Víctor Pochat: “La falta de agua es un problema de gobernanza”

El presidente del Instituto Argentino de Recursos Hídricos dice que la solución a los problemas ambientales no depende de una administración gubernamental, sino que se trata de una responsabilidad compartida. “Cada acción positiva, por pequeña que sea, puede contribuir a un futuro mejor”, afirma. El viernes, en Tucumán, participará del foro “Agua para todos”.

20 Mar 2019 Por Soledad Nucci
1

POR SU LUCHA POR EL MEDIO AMBIENTE. Hace unos meses, Pochat recibió el premio “Agua 2018”, que otorga la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco.

Nuestra casa, la Tierra, está siendo lastimada. Las actividades de una población en continuo crecimiento pero sin una clara consciencia de las consecuencias de su desarrollo han socavado el medio ambiente. El planeta se calienta; la biodiversidad se pierde para siempre; el régimen de precipitaciones se altera; los mares se han vuelto cementerios de plásticos y el aire se hace irrespirable. “Argentina, aunque con una población relativamente escasa en relación a su superficie, no es ajena a ese fenómeno global, dadas sus propias necesidades y su economía basada en la exportación”, dice Víctor Pochat, presidente del Instituto Argentino de Recursos Hídricos y miembro de la Academia Argentina de Ciencias del Medio Ambiente.

Este viernes, cuando el mundo entero conmemore el Día Internacional del Agua, él estará en Tucumán para participar del foro “Agua para todos”. Meses atrás, Pochat -76 años, cuyano, ingeniero civil y docente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral- se convirtió en el primer argentino en recibir el Premio “Agua 2018”, otorgado en Mónaco, durante una ceremonia encabezada por el príncipe Alberto II.

- ¿Cómo impacta el cambio climático en la Argentina?

- Nuestro país tiene un territorio extenso, con una enorme diversidad de climas y precipitaciones. Los efectos del calentamiento varían según las zonas. En las regiones más húmedas, aumentan las temperaturas y las lluvias; en otras, disminuyen con una profundización de la aridez. Con respecto a las inundaciones, puede ocurrir que se produzcan en momentos diferentes a los que estamos acostumbrados. Y estos fenómenos, de por sí difíciles, se complican más si no respetamos la vegetación natural. Es fundamental que se evite la deforestación, porque los árboles inciden en el escurrimiento de las aguas.

- ¿Habrá agua para todos los argentinos en 2050?

- En valores medios, Argentina cuenta y contará, probablemente, con suficientes recursos hídricos en relación a su población. Sin embargo, su distribución geográfica es muy dispar, ya que alrededor del 84% de los recursos hídricos superficiales se encuentra en un tercio de su territorio, y apenas el 16% en sus otros dos tercios. De todas maneras, la clave estará en hacer un uso más eficiente del agua.

- ¿Cuáles son los principales desafíos que le atañen a este país?

- El primer desafío es que toda la población, tanto urbana como rural, pueda contar con agua potable y con servicios de saneamiento, incluyendo el tratamiento de las aguas residuales. Luego, se pueden mencionar otros retos, como la aplicación de medidas para que la población no se vea afectada por los fenómenos extremos de inundaciones y sequías, la disposición de agua adecuada para la producción y la reducción de la contaminación. La cuenca Salí-Dulce, por ejemplo, afronta graves problemas de contaminación.

- ¿Cómo se resuelven las inundaciones?

- Hay medidas estructurales, como la construcción de defensas o de canales, y otras no estructurales, como el establecimiento de sistemas de alerta que permitan medir las precipitaciones y pronosticar las crecidas.

- ¿La crisis hídrica es un problema de falta de agua o de gobernanza?

- La crisis hídrica es, básicamente, un problema de gobernanza.

- ¿Le será posible a Argentina cumplir con los objetivos ambientales convenidos internacionalmente?

- Argentina ha asumido el compromiso de cumplir. Y está trabajando para ello. Pero en varios aspectos tiene serias falencias. Lo importante es que se establezca un rumbo claro y metas parciales. Y se requiere, especialmente, que las instituciones gubernamentales, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil vuelquen sus esfuerzos de manera conjunta. La participación de la comunidad debe ser activa.

- ¿Cree que puede seguir todo igual? ¿Cuál sería el futuro si hubiese sólo cambios nimios?

- Soy optimista en que la comunidad va a tomar conciencia de que la solución a los problemas ambientales no depende de una circunstancial administración gubernamental, sino que se trata de una responsabilidad compartida. Cada acción positiva, por pequeña que sea, contribuirá a un futuro mejor.

- ¿Es suficiente la respuesta normativa actual?

- Habría que ir revisándola y completándola, o haciendo los cambios necesarios. Sin embargo, le repito que lo fundamental es la toma de conciencia de todos y cada uno de nosotros.

- ¿Le suena descabellada la idea de una guerra por el agua?

- Las estadísticas mundiales reflejan que han habido, históricamente, más acuerdos que conflictos por el agua. Creo que hay que seguir trabajando para que unas eventuales controversias -que seguramente surgirán, al tratarse de un recurso vital a compartir- sean detectadas a tiempo y tratadas con espíritu de cooperación.

- ¿Cómo se genera consciencia?

- Creo que lo más difícil es concientizar a quienes tienen acceso al recurso, a quienes nacieron en una ciudad con agua potable y disponen de ella para su vida cotidiana. Es todo un desafío lograr que comprendan que con su buen manejo contribuyen a mejorar la vida de quienes ni siquiera cuentan con un pozo. Y en la medida en la que estos ciudadanos reaccionen, la clase política también lo hará.

El foro “Agua para todos” ha sido organizado por la Asociación Mundial para el Agua (Global Water Partnership-GWP), a través de su filial local, el Foro Argentino del Agua (FADA); el laboratorio de Construcciones Hidráulicas de la Universidad Nacional de Tucumán; la fundación tucumana Sustentarnos y el IPEC Tucumán (Iniciativa de Pensamiento Colectivo). Comenzará a las 15.30 de este viernes, en el aula magna de la Facultad de Derecho de la UNT. Pochat es oriundo de San Juan. En el ámbito internacional realizó trabajos para agencias y programas de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), e integra el comité directivo de la GWP

Comentarios