Sagra: "siento haber cometido errores”

El presidente de San Martín recibió a LG Deportiva en sus oficinas. Durante la entrevista, asumió como propia la responsabilidad por el descenso.

19 Mar 2019 Por Santiago Pérez Cerimele
1

Ante muy pocas circunstancias se aconsejaría salir a hablar “en caliente”. La mayoría de las veces conviene dejar que pase un tiempo, para que las pasiones se serenen y, de esa manera, se evite padecer luego esa sensación de arrepentimiento por lo dicho.

No obstante, a pocas horas de haberse consumado un nuevo descenso de San Martín, y cuando el enojo de los hinchas aún persistía, Roberto Sagra decidió que era el momento de responderles. Según admitió, ya había venido reflexionando desde hacía un tiempo sobre algunas cuestiones vinculadas a su gestión como presidente del club. Debido a ello, no le costó mucho hallar las palabras.

Durante la mañana de ayer, el empresario recibió a LG Deportiva en su oficina céntrica. Prácticamente toda la entrevista giró alrededor de un sólo concepto: la asunción, por parte de él, de la entera responsabilidad por haber perdido la categoría. En especial, admitió que no actuó correctamente en lo que respecta a los técnicos que dirigieron al “Santo”; y dijo que los malos arbitrajes contra el equipo se dieron pese a sus gestiones para evitarlos.

- ¿Cómo toma los cuestionamientos de los hinchas que le achacan la responsabilidad por el descenso del “Santo”?

- Si bien siempre albergábamos esperanzas, hoy con el peso de la situación caído encima, termino de cerrar un proceso que vengo madurando durante estas últimas semanas. Estoy tratando de asimilar el golpe; y toda esta semana fui haciendo una recopilación de los errores que cometí, habiendo tenido un aval pleno, un apoyo pleno de la gente. Estoy haciendo un racconto de los principales errores, que sin duda recaen sobre mí, porque con independencia de que me acompañó una comisión directiva, tuve la autoridad y el manejo pleno para tomar decisiones.

- ¿Y cuáles fueron los errores más importantes, a su criterio?

- Esto empieza en el momento en que conseguimos el ascenso. Cuando aún estábamos festejando (Darío) Forestello había salido a declarar que no estaba seguro de su continuidad. Me pareció fuera de lugar; entonces, días después le dije que si no estaba seguro que no continúe. Me contesta que quería seguir, pero que quería imponer algunas cosas respecto de los refuerzos. No habíamos tenido buena experiencia con los que él había traído antes; y no confiábamos en su criterio. Aparte, nosotros pensamos que los planteles deben ser del club y no de los técnicos porque estos, desgraciadamente son “aves de paso”. Teníamos algunos choques con el entrenador. Pero la culpa siempre debe recaer sobre mí; no pretendo cargar sobre él, porque en el ascenso tuvo mucho que ver. Yo podría haber corregido de entrada su actitud.

- Es decir, ¿la continuidad de Forestello fue su primer gran error?

- Sí, porque no fue una buena (decisión). Pero asumo toda la responsabilidad. No la hay de parte de Forestello; él tiene una manera de pensar, pero a él no lo eligieron los socios, sino a mí.

- La llegada de Gastón Coyette, ¿también fue un desacierto?

- Arrancamos muy mal el campeonato; y ese choque en lo personal con Forestello hizo que pegáramos un volantazo. Lo trajimos a Coyette. Pero ya el grupo no era de lo mejor. Conseguimos algunos resultados; logramos salir, por primera y única vez, de la zona del descenso cuando le ganamos de visitantes a Atlético. Pero luego del partido contra Newell’s se produce un quiebre, perdemos el rumbo; y los jugadores lo sienten. A Coyette le empieza a pesar la situación. Y cuando llegamos al partido contra Belgrano -una final- me plantea que había dos grupos, y que había que corregir eso. Nos sorprendió: eso ya debía haber estado corregido, porque él tenía nuestro apoyo. Y decidimos remplazarlo.

- Muchos hinchas también consideraron que se actuó pasivamente ante malos arbitrajes...

- Es un tema delicado, que nunca dejé de plantear. Todas las semanas estuve en Buenos Aires; siempre cuidando esa situación. Fuimos perjudicados en varios partidos; en otros, los arbitrajes se equivocaron en nuestro favor. Pero creo que al final -y lo digo con todo el dolor, como presidente del club-, no podemos decir que descendemos por esa situación. San Martín en AFA tiene excelente relación. Nos perjudica (Germán) Delfino (N. de la R.: no cobra un claro penal contra River, en favor del “Santo”, sobre el final del partido); él quiere que River apoye su candidatura a presidente del Sindicato de Árbitros. Hay que fijarse los intereses que hay en el medio. De todos modos, si la gente considera que mi gestión fue mala me hago cargo, y trataré de mejorar.

- ¿Destaca algo positivo de todo este proceso en la Superliga?

- Yo siento mucha responsabilidad de mi parte. Pero también sé que con la directiva, con los chicos que están haciendo una experiencia, siempre intentamos hacer lo mejor. Tras la primera ronda tuvimos ofertas por (Alberto) “Tino” Costa, por Matías García, por Lucas Acevedo... por un montón de jugadores. Y no hemos priorizado los recursos para el club, sino que incluso trajimos otros jugadores, para tratar de mantener la categoría. Hicimos todo el esfuerzo; no dejé de poner nada. Pero sí siento haber cometido errores. Y el contraste del apoyo de la gente es lo que peor me pone.

- ¿Pensó en su futuro?

- A nuestra comisión directiva le queda un campeonato más de mandato -desgraciadamente, en la “B” Nacional-. Trataremos de poner lo mejor de nosotros para ese torneo, no vamos a escatimar en nada. Ahí terminaremos nuestro mandato. Y si la gente realmente ve que nosotros no estamos respondiendo no tengan dudas de que daré un paso al costado. Soy una persona del club de toda la vida; quiero lo mejor para el club, es un orgullo ser el presidente. Pero no me gustaría que la gente no esté de acuerdo, ni defraudar ese apoyo. Yo lo quiero a San Martín; quiero ir toda mi vida a la cancha, con mis hijos, a ver el partido en la categoría en que estemos.

Comentarios