Vargas Aignasse: “el espacio de la mujer estará subrepresentado en la Legislatura”

La funcionaria peronista se queja de que el cupo y la normativa electoral afectan la participación femenina en la Cámara.

28 Jun 2019 Por Juan Manuel Asis
1

EN LA MIRA. La legisladora electa entiende que el acople debe revisarse. la gaceta / foto de franco vera

Es la única mujer que en Tucumán accedió a una banca legislativa encabezando una lista, la del acople peronista que resultó el más votado en la Capital, detrás de Fuerza Republicana y del frente Hacemos Tucumán. Precisamente, la escasa presencia femenina en la Legislatura es lo que le preocupa, y lo que intentará modificar. Carolina Vargas Aignasse (Tucumán en Positivo) cuestiona que la participación de la mujer quede relegada en la Cámara, por lo que aspira a cambiar la ley de cupo local y a debatir sobre el sistema electoral para garantizar una mayor presencia femenina en la vida política e institucional provincial. “La elección en la Capital permite concluir que el espacio de la mujer va a estar subrepresentado en la próxima Legislatura”, dijo la secretaria de Gobierno en diálogo con LA GACETA.

La parlamentaria electa recuerda que Tucumán tiene una ley de cupo femenino no sólo para integrar el mínimo del 30% de mujeres en las listas sino también para determinar los lugares en los que deben ir posicionadas. “Es una herramienta que nos ha servido, pero que en el resultado final, dado el sistema de acople que tenemos, con la gran cantidad de boletas que se presentaron, generará que la composición legislativa que viene tenga una representación de sólo un 22% de participación femenina”, advierte, y se queja.

- ¿Qué hay que modificar: el cupo o el sistema electoral para que haya una mayor participación femenina?

- Ambos. El cupo femenino tiene que ser como el que hay en la Nación, se debe ir hacia una ley de paridad del 50%. No porque vaya a garantizar que efectivamente la participación femenina se vea representada en la Cámara en ese porcentaje -porque está la ley de cupo del 30% y tenemos una cámara con el 22%-; sino porque provocará una mayor igualdad de oportunidades para el acceso. Hay un dato llamativo: en los 49 acoples que hubo en la capital, 10 de ellos fueron encabezados por mujeres. Sólo en mi caso se accedió a una banca liderando un acople. Eso habla del famoso ‘techo de cristal’, donde las mujeres en bandos medios, no sólo en la actividad política, tienen gran participación, pero cuando se trata de llegar a los lugares de toma de decisiones evidentemente algo pasa en la sociedad, porque ese acceso se les está negando.

- ¿Su rol legislativo apuntará a atacar esa disparidad de género?

- En mi actividad política siempre tuve una relación bastante fluida con el género masculino, en la que no noté ninguna diferencia. Pero cuando se pasa a analizar estos números, vemos que la sociedad está compuesta en un 50% por mujeres y el otro 50% por varones, por lo que hay una cuestión básica de justicia: de que la representación (legislativa) se traduzca en esos mismos porcentajes. Lo que tengo que hacer es abrir caminos y generar una legislación que iguale las oportunidades de acceso.

16.070 es la cantidad de votos que logró Vargas Aignasse en la Capital, liderando un acople.

- ¿La dificultad se agota en la legislación o también hay que enfrentar una tradición machista?

- Tenemos una cultura e idiosincrasia que determina el tipo de instituciones que tenemos y las leyes que sancionamos. En este caso tendremos que trabajar de otra manera: a través de una herramienta parlamentaria en la que podamos igualar esa oportunidad de acceso. De ahí en más dependerá, tanto en varones como en mujeres, de su capacitación, de su esfuerzo y de sus posibilidades de liderazgo. Estoy convencida de que a Tucumán le hacen falta más liderazgos, y mucho mejores de los que tenemos, incluyéndome. Tenemos que mejorar nuestra calidad institucional, lo que tiene que ver con fomentar la formación de esos liderazgos, y no sólo en el ámbito político.

- Para eso hay que mirar también a los partidos, no sólo a las instituciones ...

- Son claves. Irán de la mano de este debate sobre el acople. Lo habíamos anticipado: sin una reforma constitucional no podemos tocar este sistema, pero con esta última elección hemos terminado de certificar que este mecanismo tiene muchas aristas complejas. Y así como la Nación trasladó la ley de paridad no sólo a los cargos electivos, sino a los partidarios, eso se tiene que replicar en Tucumán. Aquí hay que fortalecer a los partidos políticos para que vuelvan a ser instituciones de debate de ideas y que trabajen como usinas de propuestas para el partido gobernante. Pero, además, deben garantizar esta oportunidad de igualdades

- Entonces, ¿la paridad será una de sus primeras iniciativas?

- Ya hay otras, las voy a tomar y sobre esas propuestas trabajaré presentando una iniciativa propia. Sí, será una las primeras leyes a presentar.

Datos sobre la participación femenina

1- La ley nacional 27.412 fija que las listas de candidatos deben llevar la misma proporción de hombres y de mujeres en forma intercalada.

2- En Tucumán, la ley de cupo femenino, la 8.783 de 2015, establece que las listas no deben llevar más del 70% de candidatos varones.

3- En las tres secciones electorales, sólo 15 mujeres encabezaron listas de un total de 85 partidos que compitieron en los comicios del 9.

4- De acuerdo al escrutinio que se lleva adelante, la representación femenina en la Legislatura provincial, alcanzará al 22% de las bancas.

5- La participación de mujeres en la Cámara de Diputados es del 38%, mientras que en la Cámara de Senadores el       porcentaje llega al 41%.

6- Entre las listas de candidatos a concejales para la Capital, de un total de 49 boletas,  sólo seis fueron lideradas por mujeres.

Comentarios