Amplio apoyo a la convocatoria del Gobierno para lograr consensos

La iniciativa apunta a generar acuerdos sobre cuestiones básicas.

07 May 2019
1

Empresarios, organizaciones sociales y religiosas y el sector político expresaron su apoyo a la iniciativa del Gobierno nacional que busca generar acuerdos sobre cuestiones básicas.  

Por el lado del sector empresario, destacan las adhesiones del denominado *G6*, integrado por la Unión Industrial (UIA), la Sociedad Rural (SRA), las cámaras de Comercio y de la Construcción, la Bolsa de Comercio y la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba).

"Los sectores empresarios que conformamos el Grupo de los 6 (G6) compartimos la necesidad de avanzar en la construcción de consensos, promoviendo el diálogo entre las distintas fuerzas políticas y actores sociales", destacaron las entidades empresarias.

Desde la UIA enfatizaron en la importancia de "lograr los acuerdos básicos para fomentar el crecimiento sostenido y sustentable de todos los sectores y regiones del país", mientras que Gastón Remy, de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina) hizo hincapié en que "hace tiempo que venimos pregonando sobre la necesidad de encontrar acuerdos y consensos básicos en Argentina".

Mario Grinman, de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, subrayó en la necesidad de "acordar estas reglas de juego que vamos a respetar a futuro", al tiempo que remarcó: "si alguien no quiere firmar es porque no quiere respetar alguno de los puntos expresados".

El Foro de Convergencia Empresarial, integrado por entidades empresarias, colegios profesionales y organizaciones de la sociedad civil, expresó que "celebra, apoya y espera que se concrete la propuesta de los 10 puntos de coincidencias básicas, gobierne quien gobierne”.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) también manifestó su apoyo al proyecto. "Desde CAME mantenemos siempre el diálogo con todos los sectores políticos y un acuerdo que permita previsibilidad resulta indispensable", sostuvo el dirigente Gerardo Díaz Beltrán.

Para la Asociación Empresaria Argentina (AEA), "este tipo de acuerdos contribuye a brindar mayor previsibilidad al futuro económico y social de la Argentina".

La Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), celebró "el proceso de diálogo iniciado entre las distintas fuerzas políticas para alcanzar acuerdos básicos sobre políticas de Estado".

Por su parte, Alejandro MacFarlane, presidente de Camuzzi, opinó que el acuerdo planteado por el Gobierno establece "coincidencias naturales muy básicas que en el mundo son discusiones superadas".

La propuesta oficialista obtuvo, además, apoyos de otros sectores sociales, como de la Iglesia. "Creemos en la posibilidad de un diálogo fructífero, lo más amplio posible y con agenda consensuada", dijo monseñor Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) aceptó la invitación del Gobierno y resaltó: "creemos que sería de gran importancia lograr acuerdos sobre los diez puntos propuestos".

Sindicalismo

Un sector del sindicalismo también evidenció su adhesión a la iniciativa, como en el caso de la Confederación de las 62 organizaciones, que brindó apoyo a "la convocatoria a la oposición para lograr un acuerdo sobre cuestiones esenciales de política económica".

Ramón Ayala, de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), opinó que "sin acuerdo no hay futuro porque la complejidad de nuestros problemas requiere de la voluntad y la inteligencia de la mayoría de los argentinos".

Por otro lado, el Club Político Argentino fue contundente sobre el proyecto: "puede contribuir a dotar de mayor previsibilidad a un escenario en que la incertidumbre amenaza con acentuar las fuertes turbulencias de la actual realidad económica, social y político- electoral".

El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires sostuvo que la propuesta es "una oportunidad para consolidar la calidad de las instituciones".

La agroindustria

El sector agroindustrial también consideró fundamental que se logren acuerdos básicos. "Esta iniciativa adquiere especial significación en un país que no está habituado a consensuar políticas de Estado básicas que apuntalen a los sectores productivos para adoptar decisiones de inversión y acometer proyectos que permitan generar empleo y crecimiento económico”, dijeron desde la Bolsa de Rosario.

