La noche en que “Bebé” renovó su idilio con el hincha

31 Jul 2019
1

CONFIANZA. Acosta se ilusiona con volver con el triunfo desde Santiago. la gaceta / foto de hector peralta

Dentro de la tristeza que implicó la caída en el debut ante Central, Guillermo Acosta no ocultó su felicidad por haber vuelto al Monumental, su casa, luego de su efímero paso por Lanús.

La primera muestra de cariño que le dio el hincha fue cuando ingresó junto al plantel para realizar el precalentamiento. Sin embargo, la mayor emoción la vivió cuando a los 11 minutos del complemento, el técnico Ricardo Zielinski lo mandó al campo de juego en lugar de José Luis Fernández. Desde los cuatro costados empezó a bajar el canto de “ole, ole, Bebé, Bebé”, que fue música para sus oídos. Fue el reencuentro soñado luego de una corta experiencia por la entidad “granate”, a la que no pudo adaptarse.

En contacto con LG Deportiva, el mediocampista oriundo de Alderetes reflejó las emociones que sintió a la hora de renovar su idilio con la hinchada “decana”. “¡Cómo no voy a estar contento, si regresé a mi casa! Lamentablemente, no pude aportar lo suficiente para que lográramos el triunfo, o al menos un empate”, señaló “Bebé”.

Sobre su paso por Lanús, Acosta señaló: “para nada estoy arrepentido de la decisión que tomé en ese momento. Mi paso por ese club lo tomó como una linda experiencia, una más de las tantas que sumo en mi carrera profesional. No tuve la chance de jugar mucho ahí, pero tuve la dicha de conocer personas que me dieron todo su afecto. Si decidí regresar a Atlético es porque quería jugar más”.

En el aspecto personal, Acosta reconoce que tendrá que trabajar duro para reencontrarse con su mejor versión. “Estar con la gente que quiero y cerca de mis seres queridos será clave para apresurar ese proceso, por el bien del equipo y mío”, se explayó.

El sábado, a las 17.45, en el estadio “Adolfo Terrera” y con el arbitraje de Pablo Echavarría, los “Decanos” visitarán a Central Córdoba de Santiago del Estero, por la fecha 2 de la Superliga. Los dos equipos llegarán a este compromiso con el antecedente de haber perdido ante sus pares rosarinos Newell’s y Central, respectivamente. Esto, unido a la histórica rivalidad entre el fútbol tucumano y el santiagueño, lleva a pensar que será un encuentro plagado de emociones entre dos equipos que buscarán su primer triunfo. “Será una linda chance de empezar a encontrarnos más en la cancha y tratar de volvernos con los tres puntos a casa”, finalizó.

Comentarios