Nueve propuestas para las vacaciones de invierno en la Reserva de Horco Molle

Un taller para niños curiosos. O clases de origami para todas las edades. O yoga en medio de la naturaleza. O senderismo. Esas son solo algunas de las actividades con las que la Reserva y el Jardín Botánico de Horco Molle se preparan para darle la bienvenida a julio.

10 Jul 2019 Por Soledad Nucci
2

ITINERARIOS. En el Jardín Botánico y en la Reserva de Horco Molle, el trabajo de conservación se acompaña con programas educativos y actividades para las familias. FOTOS LA GACETA/JOSÉ NUNO

En el Jardín Botánico de Horco Molle hay 240 especies de árboles y arbustos. Toda esa diversidad se reproduce en las 89 hectáreas que lo conforman y convierten en uno de los jardines más grandes de la Argentina. 

Además, se han contabilizado 184 especies de aves; 57 especies de hongos, líquenes y musgos; 40 especies de hierbas y 33 especies de mariposas. Y ni hablar de los ocelotes, hurones, corzuelas, comadrejas y zorros que, tras una lluvia, dejan sus huellas en el barro. 

Agendá estas propuestas para recorrerlo, con amigos o en familia, en las primeras semanas de julio. En todos los casos, las actividades se suspenden por lluvia.

1- Visitas guiadas

Descripción: la recuperación de la flora y la fauna nativa es el leitmotiv de la Reserva y Jardín Botánico de Horco Molle. Estos recorridos le ofrecen al visitante la posibilidad de conectarse con ese medio ambiente.

Días y horarios: todos los días de julio, con reservas.

Costo: $ 110.

2- Origami

Descripción: el proyecto internacional denominado “Pétalos de la Paz” cuenta la historia de una flor de loto, e invita a las personas de todas las edades a hacer flores de de papel. Esta actividad forma parte de ese movimiento.

Días y horarios: jueves 11, 18 y 15 de julio, a las 15.

Costo: a voluntad.

3- Senderismo

Descripción: actividad deportiva que consiste en recorrer los senderos del jardín botánico de Horco Molle. Por su baja dificultad, resulta ideal para ser realizada en familia. Es necesario hacer reservas.

Días y horarios: viernes y sábados, por la mañana.

Costo: $ 100.

4- Exploradores

Descripción: este taller está destinado a niños de entre seis y 12 años, que quieran aprender sobre plantas, aves, hongos, mariposas y mamíferos que habitan en estos predios. Incluye un jugo y un alfajor.

Días y horarios: miércoles 10, 17 y 24 de julio, a las 15.

Costo: $ 110.

5- Observación de aves

Descripción: el avistamiento de aves en su entorno natural se realiza de tal modo que la presencia humana no interfiera en la vida natural, explican los biólogos de la Reserva. Se pueden tomar fotografías.

Días y horarios: todos los días de julio, con reservas.

Costo: $ 110.

6- Viverismo

Descripción: con esta oferta (apta para todo público), los biólogos del Jardín Botánico pretenden que cada vez más personas conozcan y aprendan a propagar las especies nativas de nuestra selva de yungas.

Días y horarios: todos los días de julio, con reservas.

Costo: $ 110.

7- Yoga

Descripción: abordar las diferentes técnicas de meditación en la naturaleza del jardín botánico de Horco Molle puede resultar una experiencia relajante y motivadora. Amerita una clase de prueba, al menos.

Días y horarios: viernes 12, 19 y 26 de julio, a las 16.

Costo: a voluntad.

8- Danza y yoga

Descripción: recuperar las danzas circulares y colectivas es generar espacios de reencuentro, de alegría y armonía. Al menos eso piensan los organizadores de esta actividad, que además se combina con el yoga.

Días y horarios: sábados 13, 20 y 27 de julio, a las 16.

Costo: a voluntad.

9- Falun dafa

Descripción: esta propuesta consiste en una disciplina espiritual que se basa en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. Combina la meditación con esos ejercicios de filosofía moral.

Días y horarios: jueves 11, 18 y 25 de julio, a las 17.

Costo: a voluntad.

¿Sabías qué?

La Reserva Experimental de Horco Molle -donde se encuentra el Jardín Botánico- es un área protegida que pertenece a la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). Fue creada a fines de 1896. Luego sus instalaciones le fueron cedidas a la Facultad de Ciencias Naturales y al Instituto Miguel Lillo. Se encuentran ubicadas en el Parque Sierra San Javier, propiedad de la UNT. Desde su inauguración, a fines de 2017, el Jardín Botánico es el tercero de Tucumán, junto al de la Fundación Miguel Lillo y al de la Facultad de Agronomía y Zootecnia.

Comentarios