A dos semanas de la batalla electoral: la palabra de los postulantes que ofrecen alternativas

Cinco postulantes a la gobernación se ofrecen como alternativa a los llamados “grandes candidatos”, que se mueven a través del aparato político.

26 May 2019

Alberstein: "optimismo, pese a la desigualdad"

“Hay un brutal aparato millonario de cuatro candidatos que están invadiendo los espacios televisivos y las paredes. Y asistimos a un festival del terror con los acoples. A pesar de esto, sabemos que una franja de la ciudadanía sigue indefinida, no tiene tiene en claro a quién votar y rechaza el ‘aparato’ y los viejos dirigentes. Esos tucumanos están abiertos a escuchar nuestra propuesta de izquierda. Especialmente los jóvenes, y también las mujeres. Una parte importante del movimiento feminista votará este espacio, por la trayectoria de los candidatos. Así nos lo han dicho”. Este es el diagnóstico de Clarisa Alberstein, la candidata a gobernadora del Movimiento Socialista de los Trabajadores - Nueva Izquierda, acerca del escenario electoral, en las últimas dos semanas previas a los comicios provinciales.

Consultada acerca de las expectativas de su fuerza política, Alberstein las definió como “optimista a pesar de la enorme desigualdad”. “Estamos realmente muy contentos con la receptividad que hay hacia nuestra propuesta en el último tramo de la campaña. Hay mucha bronca de la gente contra el Gobierno de Mauricio Macri y el de Juan Manzur. Y los tucumanos saben que el único voto útil para anular los tarifazos, subir los salarios de los trabajadores y bajar los haberes de los funcionarios, es el nuestro”, concluyó.

García: "la opción para salir de la grieta"

“Veo, durante la campaña, que nos hemos convertido en la alternativa para salir de la grieta y terminar con ella”, define Ariel García, el candidato a gobernador por el Frente Evolución para la Democracia Social.

Según el legislador, “en Tucumán se ha planteado una grieta que tiene, de un lado, el pasado de la corrupción y también el pasado de la represión. Y, del otro lado, está el presente que empobrece a nuestro pueblo. Y para disimular ese escenario, le mienten a la gente y la subestiman”.

Según el vicepresidente segundo de la Legislatura, “mienten los tres senadores nacionales, todos candidatos, porque dicen defender al pueblo y votaron todos juntos a favor de Mauricio Macri y su reforma previsional, y en contra de los jubilados. De la misma manera miente Ricardo Bussi. Pregona que ‘preso que no trabaja, no come’, pero cuando su padre (Antonio Domingo Bussi) estuvo preso por delitos de lesa humanidad, no trabajaba y comía bien, en un country, con prisión domiciliaria. También hablar de bajar el gasto parlamentario, pero cuando fue legislador durante ocho años jamás presentó un proyecto al respecto. Él mismo es parte del gasto político hace 20 años. Y ahora dice que quiere ser gobernador, pero sólo quiere ser legislador: por eso usa la doble candidatura”, fustigó.

Osatinsky: "a la conquista de la representación"

“Estamos llevando adelante una campaña electoral intensa y con mediciones propias. Estamos entusiasmados porque todo confirma que vamos a la conquista de la representación en la Legislatura y en los concejos deliberantes. Especialmente, en el de San Miguel de Tucumán”, describe Ariel Osatinsky, el candidato a gobernador del Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

“Nuestros esfuerzos están puestos en la difusión de nuestras propuestas y en los mecanismos para contrarrestar un escenario de fraude, cimentado sobre 20.000 candidatos, 100 listas en cada cuarto oscuro y 60 fiscales en cada mesa. Nos impiden a los tucumanos votar con libertad. Por eso el FIT va con lista única”, contrastó el militante del Partido Obrero.

El docente universitario planteó, además, que hay otras diferencias, que exceden lo metodológico. “Cuando se escucha lo que proponen los candidatos del manzurismo, del alperovichismo, del macrismo y del bussismo, se advierte con claridad que todos representan los intereses sociales del empresariado y no del pueblo trabajador. Eso explica por qué todos acompañaron las medidas macristas: los tres senadores y los diputados manzuristas. Todos prolongarán el modelo del FMI. La opción es el FIT o los candidatos de la pobreza y la corrupción”, concluyó.

Ruiz Vargas: "la gente se tiene que liberar"

Carlos Francisco Ruiz Vargas, ex juez penal jubilado en 2010 y candidato a gobernador por Nos Une el Cambio, sostiene que “el optimismo siempre está”. “La gente de nuestro espacio está encantada por participar, están todos entusiasmados. Lo que pasa es que hay una fuerza muy importante desde lo económico que se sustenta en ello para lograr su éxito y triunfar en estas elecciones. Esa es la mayor oposición que tenemos como partido”, afirma el ex magistrado, que también se postuló en 2015. “Este partido no cuenta con poder económico para hacer propagandas. Nos movemos más que nada por las redes sociales. Fue un tremendo esfuerzo el tema de la confección del voto. Al margen de todo esto, vivimos el proceso electoral con optimismo. Creemos que la gente se tiene que liberar y salir de esa dependencia, para por fin decidir por sus propias convicciones”, remarca. Según su hipótesis, la entrega de subsidios desde el Estado a personas carenciadas durante un período electoral las condiciona al momento de entrar al cuarto oscuro. “Están sin opciones y pierden la libertad”, sostiene. De todas maneras, se esperanza con tener buenos resultados en algunas localidades del interior y en la Capital. “Es importante participar y demostrarle a la gente que podemos cambiar la política”, sostiene Ruiz Vargas.

Sosa: “que gobierne una persona sin plata”

Marcela Sosa, candidata del Movimiento Izquierda Juventud y Dignidad (MIJD), afirma que está “asombrada” por la cantidad de candidatos. Y si bien acepta las limitaciones estructurales de su espacio -alineado a nivel nacional con Raúl Castells-, se ilusiona con que los sectores más carenciados alcancen el poder. “Nuestro propósito es ese: que gobierne una persona que no tiene plata, pero que tenga el mismo pensamiento del pueblo trabajador, hambreado y carenciado. Siempre son los mismos los que llegan, y no vemos mejorías. El aparato es demasiado grande para que podamos llegar (a la Casa de Gobierno), pero vamos a participar”, afirma la dirigente oriunda de Arcadia, dejando en claro su expectativa real en cuanto al posible resultado.

Sosa sostiene que, a partir de los trabajos en comedores y merenderos que llevan adelante en su espacio, colaboran con cientos de personas, y que el contacto directo con esas crudas realidades les permite conocer el escenario social. Aunque remarca que esa labor se potenciaría de llegar al Poder Ejecutivo. “Nuestro pensamiento es cambiar la situación de todas las personas que sufren el hambre, que son desprotegidas. Vivimos acampando para pedir leche para los merenderos, medicamentos para los enfermos. El gobierno ayuda al que más tiene.”, reclama.

Comentarios