Las sospechas ahora apuntan a los abuelos de la beba asesinada en Lomas de Tafí

Los investigadores creen que la adolescente dio a luz el viernes a la siesta y que el cuerpo fue arrojado en la madrugada del sábado.

24 Sep 2019 Por Gustavo Rodríguez
2

LOMAS DE TAFÍ. En el barrio el caso de la muerte de la recién nacida y la presencia policial es el tema de conversación de todo el día. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

Los abuelos de la criatura que apareció sin vida en el fondo de una vivienda de Lomas de Tafí se transformaron en los principales sospechosos. La fiscala Adriana Giannoni considera que uno de ellos la mató y que el otro buscó deshacerse del cuerpo. Hasta el momento, no encontró indicios para sospechar que la madre adolescente tuvo alguna participación en el hecho.

Una vecina encontró el sábado al mediodía el cuerpo en el fondo de su casa. A partir de ese momento se inició una investigación cuyos detalles recién se están conociendo. Estos son algunos de ellos:

La jovencita mantuvo oculto el embarazo

La adolescente ocultó hasta lo que más pudo el embarazo. Vecinos dijeron a LA GACETA que no sabían que ella estaba esperando un bebé y otros dijeron que notaban algo extraño, puesto que usaba ropa amplia. Además, en la Escuela Secundaria de Lomas de Tafí confirmaron que tampoco sabían de la situación y que había asistido hasta el día jueves sin problemas a clases. Para la fiscala Giannoni, el hecho de que hayan decidido ocultar el embarazo podría ser un indicio de que habrían tenido planeado deshacerse de la criatura. Según se sospecha, eran cuatro las personas que estaban al tanto del embarazo: la adolescente, su ex novio y los padres. En principio, según el padre de la criatura fallecida, la adolescente sí había recibido atención médica durante todo el embarazo. El joven también aclaró que ella le había pedido en varias oportunidades que visitaran a un profesional para que interrumpieran el embarazo, pero nunca se concretó ese paso.

La bebita nació el viernes a la siesta

La pequeña nació el viernes a la siesta y no en la madrugada del sábado como se pensó en un primer momento, según las estimaciones que realizaron los peritos después de haber realizado diferentes estudios. Ese cálculo coincide con el informe de la clínica que remitió en las últimas horas a la Justicia: la adolescente fue atendida en la guardia del sanatorio pasadas las 18. Después de dos horas, cerca de las 20, fue internada en terapia intensiva por la hemorragia que sufrió por el parto de alto riesgo que se realizó en la vivienda de Lomas de Tafí sin ningún tipo de medidas sanitarias. Permaneció allí hasta el sábado a la tarde, que fue derivada al Hospital de Niños. La fiscala cree que, después del crimen, y al observar que el cuadro de la adolescente se agravaba, decidieron concurrir a un especialista y después el padre terminó regresando al hogar, ya que debía presentarse a trabajar el sábado.

La beba murió por los golpes que recibió en la cabeza

En el informe de la autopsia que practicaron en el cuerpo de la pequeña, los peritos confirmaron que la bebita había nacido con vida y que su muerte se debió a los fuertes golpes que recibió en la cabeza. Determinaron además que las lesiones que presentaba por haber sido arrojada a una casa del vecino fueron generadas después del fallecimiento. También reconocieron la presencia de lesiones en el cuello, como si la hubieran tratado de asfixiar, pero ese intento de estrangulamiento no habría provocado su fallecimiento. También se le detectó un importante hematoma en la zona del ojo.

No se sabe quién acabó con la vida de la bebé

Hasta el momento está confirmado que la pequeña fue asesinada, pero por ahora no se determinó quién fue el responsable del crimen. La abuela y el abuelo de la beba aparecen como los principales sospechosos, ya que los peritos y especialistas coincidieron en señalar que la menor, por el parto complicado que tuvo, no estaba en condiciones de agredirla hasta causarle la muerte y, mucho menos, desplazarse hasta el fondo de la vivienda para arrojarla a la casa de su vecina. Por otra parte, aunque se sumaran indicios en su contra, nunca podrá ser acusada por el hecho, ya que por tener 14 años es inimputable. Diferente es el caso de sus padres, que deberán enfrentar cargos por homicidio agravado por el vínculo.

EN PLENA TAREA. Un perito toma una muestra en el baño de la vivienda.

El padre la habría arrojado al vecino

El cuerpo fue hallado el sábado al mediodía por la propietaria de la casa cuyo fondo da con el de la familia de la adolescente. En base a los testimonios que recogió el personal de la División Homicidios, al mando de los comisarios Cristian Peralta y Diego Bernachi, se sospecha que el cuerpo fue arrojado en la madrugada del sábado. “Varios vecinos aseguraron que escucharon ruidos extraños cerca de las tres”, comentaron. En esos momentos, el único que habría estado en el domicilio es el padre de la adolescente, ya que la madre se encontraba en la clínica cuidando a su hija. La versión de que él se encontraba trabajando a esa hora fue totalmente descartada. Giannoni confirmó que el hombre pidió licencia jueves y viernes en la empresa para la que trabaja. Se reintegró a sus funciones el sábado por la mañana y, según se cree, después de haber arrojado a la criatura a la casa de la vecina, a través de la tapia.

Intentaron ocultar evidencia en la casa

La casa donde se habría desencadenado el hecho quedó deshabitada desde el sábado a la madrugada. Durante la noche de ese día, peritos del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF), coordinados por Marcelo Salla, realizaron una serie de estudios en esa vivienda. Los especialistas descubrieron que el lugar había sido higienizado con potentes desinfectantes, pero con una pericia encontraron restos de sangre en el baño de la vivienda y en la habitación de la adolescente. Se cree que en uno de esos dos lugares dio a luz y permaneció hasta que decidieron internarla por la fuerte hemorragia que tuvo después de haber dado a luz. Por ese problema continúa internada, pero ahora en la Maternidad. En ese centro asistencial le hicieron varios estudios que confirmaron que había dado a luz el viernes.

Polémica por el traslado de la menor

La menor, con consentimiento de sus padres, fue retirada del Hospital de Niños donde fue derivada de la clínica. La abogada Soledad Deza, representante legal de la familia de la adolescente, fue la encargada de realizar todos los trámites. La profesional prefirió no hacer declaraciones sobre el caso porque, según dijo, hasta el momento no hay ninguna acusación en contra de algún integrante de la familia. Sí se supo que tuvo que ser internada nuevamente por su delicado estado de salud.

El novio tendrá problemas legales

Los investigadores pudieron avanzar con este caso porque el novio de la adolescente aportó datos clave. No sólo reconoció que la chica estaba embarazada, sino que dijo que estaba en fecha, pero que él no podría confirmar cuándo había nacido. Sin embargo, el joven tendrá que enfrentar una causa penal por estupro. Es un delito de tinte sexual que se aplica a la persona mayor de edad que mantiene relaciones sexuales con un menor de entre 13 y 16 años, según el Código Penal de nuestro país. Puede recibir una pena de entre tres meses y cuatro años. La fiscala Giannoni deberá enviar el caso a la fiscala María del Carmen Reuter, que investiga los delitos sexuales.

Cuáles serán los próximos pasos

La fiscala Giannoni continuará intentando recolectar pruebas. Para hoy estaría previsto que se desarrollen varias medidas -no se confirmó de qué tipo- y seguirá recolectando testimonios. Hasta el momento, varios vecinos complicaron la situación procesal de los padres de la menor. Sobre la adolescente dijeron que en los últimos tiempos no se la veía en la calle, y que, por su contextura física, su embarazo no levantaba sospechas.

Comentarios