Telegrama de gobernadores para la Casa Rosada

Las provincias le reclaman al Presidente una compensación por el impacto negativo de las medidas que implican baja y quita de impuestos coparticipables.

22 Ago 2019 Por Marcelo Aguaysol
4

PREOCUPACIÓN DE LOS MANDATARIOS. Los distritos del interior piden a la Nación una compensación cercana a los $ 30.000 millones hasta fin de año. télam

El documento que los gobernadores firmaron ayer en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) fue una suerte de telegrama enviado directamente a la Casa Rosada. Y fue muy duro al analizar los adjetivos usados en su redacción. Los 19 mandatarios presentes y representados en el encuentro arrancaron el texto diciendo que, si bien no están en contra de medidas que impliquen una mejora en la situación económica de la sociedad, a renglón seguido calificaron como inconsulta y unilateral la batería de anuncios formulados, tras las PASO, por el presidente Mauricio Macri.

Los mandatarios hablaron de “un despojo de nuestros recursos”, que coloca a las provincias “en una grave situación de desfinanciamiento”. De hecho, los documentos difundidos en días previos y atribuidos a la Comisión Federal de Impuestos, señalan que las jurisdicciones en su conjunto perderían cerca de $ 29.000 millones hasta fin de año por efecto de la quita de impuestos coparticipables. En el caso tucumano, el cálculo fue de unos $ 1.310 millones. Quieren que la compensación sea a través de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) o de más participación en los ingresos por exportaciones.

Sin embargo, desde el Gobierno nacional argumentan que el costo fiscal es inferior, casi marginal, del orden de los $ 3.000 millones, de los cuales unos $ 153 millones corresponderían a Tucumán. Los gobernadores no aceptan esta hipótesis. Consideran que la Nación realiza cálculo en base a suposiciones, al afirmar que lo que se quita por un lado (para favorecer al conjunto de la sociedad) se los devuelve por otro, con una mejor recaudación por incremento de consumo. Además, todos los mandatarios, incluido el tucumano Juan Manzur, advirtieron que están dispuestos a acudir a la Justicia para evitar una reducción de los fondos de coparticipación federal. De hecho, el documento alerta sobre esa situación, al sostener que, si bien la Nación puede dar paliativos a la sociedad, “no puede disponer inconstitucionalmente de recursos que son de las provincias, tanto por el presupuesto en ejecución como por el pacto fiscal, y en forma arbitraria”.

El gobernador de Salta y precandidato a vicepresidente de Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey, sostuvo que “hemos acordado un documento común donde solicitamos al Gobierno Nacional que se retrotraigan las medidas anunciadas” y “ratificamos la importancia de que no disponga de las recursos que son de las provincias”.

“Seguimos dispuestos al diálogo y queremos que los recursos de cada una de las provincias sea respetado por el gobierno nacional”, dijo y advirtió: “si no tenemos respuesta de parte de las autoridades iremos a la Justicia”.

“Si bien estamos supeditados a lo que plantea el gobierno, tenemos un plan de acción que tiene que ver con garantizar los derechos de las provincias porque tenemos la obligación institucional de preservar esos recursos”, aseguró Urtubey. Destacó que “a más tardar, la semana que viene, vamos a estar viendo cómo continuar”.

La letra

El documento señala que las jurisdicciones están en “grave peligro de no poder afrontar los gastos corrientes” lo que amenazará con “la paz social” por las “malas políticas económicas y financieras de las que las provincias no tenemos ninguna responsabilidad”.

Califican además de “arbitraria y perjudicial” las medidas y sostienen que dejan a las provincias al borde de una “crisis” que las obligaría a tomar acciones de tipo “excepcional” lo que “agravaría la situación del país”.

Además de Manzur y de Urtubey, del encuentro participaron los gobernadores de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Santa Fe, Miguel Lifschitz; de La Pampa, Carlos Verna; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de San Juan, Sergio Uñac; de Misiones, Hugo Passalacqua; Urtubey, y el vicegobernador de Santa Cruz Pablo González, entre otros.

Por su parte, Passalacqua dijo: “no vinimos a patalear sino a buscar soluciones” y planteó también que la defensa de los recursos de los provincianos se produce porque sino “estaríamos incurriendo en incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”.

El gobernador de Río Negro dijo que “las regalías bajarían 1.000 millones de pesos de acá a fin de año por lo que seguramente vamos a pedir una compensación” y ratificó que Neuquén y Río Negro pidieron ante la justicia declarar “inconstitucional esta decisión” sobre el combustible.

En tanto, Lifschitz señaló que “las medidas son electoralistas y traerán algún alivio transitorio para la clase media y los trabajadores con el objetivo de mejorar el rendimiento del oficialismo. Se tomaron al calor de los resultados electorales sin medir las complicaciones que generan a las provincias”, consignó la agencia Télam.

El armador

El gobernador Juan Manzur viene trabajando codo a codo con el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández. De hecho, el tucumano se convirtió en una suerte de armador del espacio para reconstituir la liga de gobernadores del PJ. Ayer fue uno de los organizadores de la cumbre de mandatarios (se extendió a otros partidos) que reclaman una compensación al Gobierno nacional. Manzur se quedó en Buenos Aires. Anoche cenó con un grupo de empresarios y hoy acompañará a Fernández a la tercera edición del Seminario Democracia y Desarrollo de Clarín, que se realizará en el auditorio del Malba. En ese encuentro es posible que no sólo se cruce con el ex presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, sino también con Mauricio Macri, que cerrará el ciclo del diario de tirada nacional.

El ausente

Llamó la atención la ausencia del gobernador de Córdoba en la cumbre que se realizó en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). En la firma del crítico documento contra las medidas del Gobierno nacional, lo reemplazó el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano. Algunos mandatarios justificaron su ausencia en cuestiones vinculadas con un tratamiento de salud. Sin embargo, Schiaretti había anticipado que no acudiría a la cita. Incluso se mencionó que el gobernador de la provincia mediterránea había decidido mantenerse en terreno neutral, es decir, no mostrar apoyos ni a la candidatura de Alberto Fernández (Frente de Todos) ni a la postulación de Mauricio Macri (Juntos por el Cambio). De acuerdo con las proyecciones de la Comisión Federal de Impuestos, las medidas anunciadas por la Nación implicarían una merma de unos $ 3.000 millones en los recursos previstos que se girarán a Córdoba hasta fin de año.

El intermediario

Mientras los gobernadores elaboraban el documento contra las medidas nacionales, en la sede de la Comisión Federal de Impuestos se desarrollaba otra cumbre, la de los ministros de Economía de las provincias. Allí sí participaron funcionarios nacionales. El interlocutor fue el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli (segundo desde la izquierda), quien fue acompañado por el subsecretario de Relaciones con Provincias, Paulino Caballero. Los ministros provinciales lo consideran como uno de los interlocutores con mejor trato hacia los distritos del interior. “Prometió analizar los planteos y contestar dentro de una semana algunas de las peticiones de las provincias”, dijo a LA GACETA uno de los participantes de esa cumbre. Los funcionarios provinciales creen que la solución llegará desde Interior más que desde Hacienda.

Comentarios