Desde Nación rechazan el tren elevado para Tucumán y proponen un Metrobus

Ascárate considera que el anteproyecto de Tafí Viejo sobredimensiona la escala de pasajeros.

26 Ago 2019 Por Martín Soto
1

CUESTIONADO. Ascárate consideró que el tren generaría contaminación visual y ambiental en la Mate de Luna.

El anteproyecto de un tren elevado metropolitano que presentó la Municipalidad de Tafí Viejo despertó curiosidad y entusiasmo. Los intendentes del Gran San Miguel de Tucumán se interiorizaron al respecto y expresaron su apoyo al intendente Javier Noguera. La iniciativa, con tres líneas y 57 kilómetros de vías, ya fue presentada incluso ante la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), para que sea revisada en pos de formalizar un estudio técnico completo. Sin embargo, desde la Nación consideraron que se trata de un proyecto sobredimensionado que no contempla la escala de pasajeros.

“Las soluciones tienen que tener la escala de los problemas que deben resolver; si no, es como querer matar cucarachas con misiles”, ironizó José Ricardo Ascárate, subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano.

El funcionario nacional, que enseña en la cátedra de Diseño Vial de la UNT, explicó que la solución a los problemas que hay en el transporte público deben ser en función de la demanda. En ese sentido, indicó que un sistema metropolitano de transporte con colectivos, conocido popularmente como Metrobus, sería el adecuado para el Gran Tucumán.

El sistema actual, a tope

Ascárate argumentó que, según documentación del Banco Mundial, un tren elevado se diseña en ciudades a partir de las 20.000 o 25.000 personas por corredor en hora pico en todo tipo de vehículos. Y, según un estudio de transporte en el área metropolitana realizado hace ocho años, durante la gestión del intendente Domingo Amaya, por corredor se calculaba unos 6.500 pasajero por hora. Y que incluso, actualizando ese promedio, no debe superar las 8.000 personas. De todos modos, coincidió en que el sistema de ómnibus con calles compartidas con autos particulares llegó a un tope.

“Estamos en una escala por debajo de ese promedio. Hasta 10.000 o 15.000 personas lo que se utiliza es el Metrobus, que son calles exclusivas de circulación que se habilitan sólo para líneas de ómnibus. Hay que fijarse en ciudades que son más grandes que Tucumán. Ni Córdoba, Rosario o Mendoza tienen un tren elevado. ¿Por qué vamos a hacer la solución descabellada en vez de hacer lo que realmente podemos?”, reflexionó el funcionario nacional.

El integrante del Plan Belgrano dijo que se podría realizar un Metrobus similar al que tiene Buenos Aires en distintas avenidas. Además -dijo- se podrían designar calles del centro exclusivas para transporte público y sumar ómnibus con fuelle, que transportan entre 150 y 200 pasajeros. Estos cambios, según sus cálculos, serían suficientes para cubrir la demanda a 20 años. También dijo que este sistema tendría un valor de hasta un millón de dólares por kilómetro contra los U$S 16 millones del tren elevado.

En 2017, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, había anunciado el Metrobus para Tucumán. Ascárate afirmó que la Provincia no respaldó la iniciativa y que los municipios no entregaron su parte del proyecto.

Avenidas con techo

Ascárate recordó también que la Facultad de Arquitectura “bochó” un proyecto de tren elevado por la avenida Mate de Luna que era impulsado por el entonces intendente Rafael Bulacio. “Le dijo que no por la contaminación visual y ambiental. Imaginate el lugar más caro de la ciudad con un techo arriba, con dos trenes yendo y viniendo, y cada cuatro cuadras dos techos para las estaciones. Es como ponerle un techo a la avenida Mate de Luna y Aconquija; es monstruoso. La pregunta es para qué si tengo unos 5.000 pasajeros por hora por sentido”, opinó.

Comentarios