Manzur propone que el proyectado Centro Cívico se llame “Arquitecto César Pelli”

El gobernador evocó al ilustre tucumano y dijo que la iniciativa del Ejecutivo fue una de sus últimas obsesiones laborales.

20 Jul 2019
1

EN LOS POCITOS. El diseño del Centro Cívico fue uno de los últimos proyectos en los que trabajó César Pelli.

“Se ha ido un grande, un hijo dilecto, pródigo, de Tucumán y de la Universidad Nacional de Tucumán; ese hombre que siempre tenía una sonrisa disponible; un entusiasta, una persona que, pese a su edad, siempre tenía un proyecto disponible”. De esa manera, el gobernador Juan Manzur recordó ayer al arquitecto César Pelli. El mandatario, que en varias oportunidades visitó al profesional en Nueva York, resaltó que Pelli seguía trabajando en el diseño del Centro Cívico de Tucumán. “Era una de sus obsesiones, dejar un legado en su propia tierra, como un emblema para el que propongo que se llame Arquitecto César Pelli”, indicó.

La obra se construirá en Los Pocitos. La incógnita sobre cuál sería el futuro del mega emprendimiento fue despejada por el arquitecto Ricardo Salim, a cargo de la Unidad de Reconversión del Espacio Público. “Fue el único proyecto que Pelli siguió atendiendo personalmente hasta la semana pasada -explicó Salim-. Estamos en la etapa final, haciendo la parte técnica, pero todo el diseño lo hizo él. Ahora, con seis grupos de asesores y otros tres que se van a sumar, estamos resolviendo todos los detalles constructivos, dónde se van a ubicar las instalaciones complementarias, los ascensores, etc.”

Salim recordó que hace tres meses Pelli se había retirado del estudio porque sufrió una fractura y se quedó en su casa, pero siguió atendiendo este proyecto. “Estamos entrando en la tercera etapa. Tenemos una reunión el jueves en la Casa de Tucumán en Buenos Aires y en permanente contacto con Rafael Pelli, su hijo. El proyecto sigue”, remarcó. Y puntualizó que una vez al mes hay reuniones de trabajo con los equipos a cargo del tema. “El concepto de todo el edificio ya está, ahora estamos resolviendo cuándo nos van a entregar los planos. El proyecto tiene un gran nivel de desarrollo -destacó Salim-. El 4 de mayo comenzó la etapa final y el 4 de junio nos mandaron la primera parte. Son 150 planos más o menos”.

“Le interesaba no solamente la obra edilicia (del Centro Cívico), sino también le daba mucha relevancia al paisaje, a la conservación de la fisonomía de la selva de yungas, que es propia de Tucumán -explicó-”. “Yo siento su muerte como la de alguien de la familia. Lo conocí en 1971, fue profesor mío en la Universidad de California, y nos encontramos en una bienal, muchos años después de que la iniciativa del Centro Cívico quedó trunca, en 2001. Me preguntó cuándo retomaríamos el proyecto. Le interesaba mucho”, finalizó.

Comentarios