Marcharon, se reunieron, discutieron y acordaron medidas para estar más protegidos

Los bikers y los policías ya realizaron un borrador del plan que se llamará Sendero Seguro y que será puesto en marcha cuanto antes “Trabajar de manera conjunta es el mejor camino”, dijo un referente de los ciclistas. Pidan más colaboración de vecinos.

30 Mar 2019 Por Gustavo Rodríguez
2

EL ENCUENTRO. Un jefe policial dialoga con los ciclistas antes de comenzar con el recorrido que hicieron por diferentes circuitos de Yerba Buena. la gaceta / foto de josé nuno

“Es cierto que logramos una muy buena repercusión por la marcha, pero lo más importante es que escucharon nuestros reclamos. Se mostraron predispuestos a solucionar el problema y ahora estamos trabajando entre todos para solucionarlo”, explicó Sergio Salica, uno de los representantes de los bikers que recorrió ayer junto a la Policía los diferentes circuitos que recorren y en los que se produjeron diferentes robos en los últimos días. Por esa razón, habían realizado una protesta el miércoles por las prinicipales calles de Yerba Buena.

El encuentro se concretó ayer en la siesta en un punto de la avenida Presidente Perón. Bikers y bicpolicías pedalearon por los caminos que normalmente recorren. Allí les explicaron a los uniformados cuáles son las sendas que utilizan, dónde se produjeron los robos y cuáles son los horarios de mayor movimiento.

Los policías les anunciaron que con los datos que les proporcionaron realizarán un plan de seguridad que ya fue denominado “Sendero seguro” y que se divulgará para que todos lo tengan en cuenta. Los bikers, en tanto, se comprometieron a difundir esa información para que los ciclistas sepan por dónde pueden circular. “La gente sabrá entonces que hay zonas rojas y si deciden recorrerlas, será responsabilidad de ellos”, agregó el vocero de los deportistas.

Los ciclistas, según confirmaron, también se comprometieron en colaborar con la Policía. Además de brindarles datos, está pensado entrenar a los bicipolicías, brindarles asistencia técnica y mecánica sin costo y, en lo posible, con la ayuda de todos los bikers, crear un banco de repuestos para ayudar a los uniformados.

“Todos nos sorprendimos por cómo se dieron las cosas. Pero con el correr de los días nos dimos cuenta de que este es el camino para resolver los problemas de inseguridad. Encontramos jefes policiales que estaban muy predispuestos a trabajar con nosotros. No hay dudas de que este es el camino”, agregó Salica.

El referente de los bikers dijo que en los últimos días se notó un incremento de uniformados en las sendas más complicadas. “Lo importante es que esta presencia policial sea más continua”, agregó.

Armar una base de datos

El comisario Sergio Juárez, jefe de la Brigada de Yerba buena, había mostrado los rodados que habían sido recuperados en diferentes allanamientos. “Tuvimos mucha gente recorriendo nuestra dependencia buscando sus bicicletas. Muchos no pudieron retirarlas porque no tienen los papeles para demostrar su pertenencia, pero vamos por más”, explicó.

“Ahora -agregó- queremos crear una base de datos de las bicis robadas. Por eso les pedimos que nos visiten en la comisaría con una copia de la denuncia que realizaron en cualquier dependencia y una foto del rodado. Eso nos permitirá establecer el origen de algunas bicicletas que se encuentran en allanamientos e identificar a sus propietarios. La colaboración de los vecinos no nos molesta, sino que necesitamos de ellos para optimizar el trabajo”, destacó Juárez a LA GACETA.

El jefe de la Brigada de Yerba Buena insistió con que se debe combatir el mercado negro que hay en el ambiente de este deporte. “Tienen que denunciar todas las irregularidades que encuentren para que podamos actuar”, pidió.

Salica agregó: “sabemos que las bicis que nos roban tienen un destino. Todos debemos colaborar denunciando los hechos que sospechemos que no son normales”.

Juárez había sugerido la creación de un registro de bicicletas para combatir el mercado negro y acotar la acción de las personas que lo alimentan. “Es una buena idea. Sería espectacular que exista esa base de datos. Pero hay que ver cómo se lo hace porque no todas las bicicletas tienen número de serie. Además, existen muchos ciclistas que no cuentan con la documentación necesaria para respaldar su titularidad, pese a que esos códigos quedan registrados en las facturas de compra”, explicó Salica.

“Habría que buscar el sistema, quizás se deba utilizar una especie de oblea que, como ocurre con los autos, se rompen cuando se las saca. No será una tarea sencilla, pero tenemos que buscar el mecanismo necesario para hacerlo. Todo lo que pueda ser utilizado para que haya más seguridad, siempre es bien recibido”, concluyó el vocero de los bikers.

Comentarios