Un femicidio estremeció al barrio 11 de Marzo

Un joven mató a su pareja de un disparo.

22 Sep 2019 Por Luis Duarte

Luciana Frías, de 18 años, recibió un disparo que le atravesó el brazo derecho e ingresó en la zona del pecho. Tras amenazarla y golpearla porque le había exigido que se fuera de la casa del barrio 11 de Marzo, Nicolás Suárez, la pareja, realizó varios disparos: uno de ellos mató a la madre de su hija y otro hirió a su cuñado, en la pierna.

Según fuentes policiales, el femicida llegó en su moto a la vivienda de calle Frías Silva al 2.100, donde convivía con la familia de la víctima. Volvía al domicilio luego de ausentarse unas 20 horas. En la vereda, la muchacha cargaba a la pequeña de cinco meses en brazos y conversaba con su amiga Clara Romina Pereyra, a quien no veía desde hace tiempo. Al llegar, el sospechoso comenzó a discutir y a amenazar a los integrantes de la familia.

TESTIGO. Pereyra, amiga de la víctima, junto con los agentes de la Policía.

“Entró a la casa y le pegó al cuñado, de 21 años. Quería ver al chiquito y comenzaron a discutir con ella, como lo hace una pareja. Ella le decía que se vaya, que se vaya de la casa. Ahí, él agarró al bebé. Le pedí que me diera a la chiquita (teniendo en cuenta la situación). Después se subió a la moto y le gritó que la iba a matar a Luciana y al hermano”, contó Pereyra.

Cinco minutos habían pasado de la primera pelea, cuando Suárez llegó en la moto cargando un arma de fuego. Pateó el portón y entró a la vivienda empujando a una sobrinita. Después golpeó y le disparó al cuñado, de acuerdo a los testimonios. De inmediato, observó dónde estaba su pareja y se dirigió hacia ella. Le dio un tiro afuera de la casa y se fue del lugar. “Estaba enojado porque no lo dejaban ver a la chiquita. De casualidad había venido a verla”, describió la amiga. La víctima fue trasladada hasta el hospital Padilla, pero ingresaría sin vida.

Lucía Herrera, madre de la chica fallecida, en shock y desconcertada, afirmó que su hija y el supuesto autor del homicidio se llevaban bien. “Vivían aquí, en la casa. Él había salido ayer a la tarde y no había vuelto. Por eso fue la pelea”, remarcó. “Mi hija nunca me había dicho que estaban peleando. Esta discusión fue porque se había ido por horas, porque se había quedado tomando en otro lado y recién aparecía”, añadió.

El atacante viviría a pocas cuadras de la casa de la madre de su hijo. Luego del hecho, escapó del barrio. Los agentes de la División Homicidio de la Policía buscaban ayer al muchacho, acusado de matar a su ex de un disparo y de herir a su cuñado. Fuentes cercanas a la causa informaron que el joven tenía pedido de captura por un robo y era buscado por la División Prófugos de la Policía.

La madre y vecinos de Frías siguieron las tareas del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) y del personal de investigación policial. En el lugar se levantaron muestras de sangre y otros elementos de prueba, y se efectuaron consultas a los allegados de la víctima y los residentes de la cuadra. Fueron ubicados además dos vainas servidas y proyectil, que serían del calibre 11.25, según informaron del Ministerio Público Fiscal (MPF). La Fiscalía Especializada en Homicidios II, subrogada por Adriana Giannoni, intervino en la causa.

PRUEBAS. Los peritos levantaron muestras de sangre en el lugar.

En esos momentos, Yohana Flores acompañaba en el hospital Padilla a su pareja y herido de bala, identificado por la Policía como Francisco Exequiel Frías. “Nunca habían tenido problema ni discutido con Nicolás. No sé qué habrá pasado. Él (por Francisco) está fuera de peligro y tenía previsto declarar”, contó la familiar.

“Luciana y su pareja discutían, pero nunca se habían ido a las manos. No sé lo que pasó. Me llamaron cuando estaba trabajando. No pensé que iba a pasar esto”, agregó.

Comentarios