cla gaceta / foto de antonio ferroini

Según los primeros testimonios dados a conocer en la Policía, Orlando Ríos, de 41 años y uno de los choferes del colectivo, relató que un hombre se había cruzado, mientras circulaba por la avenida de Circunvalación, en la zona del mercado frutihortícola (Mercofrut). Ahí, el conductor intentó esquivar al desconocido, pero no lo pudo hacer. Perdió el control y la unidad se dio vuelta entre ambos carriles. El siniestro ocurrió pasadas la una de ayer.

Alrededor de 16 pasajeros fueron llevados hasta el hospital Padilla, según datos del Ministerio de Salud local. Allí, a las 9.30, se confirmaría la tercera muerte: Claudia del Milagro Gómez, de 49 años. El cuerpo del hombre que se había cruzado frente al colectivo, había sido trasladado ya a la morgue judicial; mientras que la pequeña había ingresado al hospital del Niño Jesús con politraumatismos graves. Perdió la vida minutos después.

Otros 19 heridos fueron sido asistidos en el Centro de Salud y tres, en el Avellaneda. El sistema provincial de salud desplegó durante más dos horas 21 ambulancias del servicio de Emergencia 107, que se sumaron a la ayuda de la Policía y de vecinos del sector.

“Se dispuso que, una vez que se rescaten a todos los pasajeros del micro, con el apoyo de Guardia de Infantería, se custodie las pertenencias de los pasajeros para evitar hurtos, que suelen suceder en este tipo de casos”, expresó Manuel Sosa, jefe de la Unidad Regional Capital (URC).

La mayoría de los heridos fue dada de alta con el paso de las horas. Otros internados, como el caso de Juan Tomás Varela, fueron llevados en ambulancia hasta la capital jujeña para proseguir con la recuperación. Unos ocho pacientes continuaban anoche internados en los centros sanitarios de la capital, entre ellos, la madre de la beba fallecida (estaba acompañada por su pareja).

“Mi hija venía sentada sola en el medio del colectivo. Estaba justo arriba de la ‘u’ de Balut, en el lado derecho. Ella estaba durmiendo y se despertó al sentir movimientos. Después sintió los gritos y que el colectivo volcaba. Pasó para el otro lado por el accidente”, relató Silvia Cruz, madre de Aldana Soto. La joven estudia odontología hace tres años en Córdoba, y volvía esa noche a la provincia mediterránea tras pasar el fin de semana en su tierra natal.

“Ella salió cuando rompieron el vidrio. En el hospital comenzó con los dolores. Yo me enteré casi al instante del accidente. Un amigo, que venía en el mismo ómnibus, llamó a su madre. Luego nos avisaron. Tipo 1.30 me llamaron los vecinos. Luego pude hablar con ella; me pedía que esperáramos”, describió Cruz, quien había salido a las 8.30 desde Jujuy y acompañaba a su hija.

Los peritos de la morgue judicial tomaron ayer las huellas dactilares del cuerpo del hombre fallecido en el choque, con el fin de comparar los datos en el sistema y poder confirmar la identidad de la víctima.

Comentarios