El transporte pide un reajuste tarifario por la devaluación

Aetat solicitó analizar la ecuación económica.

14 Sep 2019
1

Un mes y medio después de que el Concejo de San Miguel de Tucumán y la Dirección General de Transporte de la Provincia subieron por segunda vez en el año el boleto, los empresarios del transporte público volvieron a pedir una suba de tarifa. Explicaron que la devaluación tras las PASO absorbió el último aumento, cuando el viaje urbano fue elevado hasta $ 24.

Desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) remitieron una nota al presidente del Concejo para solicitar una tarifa “acorde”. “Vengo a solicitar que se cumplan con las obligaciones a su cargo y consecuentemente se dé estricto cumplimiento a lo establecido en el artículo 26 de la ordenanza 400/1979 (ordenanza de Transporte) y modificatorias, y consecuentemente se fije una tarifa que sea acorde a los costos reales de explotación”, expresa un párrafo de la nota firmada por el presidente de la cámara empresaria, Daniel Orell.

En el escrito, aunque no sugieren un nuevo monto ni piden expresamente una suba, los empresarios aclaran que en los últimos años la tarifa fue fijada “políticamente”, por debajo de los costos establecidos en los estudios técnicos.

“La última ordenanza de ‘aumento de tarifa’ no fue la excepción, donde nuevamente se fijó una tarifa política totalmente insuficiente para siquiera cubrir los costos de explotación. Como es de público conocimiento, la crisis económica de la Argentina se profundiza más día a día, encontrándonos frente a un dólar inestable, que imposibilita la estabilidad de los precios, de repuestos de las unidades, de las cubiertas, del combustible. Luego de las PASO, el dólar sufrió un importante incremento que repercutió negativamente en la economía, absorbiendo totalmente el último incremento de tarifas”, agrega Orell.

Última suba del boleto

En la sesión del 25 de julio, con el voto de 13 concejales, se autorizaba el segundo aumento de tarifa de este año: viajar en colectivo aumentó un 54% desde enero, cuando el boleto en la capital estaba a $ 15.50. El primer aumento del año había ocurrido en febrero, cuando se lo llevó a $ 19.30. Los empresarios del transporte habían explicado que el valor técnico de un viaje en colectivo históricamente equivale a un dólar. Sin embargo, explicaron que debía ajustarse la cantidad de subsidios y quitas impositivas para equiparar la ecuación y que se fije una tarifa accesible para el pasaje y que permita que las empresas subsistan.

“La situación ha colocado, injustamente, a muchas de nuestras empresas al borde del quebranto y la solución no pasa por establecer tarifas políticas ni por declarar la caducidad de las concesiones buscar otros prestadores, que ante las mismas desfavorables condiciones, no tardarán en reclamar sus derechos. La solución consiste en fijar una tarifa acorde a los estudios de costos presentados y otras compensaciones o medidas. En base a los argumentos expuestos, y para garantizar el sostenimiento del servicio, pedimos que se haga lugar al pedido y se fije una tarifa producto de un razonado estudio de los reales costos de explotación”, cierra la nota de Orell.

Consultados por la presentación, la cámara empresaria negó que hayan solicitado ajustes de tarifa. “No se trata de un pedido de aumento, no formulamos ningún pedido de aumento. Presentamos una nota donde objetamos, alertamos, decimos que el tratamiento que se le da a la tarifa y a los subsidios por parte del Estado es erróneo. No están garantizando la ecuación económica, como exigen las ordenanzas y leyes provinciales. Entendemos que en esta situación de crisis económica, política y social tenemos que esperar a ver el desenlace de la economía. Con todas las dificultades existente estamos prestando el servicio por nuestra responsabilidad contractual y social”, explicó Jorge Berretta, vicepresidente de Aetat, a este diario. Agregó que aguardan por el llamado de la comisión de Transporte de la Legislatura para arribar a soluciones de fondo para el sector.

La postura de los empresarios del transporte

1- Aetat envió al Concejo Deliberante una nota pidiendo que la tarifa de colectivos sea razonable, para que se sostenga la actividad: también pidieron discutir los subsidios y las exenciones impositivas para el sector.

2- Los empresarios aclaran que sus firmas están en una situación de “quebranto”, porque el monto de los subsidios -inequitativos en comparación a los fondos para Buenos Aires- no se actualiza desde hace años.

3- En la nota, Aetat no solicita que se lleve el valor del boleto a ninguna cifra, pero sí que se dejen de aplicar tarifas “políticas”, que generan una brecha entre el valor del boleto y los costos reales del transporte.

4- Berretta cuestionó que mientras se liberó el precio del gasoil para las empresas del interior (el litro de Euro-5 ronda los $ 58), las firmas porteñas continúan pagando el gasoil subsidiado por la Nación, a $ 20.

Comentarios