Los estatales acordaron una suba del 25%, con cláusula gatillo

Los incrementos alcanzarán a todos los ítems de la boleta de sueldo.

29 Mar 2019
1

ACUERDO CERRADO. ATE fue uno de los cuatro gremios que firmaron. comunicación pública

Hubo humo blanco en las negociaciones paritarias entre el Gobierno y los gremios estatales. Autoridades provinciales y dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y del Frente Gremial Estatal (FGE) firmaron ayer las respectivas actas por un incremento salarial del 25%, la cláusula gatillo y mejoras en las ayudas escolares y en las asignaciones familiares, entre otros ítems.

El gobernador, Juan Manzur, además, se comprometió a titularizar a todos aquellos agentes que se encuentren en condiciones de hacerlo. “Es un esfuerzo extraordinario en una situación nacional muy compleja”, dijo luego de estampar su firma en el convenio con UPCN.

En un acuerdo similar al alcanzado con los docentes, el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, precisó que las subas salariales se otorgarán en dos partes iguales: 12,5% en marzo y en septiembre. El primer pago será retroactivo, en boleta adicional. Además, se activará la cláusula gatillo si es que la inflación del Indec para el NOA supera los aumentos acordados. De ser necesario, los porcentajes serán corregidos en junio, septiembre y diciembre.

A diferencia del año pasado, el incremento impactará sobre todos los ítems de la boleta de los agentes. “El aumento salarial se verá reflejado tanto en los ítems remunerativos como no remunerativos, y habrá incremento en la ayuda escolar y un 38% en las asignaciones familiares para todos los agentes del Estado. Esto incluye administración central, comunas y municipios”, expresó Amado.

Consultado sobre cuántos agentes podrían pasar a planta permanente, el ministro dijo que están haciendo un análisis al respecto. ”Depende de cada uno de los sectores y los estamentos a los cuales pertenezcan, pero vamos a ir trabajando el tema. Ya está el compromiso del gobernador de que así haga”, explicó en rueda de prensa.

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, trazó un paralelismo con lo que ocurre con la Nación y remarcó que la Provincia no despidió a ningún empleado público. “El Gobierno nacional quiere desarmar el Estado, nosotros lo queremos consolidar; ellos generan el mal, que es la inflación, y nosotros lo tenemos que pagar”, exclamó.

El vicegobernador, además, ponderó que lograron acordar nuevamente la inclusión de la cláusula gatillo. El año pasado, se había acordado una suba salarial del 17%, que finalmente se equiparó con la inflación del Indec para el NOA, que fue del 47,8%. Esto demandó un desembolso extra de $ 12.000 millones del Gobierno.

El Presupuesto General de la Provincia para 2019 fija una planta de personal permanente de 87.172 empleados. Los datos oficiales no consignan la cifra de los transitorios y los contratados, sobre todo en comunas y municipios.

De los acuerdos también participó la secretaria de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse.

Comentarios