La invitación de Alberto Fernández a Massa para tomar un café, aún no se concretó, y surgen dudas

11 Jun 2019
1

POSTURAS. “Ojalá sirva este contacto para encontrar un punto de encuentro”, deseó Alberto Fernández. “Que cada fuerza mantenga su identidad y libertad. No es juntando dirigentes que vamos a construir”, dijo Sergio Massa.

Después del diálogo que tuvieron en el canal de noticias C5N, Sergio Massa y Alberto Fernández, todavía no se reunieron ni fijaron fecha para tomar un café, como propuso el precandidato del kirchnerismo. La indefinición del jefe del Frente Renovador genera dudas en la fuerza que lidera Cristina Kirchner, a tal punto que Agustín Rossi, jefe de la bancada del Frente para la Victoria en Diputados, puso en duda que el ex intendente de Tigre tenga decidido construir un frente de unidad opositora.

“No se vislumbra en Massa una voluntad política de concretar un acuerdo”, dijo Rossi, en declaraciones a FM La Patriada. “Está clara nuestra voluntad manifiesta de construir este escenario de unidad opositora, pero no está tan clara la voluntad de los otros, aunque nosotros vamos a seguir insistiendo. Tenemos voluntad de acuerdo con Sergio Massa y es explícita”, agregó el diputado.

Si bien no interviene en las negociaciones con el jefe del Frente Renovador, las palabras de Rossi expresan el estado de ánimo de los dirigentes del kirchnerismo que participan de las conversaciones. “Nosotros tiramos diez gestos y él a lo sumo nos devuelve uno”, explicó uno de ellos al diario La Nación.

Alberto Fernández no tomó aparentemente de buena manera que Massa no respondiera en forma clara a su invitación para reunirse. “Sergio, volvé a Buenos Aires, tomemos un café y terminemos con este tema”, dijo el precandidato a presidente por C5N el domingo a la noche. “Ojalá que tomemos un café y podamos construir entre todos una etapa que supere el fracaso de Macri”, contestó, un poco esquivo, Massa.

“Nos ninguneó un poco”, interpretó un dirigente del kirchnerismo, que señaló dos gestos de Massa que alejan la posibilidad de un acuerdo. El primero, fue a Chubut acompañado por Graciela Camaño, la dirigente del Frente Renovador que había dicho que nunca votaría a Cristina. El segundo, ayer felicitó por su triunfo electoral al radical Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy. “No vaya a ser que Massa termine dando un portazo y nosotros quedemos con la ñata contra el vidrio”, advirtió el referente kirchnerista.

En ese caso, Alberto Fernández sólo tendría como premio consuelo la bandera de la búsqueda de la unidad. “Si no se da la unidad no quiero que después venga alguien y diga: ‘No se dio porque no nos dieron los espacios que necesitábamos’, porque eso no es así”, anticipó Rossi.

En esa línea, Rossi consideró que “es claro que hay sectores del Frente Renovador que expresan una mirada favorable a un acuerdo con nosotros y otros sectores que son refractarios a un acuerdo con nosotros”. Finalmente, el jefe de diputados del FPV-PJ aseveró que “con la oposición unida se puede ganar en primera vuelta; si no lo está, se dificulta pero lo vamos a intentar. El triunfo en primera vuelta está más cerca si está adentro Massa, así que lo seguiremos intentando”.

Identidad y libertad

Al comienzo del contacto televisivo Massa-Fernández, el conductor del Frente Renovador expresó que “la clave es que aprendamos que el 11 de diciembre el país se debe poner en marcha” y destacó que “no se trata de que nadie se apropie de nadie, que nadie subsume a nadie”.

“Que cada fuerza política mantenga su identidad y su libertad. No es juntando dirigentes que vamos a construir”, advirtió el líder renovador, según la agencia Télam.

Fernández, en ese sentido, le dijo que “nadie tiene que someter a nadie. Estamos construyendo otro tipo de fuerza en la Argentina. Tratemos de profundizar los puntos en común”.

“Todo lo que acaba decir lo comparto. Yo hablo con Sergio. Hace un par de días que no hablamos. Ojalá sirva este contacto para encontrar un punto de encuentro”, afirmó el compañero de fórmula de Cristina.

Comentarios