Amato, Solari y el “Pulguita”: la historia detrás de la “Apología decana” - LA GACETA Tucumán

Amato, Solari y el “Pulguita”: la historia detrás de la “Apología decana”

Las paredes de los alrededores del Monumental fueron intervenidas por los hinchas. El hijo de Amato participó de la movida.

29 Jul 2019 Por Edu Ruiz

Un poco de pintura, un toque de arte y mucha pasión. Esas son los tres condimentos con los que trabajó un grupo de hinchas de Atlético para cocinar lentamente la "Apología decana". Así se denominó a la pintada de murales en los alrededores del estadio Monumental "José Fierro" en las horas previas al debut ante Rosario Central por la nueva temporada de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF).

La movida estuvo a cargo de la “Comisión del Hincha, Somos Tucumán”, que durante el fin de semana hizo la intervención artística en las esquinas del barrio que alberga al “Gigante del norte”. Fueron siete los murales que se pintaron en 48 horas, pero el trabajo había comenzado días antes con la recaudación de fondos para comprar las herramientas.

PASIÓN. Unas de las frases que eligieron los fanáticos

"La idea era que cualquier hincha pueda hacer su mural. Juntamos plata vendiendo pines a $ 50 y compramos los materiales. Con la colaboración de los 'decanos' nos pusimos manos a la obra y durante el fin de semana los terminamos. Pudimos ganar algunas de las esquinas que están cerca del mejor lugar del mundo", explicaron los organizadores a LA GACETA.

Los chicos aseguran que sus nombres no importan. Es una obra para disfrute la gente de Atlético y para que el mensaje llegue, porque el club no se reduce a 90 minutos. Por eso la apología del amor por los colores. "Buscamos ir más allá y que la gente empiece a sentir el clima de fiesta desde que empieza a acceder al estadio. No es la primera vez que lo hacemos y tampoco será la última", comentaron.

Un invitado especial

"Seguro que alguien me tenía entre brazos". La frase es del heredero de Mauro Amato, quien el 19 de septiembre de 1999 terminó de meterse en el corazón de Atlético. En esa tarde de sol, el delantero platense marcó el agónico 3 a 2 ante San Martín en La Ciudadela. Fue el día más feliz de su vida como futbolista, según se encargó de confesarlo años más tarde.

Pero la felicidad había comenzado 195 días, con el nacimiento de Eneas Amato Reynoso, quien no disfrutó de la jugada en la que el atacante mandaba la pelota al fondo del arco pese al agarrón del santiagueño Carlos Díaz y la desesperada salida del arquero Luis Quiñones. Sin embargo, el joven de 20 años hoy puede disfrutar del cariño que generó su padre.

UNA IMAGEN CONOCIDA. Eneas junto al dibujo de su papá, Mauro Amato.

Eneas anduvo de mochilero por Perú, Chile y las provincias del norte. El sábado llegó a Tucumán para ser parte de la apología. “Pablo Carrizo, un loco que conoce a mi viejo, me llamó para invitarme. Me encantó la idea y me mandé. Yo me dedico a hacer tatuajes y a pintar”, contó. Con la brocha y los aerosoles, intervino dos paredes. La primera con una frase que suele usarse en las tribunas decanas: “25 está de fiesta”. La segunda fue una de su papá, la del festejo del gol al “Santo”, un grito que se convirtió en una imagen icónica para el fútbol tucumano.

ARTE. El diseño que eligió Eneas para su primer mural.

Lo que llamó la atención fue la frase que acompañó al dibujo: “El gol es de mi papá y la foto es de mi mamá”. "Mi vieja (Cecilia Reynoso) tenía que aparecer. Siempre se habla de ese festejo pero no de quién fue la que le sacó la foto. Esa parte no se cuenta y fue sumarla a esa hermosa historia", le dijo Eneas a LA GACETA.

“Estoy disfrutando de unos días en Tucumán y hoy iré a la cancha. Es muy loco lo que dejó mi viejo en Tucumán. Me flashea que haya tantos chicos que se llamen Mauro Javier en honor a mi viejo. No lo puedo creer. Es muy loco”, agregó.

El “Indio”, el “Pulga” y el “Laucha”

Jorge "Indio" Solari fue otro de los personajes elegidos para que aparezca en las paredes. El hombre que había anticipado que el gigante alguna vez se iba a despertar no podía estar ausente. La peña de Yerba Buena fue la que llevó adelante la propuesta y  acompañaron la pintura con una frase sarmientina: "Honor y gratitud al gran maestro".

EL MAESTRO. Solari también fue homenajeado.

El pincel que dibujó al “Indio” fue de Mariano Rivadaneira, quien también tuvo tiempo para hacer otro de Luis Miguel “Pulguita” Rodríguez, otro de los emblemas que aparece sobre el pasaje Atlético, a pocos metros de la tribuna que da a la calle Chile.

MANOS A LA OBRA. Los hinchas pasaron el fin de semana pintando a los ídolos.

Enzo Bulacio, uno de los integrantes de la peña de la “Ciudad jardín”, comentó que quedó pendiente la del arquero Cristian Lucchetti. “Falta la del ‘Laucha’, que seguramente la terminaremos el jueves a la noche”, indicó.

El arte callejero conduce al “José Fierro”, ese lugar donde hoy los hinchas le pondrán fin a la abstinencia futbolera. La cita es a las 21.10, pero las paredes de las calles ya muestran la pasión y el amor por los colores.  

Comentarios