Los venezolanos se abastecen de velas y bidones con agua

El mandatario volvió a culpar a la oposición por los cortes de luz. “La situación es muy grave”, admitió. Crisis en la salud Maduro anunció que comenzará un plan de racionamiento eléctrico por 30 días.

02 Abr 2019
1

PREVISIONES. Los vecinos de Caracas hacen cola para llenar bidones con agua, a la espera de nuevos cortes. Reuters

CARACAS, Venezuela.- Tanques de agua, velas y baterías son los productos más buscados por los venezolanos en estos días, ante el temor de que los cortes eléctricos sean más frecuentes luego de sufrir dos extensos apagones en un mes.

El presidente, Nicolás Maduro, anunció en una transmisión televisada, el domingo por la noche, un plan de 30 días de “régimen especial de administración de cargas”, una frase que fue interpretada como un racionamiento del servicio de energía.

Maduro no ofreció detalles sobre el plan. La semana pasada mencionó, por primera vez, “la gestión de carga” de energía para el país. “Me he visto en la necesidad de comprar tres pipotes (tanques) de agua adicionales”, dijo Mauricio Fuenmayor, un comerciante de 59 años.

Contó que durante el segundo corte de luz del 25 marzo, que afectó por tres días a gran parte del territorio, los envases que tenía en su casa resultaron insuficientes. “Con estos tengo agua para como para 15 días, si la uso para alimentos e higiene personal”, agregó Fuenmayor.

Los dos mega apagones de marzo afectaron el bombeo de agua y la telefonía. A los venezolanos les inquieta que las suspensiones del servicio eléctrico sean una nueva normalidad y se arman con tanques, velas, baterías y linternas.

“Me quedan tres velas y estamos comprando más, porque hay contingencia”, dijo Mariana Barreto, una ama de casa de 29 años que estaba en un supermercado de Caracas.

Las autoridades atribuyen las fallas a un sabotaje de la oposición política, pero especialistas advierten que la crisis del sector, que tiene una década, obedece a la falta de inversión y de mantenimiento en la infraestructura.

En los últimos días se vendieron más baterías portátiles para celulares, linternas y cargadores para vehículos, contó Jesús García, encargado de un negocio de electrodomésticos en Caracas.

Gabriela Rojas, vendedora de una tienda en el este de Caracas, contó que le quedan unos pocos envases de 20 litros cada uno.

En otro local, en el centro de Caracas, los recipientes de 40, 50 y 60 litros están agotados y sólo quedan los más grandes, de 140 o 150 litros, y más caros: 250.000 o 273.000 bolívares (entre 83 y 91 dólares). El salario mínimo mensual en Venezuela es de 18.000 bolívares, unos seis dólares. (Reuters)

Hay cacerolas en las calles de Caracas

CARACAS, Venezuela.- Grupos opositores protestaban ayer en Caracas contra las persistentes fallas del suministro de electricidad y de agua, mientras el gobierno de Nicolás Maduro se preparaba para establecer cortes programados de energía.

La Policía hizo disparos en algunas zonas de Caracas el domingo a la noche, luego de que residentes molestos por los cortes levantaron barricadas en las calles para exigir el retorno de la electricidad y el agua corriente.

Maduro dice que las fallas que dejaron a oscuras a Venezuela a partir del 7 de marzo y por cinco días y luego el 25 del mes pasado son producto de sabotajes.

“Cada vez que se vaya la luz, que no tengamos agua, que no tengamos gas, ¿adivinen qué vamos a hacer? Vamos a protestar, vamos a exigir, vamos a salir a las calles de Venezuela porque es nuestro derecho”, dijo el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, en un acto en la Universidad Católica en el oeste de Caracas.

Guaidó, quien invocó la Constitución para proclamarse presidente interino en enero y es reconocido por docenas de países como el mandatario legítimo de la nación petrolera, agregó que Venezuela no esta polarizada. “Es la inmensa mayoría del país” la que protesta, dijo.

El diputado opositor José Guerra denunció el lunes en las redes sociales que cuerpos policiales hostigaban a vecinos en El Valle, donde el domingo hubo protestas por los cortes de luz.

La oposición y expertos atribuyen los apagones a años acumulados de desinversión en el sistema eléctrico desde que el fallecido ex presidente Hugo Chávez nacionalizara el sector en el 2007. (Reuters)

Comentarios