“Doble moral”: la réplica de Brodersen al radical Argañaraz por el "efecto Blasco"

El legislador criticó al concejal, aliado a Alfaro.

29 Ago 2019

La polémica por la oferta de $5.000 de empresarios que apoyan al presidente, Mauricio Macri, abrió una “grieta” impensada en la propia alianza opositora.

El legislador macrista Luis Brodersen (PRO-Cambiemos) replicó los dichos del concejal capitalino José Argañaraz, que es interventor de la Unión Cívica Radical (UCR), además de aliado político al espacio que lidera el intendente de la Capital, Germán Alfaro (PJS). “Es lamentable bajo todo punto de vista”, había dicho Argañaraz a LA GACETA con respecto al bono “pro-Macri” que ofrecen empresarios a sus trabajadores. Además, el radical había comparado la situación con la entrega de subsidios de la Provincia -en el Hipódromo y en sucursales bancarias- en los meses previos a los comicios locales.

Brodersen, en un texto enviado a este diario, señaló que “no esperaba otra cosa que mentiras, doble discurso e hipocresía del oficialismo tucumano”. “Esa es la forma en que se manejan desde que llegaron al poder”, advirtió. Agregó que, sin embargo, no aguardaba cuestionamientos dentro de la alianza que integra. “Esa actitud, en alguien que se dice opositor, no hace más que revelar por qué le resulta tan fácil ganar elecciones al kirchnerismo tucumano”, indicó Brodersen. “Escuchar al concejal alfarista Argañaraz equiparar el aporte privado a la campaña con el descarado clientelismo que ejerce el PJ no hace más que equipararlo al oficialismo gobernante en la provincia”, detalló. Y agregó: “me parece que lo del Hipódromo se parece más bien al ‘Camión de Germán’, ese que en Año Nuevo usaron para arrojar cajas con comida a los pobres que corrían desesperados tras el vehículo”. Y destacó que no había escuchado al concejal “condenando ese vergonzoso acto de clientelismo”. “Claro que, en el caso del camión, se ven afectados intereses de sus jefes y socios políticos, que nunca se negaron a cobrar los gastos sociales, y nunca rindieron cuenta de ellos, señaló Brodersen.

El macrista sumó cuestionamientos hacia Argañaraz. “Esa es la doble moral que reduce a la oposición política de Tucumán a una lamentable caricatura. Todos se rasgaron las vestiduras cuando las valijas salieron del Banco del Tucumán antes de las elecciones de 2015. Pero los que ya habían cobrado nunca devolvieron y los que siguieron, pasaron contentos por ventanilla”, remarcó el legislador del PRO. Aseveró luego que esto se llevó a cabo “siempre con el dinero de la gente”. “(Es todo) a costa del esfuerzo de y la confianza de quienes dicen defender. Supongo que eso debe hacer que sea más fácil criticar a quienes estamos dispuestos a jugarnos para cambiar la realidad de Tucumán”, afirmó Brodersen.

Comentarios