Sánchez vuelve a jugar como titular en Atlético

Un “Oso” armado de paciencia.

01 Sep 2019
1

LISTO. Sánchez, que jugó el amistoso ante Cerro Porteño en Paraguay hace unos meses, volverá a ser titular ante Arsenal. la gaceta / foto de hector peralta

Pocos deportistas con tan escaso tiempo de acción pueden ser tan influyentes en un deporte como lo son los pateadores del fútbol americano. No son parte de la formación de ataque ni de la defensiva (son dos diferentes). Simplemente entran para patear a los palos: ya sea para hacer un gol de campo o conseguir el punto extra de un touchdown. Así, con segundos en el campo, se han definido infinidad de partidos y hasta campeonatos. A favor del pateador por su precisión, y en contra, en su defecto.

Algo similar sucede con Alejandro Sánchez. El arquero que llegó al club hace más de dos años, hoy jugará su partido número 14 en el club y aún así tiene momentos tan coleccionables como complicados en ese corto tiempo en el arco.

Sólo 14 partidos de más de 70 en los que estuvo disponible. En todos, esperando detrás de Cristian Lucchetti o Augusto Batalla, en su momento.

“¿Cuál fue mi último partido? Que buena pregunta”, reacciona el paciente Sánchez ante la consulta de LG Deportiva. Inmediatamente contesta: “Contra Gremio entrando después de la expulsión de Lucchetti. Y de titular contra Libertad, por la lesión de Batalla”.

Expulsiones, lesión, expulsiones, lesión. Lamentablemente para él esa fue la única ecuación posible para que el “Oso” jugara en Atlético. Mucho más con un Lucchetti desesperado por jugar absolutamente todos los partidos. Claro, como cualquier otro lo estaría. “Es un puesto complicado pero hay que estar preparados para hacer bien las cosas y ayudar al equipo. Estar a disposición cuando tenga que salir un compañero”, comenta Sánchez.

Más que dispuesto estuvo Sánchez en noviembre de 2017, cuando Lucchetti rompió los tendones de uno de sus hombros en plena semifinal de Copa Argentina y tuvo que salir a ocupar el arco en Formosa. No sólo aguantó el cero durante los 90 minutos sino que atajó dos penales decisivos en la serie de penales que clasificó al equipo a la final y (como River estaba del otro lado) a la Copa Libertadores 2018.

“Cada partido es un examen que hay que rendir. Tenés que estar a un 100% y saber que esto es competencia pura y de máximo nivel”, confiesa el porteño. Aquel examen en Formosa fue aprobado y con nota alta. Distinto fue el caso en ese partido que él mismo recuerda como el último que jugó de titular: ante Libertad en Asunción.

Atlético se jugaba allí la clasificación a los octavos de final de la Libertadores. La misma que él había ayudado enormemente a clasificar meses atrás. Un error de Gabriel Risso Patrón antes del entretiempo, obligó al arquero a salir apresurado, cometió una falta grave y terminó siendo expulsado.

“Era una falta necesaria pero me mantuvo bien y preparado durante todo este tiempo”, recuerda. Claro, con Franco Pizzicannella en su reemplazo, el equipo consiguió el objetivo y Sánchez respiró. Respiró y aguardó por una nueva chance que llegará hoy, desde las 11 en el Monumental. ¿La razón? Una nueva lesión de Lucchetti. No la mejor pero, a fin de cuentas, lo deja en el lugar en el que quiere estar y demostrar: el arco.

“En estos momentos, Atlético necesita ganar como sea. Y uno tiene que estar preparado y consciente de lo que nos jugamos ante Arsenal. Preparado para dar todo y ayudar al equipo”, explica. Como un pateador aguarda en el fútbol americano, a que se presente una situación de patada. Así aguarda el “Oso” y hoy tendrá su chance. Más que de patear, de evitar las patadas que le hagan.

Comentarios