Gabinete de políticos, militares, técnicos y admiradores de Trump

Bolsonaro se rodeó de liberales e integrantes de las Fuerzas Armadas y se alinea con EEUU.

03 Ene 2019
1

LIBERAL-CONSERVADOR. El Brasil de flamante Presidente reedita la unión de conservadores y militares de la Quinta República Brasileña (1964-85). Reuters

Pocas horas después de asumir la primera magistratura de Brasil en el Palacio del Planalto, sede del Gobierno nacional, Jair Bolsonaro estructuró el Gabinete presidencial y se reunió con el secretario de Estado norteamericano, Make Pompeo.

Ayer también tomaron posesión de sus cargos los nuevos ministros. Pablo Guedes, que estará a cargo de un superministerio de Economía, evitó caracterizar al nuevo Gobierno como un equipo de extrema derecha. “Después de 30 años de una alianza política de centroizquierda, hay una alianza entre conservadores en las costumbres y liberales en la economía. Es una centroderecha”, matizó.

El Gabinete cuenta con técnicos, políticos de carrera, militares y hasta un astronauta. Bolsonaro ha escogido a sólo dos mujeres (la ministra de Agricultura, Tereza Cristina, y la de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves) y ha otorgado una gran cuota de poder al ministro Guedes, economista formado en la Universidad de Chicago. Otras figuras importantes del nuevo Gobierno son Sergio Moro, el ex juez que encarceló al ex presidente Lula da Silva y que ahora se hará cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, y Ernesto Araújo, un antiglobalista admirador de Donald Trump que ocupará el Palacio Itamaraty, sede del área de Relaciones Exteriores.

Guedes dirigirá una cartera que aglutina los antiguos ministerios de Hacienda, Planeamiento e Industria y Comercio Exterior. Técnico con pocos lazos políticos, es cofundador de un think tank de expertos liberales. En su discurso, prometió que llevará adelante sus reformas macroeconómicas en un plazo adecuado, sin prisas. “Los Chicago Oldies (en alusión a la escuela de pensamiento liberal en la que se formó) siempre tuvimos en cuenta la esfera del capital humano y la importancia de la salud y la educación”, se defendió. También precisó que las medidas más importantes de su gestión serán la reforma previsional, las privatizaciones aceleradas y la simplificación de impuestos. “Veo el futuro con ojos optimistas para recuperarnos de nuestros errores”, transmitió.

El Presidente no participó de la toma de posesión de Guedes porque el flamante ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, asumió al mismo tiempo en otro evento. Allí, en un breve discurso frente al general Eduardo Villas Bôas, jefe del Ejército, Bolsonaro opinó que las Fuerzas Armadas fueron olvidadas en el último tiempo “porque son un obstáculo para quienes quieren usurpar el poder”.

Además de la ceremonia de asunción del ministro de Defensa, la agenda de ayer de Bolsonaro incluyó reuniones con Pompeo y el enviado de la República Popular China, Ji Bingxuan. Estados Unidos y China son los principales socios comerciales de Brasil. Aunque hay muchas dudas sobre qué camino seguirá en política exterior, el nuevo presidente le prometió al secretario norteamericano una muy buena relación bilateral, le ratificó su oposición a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua y le anticipó que Brasil abandonará el Pacto Mundial sobre Migración, que el ex presidente Michel Temer firmó en Marruecos el 11 de diciembre.

Por su parte, el presidente argentino, Mauricio Macri, ausente en la ceremonia de asunción, felicitó al nuevo presidente de Brasil en Twitter. “Quiero enviarle mis mejores deseos a Jair Bolsonaro en el día que asume como presidente de Brasil. Confío en que nuestros gobiernos seguirán colaborando para la prosperidad de nuestros pueblos”, escribió. El brasileño le contestó por la misma vía: “sin duda Brasil y Argentina van a caminar juntos en direcciones diferentes a las pasadas por los últimos gobiernos”. Macri viajará a Brasilia para reunirse por primera vez con Bolsonaro el 16 de enero. (Reuters)

Comentarios