Señales positivas en San Martín tras la vuelta al triunfo

Con Riestra el equipo mostró cosas interesantes; el desafío será mantenerlas en el tiempo.

10 Sep 2019

“Estamos rearmando un buen grupo. Pero el fútbol de hoy te va llevando al resultado, igualmente sabíamos que estábamos por el buen camino”. La frase de Sergio Gómez pos victoria sobre Riestra marca que el cuerpo técnico “santo” se mantiene en una misma línea. No se va tan arriba cuando el equipo logra su cometido, ni cae en pozos de depresión cuando las cosas no salen de la manera que esperaban.

Lo cierto es que el domingo, más allá de ese 2-0 seco, sólido y convincente con el que San Martín se sacó de encima al incómodo equipo de Villa Soldati, el equipo mostró varios puntos saludables en este proceso en el que intenta toparse con su mejor versión.

Una vez más, el nuevo modelo demostró que su mayor virtud es la solvencia defensiva; algo que sólo no pudo mostrar durante su excursión a Junín, adonde llegó con varias bajas en ese sector y que tiraron abajo lo que se venía construyendo. Pero en cambio, el domingo el mensaje que salió desde el terreno es que todo marcha sobre rieles en defensa.

Ignacio Arce no fue demasiado exigido pero volvió a mostrarse seguro en los centros que llegaron a su área. Además, una vez más, fue decisivo con sus saques; esta vez dio inicio al 2-0. La última línea también mostró lo suyo; Pier Barrios demuestra a cada partido que es uno de los mejores del equipo. A su eficiencia en la marca, de a poco le va agregando escaladas ofensivas, que en esta ocasión se tradujeron en un gol. Rodrigo Moreira y Abel Luciatti tuvieron un partido casi perfecto, mientras que Lucas Diarte va sumando minutos y de a poco comienza a afianzarse.

En el medio, Juan Mercier es el mejor. Siempre bien parado, hace bien los relevos y además se anima a pasar al ataque, tratando de poner pases filtrados a los delanteros. Mientras que en esta ocasión resultó productiva la sociedad Gonzalo Rodríguez-Matías Fissore-Nicolás Castro-Fernando Brandán. Ellos generaron desequilibrio y buen juego, pero también se acomodaron bien a la hora del retroceso.

Por último, lo de Luciano Pons es para aplaudir. “Lucho” no da pelota por perdida y es una piedra en el zapato para cualquier defensa. Pelea hasta que consigue lo que busca, el gol, y lo hace muy a menudo. Lleva seis gritos con la camiseta “santa” en 17 juegos, de los cuales en sólo 12 fue titular.

Pero así como las individualidades van solidificando la estructura del equipo, el San Martín de Favio Orsi y Sergio Gómez se adapta bien a las diferentes situaciones. El domingo superó casi sin despeinarse un juego de esos que suelen ser el karma “santo”. Históricamente San Martín sufría cuando los rivales lo esperaban tan atrás y, a este último juego, lo resolvió fácil. “Luego del amistoso contra Gimnasia de Jujuy había dicho que este equipo tiene diferentes facetas y se adapta a cualquier circunstancia. Reponerse de una caída es muy bueno; estamos orgullosos del plantel”, aseguró Gómez. En tanto, Orsi agregó detalles de la inteligente estrategia que plantearon. “Desde que llegamos, siempre hemos dicho que este es un torneo muy difícil y donde debemos tener la virtud de adaptarnos a cada rival. Hace rato que trabajamos en la categoría y sabemos que el equipo que se adapte convenientemente al rival de turno es el que termina sacando diferencias. Es por eso que hicimos este juego, tratando de anular los puntos fuertes del rival”, aseguró.

Que Riestra se haya mostrado tan vulnerable no es porque sea un equipo para minimizar. De hecho, había llegado a La Ciudadela invicto, como uno de los líderes de la zona B y con tan solo un gol en contra. Por eso, saber controlar a los “rapiditos” que tiene del medio hacia adelante, desbordarlo constantemente en base a mucha movilidad y evitar distracciones que pudieran haberle generarle contragolpes en contra, fueron las virtudes de un San Martín que ahora comenzará a mirar el futuro con otra cara.

Para el duelo contra Chacarita, los entrenadores recuperarían a casi todos los lesionados y, de esa manera, tendrían a disposición a Luis Aguiar, Claudio Mosca e Ignacio González Brazeiro, tres futbolistas que pueden ser importantes en la generación de fútbol. Allí nacerá un lindo “problema” para los DT; pero mientras siga mostrando solidez e inteligencia, el “Santo” caminará sin culpas por este torneo.

Claudio Mosca

Aclaración

En la previa al duelo del domingo se había generado un revuelo porque los DT decidieron no dar a conocer la nómina de concentrados. Y luego del triunfo, explicaron la situación. “No hacemos nada en contra de nadie. Pero hay veces que a nosotros nos esconden los equipos hasta minutos antes de un partido. Eso no cambia nada, pero buscamos lo mejor para San Martín”, explicó Sergio Gómez.

A trabajar

A las 16.30, en el complejo “Natalio Mirkin”, el plantel iniciará la semana de trabajo pensando en Chacarita. Claudio Mosca (foto) está recuperado del desgarro en su isquiotibial y podría comenzar a trabajar con normalidad.

Comentarios