La dirigencia de la Sociedad Rural Argentina (SRA) dijo estar convencida de que los puntos mencionados (en la iniciativa) son pura y estrictamente programáticos y alejados de toda fundamentación ideológica".

En esta línea, Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), señaló: "queremos expresar nuestro firme apoyo a los puntos de consenso propuesto a todo el arco político argentino".

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) consideraron que "es definitivamente crucial que, más allá de las urgencias electorales y macroeconómicas de corto plazo, se avance en la discusión de puntos esenciales de convergencia y consenso sobre acciones y políticas comunes”.

La entidad agropecuaria Coninagro expresó que "los 10 puntos que el Gobierno quiere firmar con los partidos políticos podría ser el inicio a un acuerdo político entre el Gobierno y un amplio arco de la oposición. Un camino hacia la gobernabilidad".

Sector político

También hubo apoyos desde el sector político, como en el caso de la dirigente Margarita Stolbizer, quien adelantó que aceptará la invitación del Gobierno.

Rodolfo Urtubey opinó que "negarse a debatir sobre cómo solucionar los temas que le importan a la sociedad sería antidemocrático y lograr consensos entre todos sería una demostración de madurez política”.

El diputado Daniel Scioli indicó que "ante esta delicada situación tiene que prevalecer la responsabilidad, sin mezquindades, sin especulaciones electorales. Hay que hacer todos los esfuerzos posibles para llevar tranquilidad y previsibilidad".

El senador Miguel Pichetto enfatizó en que "la Argentina necesita acuerdos y deben ser discutidos sin especulaciones electorales con los gobernadores y los representantes de los trabajadores".

El economista y posible precandidato presidencial Roberto Lavagna dijo que "dialogar siempre es importante. La sociedad argentina no se caracteriza por su capacidad de diálogo, así que cuando hay oportunidad de diálogo hay que aprovecharla”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifchitz, sostuvo que "siempre es válida una convocatoria al diálogo en la medida que sea abierta, que haya disposición del Gobierno para aceptar cambios”.

El radical Ricardo Alfonsín apuntó que le pareció oportuno que el proyecto se ponga en marcha "siempre que los dirigentes de oposición puedan incluir puntos".

Desde el interior

Otras agrupaciones provinciales también se expresaron a favor. La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba) resaltó: “políticas de mediano y largo plazo, industriales y de crecimiento, son los ejes de una discusión que debemos dar los industriales, los trabajadores y todas las fuerzas políticas por el bien de nuestro país”.

En esta línea, la Cámara de Comercio de Córdoba llamó "a una profunda reflexión cívica de todos los actores sociales y políticos, aspirando a que juntos conformen una mesa de trabajo cuyo fin sea consensuar las bases para el desarrollo y crecimiento del país".

Marcelo Uribarren, de la Unión Industrial de Córdoba, consideró positivo "que se busque con la oposición un consenso sobre puntos básicos. Lo importante es que se busquen medidas estructurales con todas las fuerzas políticas".

Por su lado, el grupo C20, que integra cámaras pymes de Córdoba), manifestó su apoyo a la iniciativa del Gobierno Nacional "de presentar un listado de 10 puntos para consensuar con la oposición, como un compromiso que garantice el futuro político de la Argentina y la conviertan en un país viable y predecible".

José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, valoró como una señal muy positiva las conversaciones entre el oficialismo y referentes de la oposición como un factor que suma previsibilidad y genera calma en los mercados.

Finalmente, la Bolsa de Comercio de Córdoba, resaltó que "stos puntos de acuerdo básicos les darán consistencia a las políticas económicas que se vienen llevando a cabo en la Argentina y van a ayudar a consolidar el proceso de estabilización en marcha que se está implementando".

Los puntos del acuerdo

1- Lograr y mantener el equilibrio fiscal.

2- Sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos.

3- Mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones.

4- Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.

5- Creación de empleo a través de una legislación laboral moderna.

6- Reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos.

7- Consolidación un sistema previsional sostenible y equitativo.

8- Consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político.

9- Asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente.

10- Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores.

Comentarios