La campaña de Macri, sin aportes tucumanos

Juntos por el Cambio se solventó, sobre todo, con apoyo empresario.

21 Sep 2019
1

VISITA A TUCUMÁN. El presidente Macri encabezó actos el miércoles pasado. la gaceta / foto de Ines Quinteros Orio

Empresarios y funcionarios tucumanos tuvieron una participación destacada en las contribuciones para la campaña presidencial de Alberto Fernández (Frente de Todos) en las primarias de agosto. En contrapartida, el armado que lidera el jefe del Gobierno nacional, Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), no tuvo aportes de esta provincia, surge del análisis de los datos elevados por ese frente a la Cámara Nacional Electoral (CNE).

De los $ 180 millones colectados por Juntos por el Cambio para las PASO, $ 137 millones corresponden a contribuciones y donaciones privadas, según el informe oficial.

El grueso de ese monto fue girado por empresas (unos $ 110 millones), y los particulares -personas físicas- tuvieron un apoyo minoritario a la reelección del Presidente (giraron unos $ 27 millones).

En el FDT había sido a la inversa, puesto que las transferencias de ciudadanos nutrieron la mayor parte de los $ 73 millones que declaró el frente peronista para su campaña en las PASO.

¿Qué incidencia tuvieron los tucumanos en la logística electoral de Juntos por el Cambio? Según se desprende de los datos de la Cámara Nacional, ninguna. La mayoría de los 180 aportantes tienen residencia en Ciudad de Buenos Aires, en provincia de Buenos Aires o en Córdoba, sobre todo, según los registros públicos del sitio web www.cuitonline.com.

En la nómina de contribuyentes elevadas por Juntos por el Cambio no aparecen los candidatos a diputado nacional, Domingo Amaya, Lidia Ascárate, Alberto Colombres Garmendia ni Sandra Manzone. Tampoco están los representantes de ese espacio en la Cámara Baja, Facundo Garretón (PRO), José Cano (UCR) ni Beatriz Ávila (PJS), ni la senadora por la minoría, Silvia Elías de Pérez (UCR). Además, los registros arrojan un resultado nulo cuando se ingresan los nombres de otros referentes locales, como Pablo Walter (PRO). Tampoco figuran el productor agrícola Gonzalo Blasco ni el legislador Luis Bordersen (PRO), quienes habían protagonizado una polémica reciente por haber ofertado un bono de $ 5.000 a los trabajadores de sus respectivas empresas, en caso de que Macri alcance el balotaje. Por otra parte, no figuran en la nómina de contribuyentes los tres intendentes aliados a la Rosada, Germán Alfaro (Capital), Mariano Campero (Yerba Buena) y Roberto Sánchez (Concepción). Otros dirigentes que resolvieron no efectuar esos aportes son los legisladores José María Canelada, Adela Estofán y Eudoro Aráoz, de la UCR, según los registros de la Cámara Nacional Electoral.

Una cena en 2017

En la dirigencia local del espacio macrista confirmaron lo que dicen los registros de la CNE: en Tucumán, nadie hizo aportes a la campaña de Juntos por el Cambio. Las fuentes indicaron que “no hubo pedidos” desde la Casa Rosada, algo que sí sucedió en 2017, cuando el equipo de Macri vino a esta provincia para coordinar una cena en un hotel situado frente al parque 9 de Julio con el objetivo recolectar recursos, en el marco de las intermedias de ese año.

Así como en los aportes para Fernández aparecían funcionarios del gobernador, Juan Manzur, en la colecta de Juntos por el Cambio figuran algunos integrantes del gabinete presidencial. De hecho, el propio Macri efectuó una transferencia de $ 100.000, según los registros de la CNE. En el listado además están los nombres del ministro de Defensa de la Nación, Oscar Raúl Aguad, con $36.700, y el secretario de Medios, Hernán Lombardi, con $ 50.000.

Comentarios