Los números hablan por él

Agustín Canapino ganó el oro; Fangio había sido el último piloto en lograrlo, en 1954.

19 Dic 2018 Por Carlos Werner
1

EL MEJOR. “El Titán” se quedó con un trofeo para el cual los favoritos eran Juan Martín Del Potro, Diego Simonet y “Pity” Martínez. telam

En 1954, cuando Juan Manuel Fangio ganó el Olimpia de Oro en su primera edición, era un indiscutido. Iba por su segundo título mundial en la F-1 (además de dos subcampeonatos) y venía de ser campeón en el TC (1940 y 1941). En 2018, cuando Agustín Canapino le devolvió el trofeo al automovilismo después de 64 años, son otras las discusiones.

“Hay que intentar ser el mejor, pero nunca creerse el mejor.” Era una de las frases de cabecera de Fangio. ¿Es Canapino el mejor deportista argentino de 2019? La cerrada votación del Círculo de Periodistas Deportivos de Buenos Aires así lo decidió. ¿Hizo más méritos que, por ejemplo, Juan Martín del Potro, Diego Simonet o el “Pity” Martínez, apuntados como favoritos? Toda elección de este tipo es difícil. Comparar curriculums es una alta responsabilidad y no siempre prima el equilibrio y la objetividad. También es cierto que en ocasiones un logro de último momento, con visos de hazaña, inclinan la balanza. E incluso que la fuerza de los antecedentes de cada deportista nominado, ya no por lo hecho durante una temporada sino en un período corto de tiempo, también incide.

Cualquiera de estos detalles podrían haber llevado a “Canapa” al premio mayor. Pero que quede claro que lo que hizo este año confirmó sus condiciones. Desde 2016 que es aspirante a la triple corona (ganar los torneos del Súper TC2000, del Top Race y del Turismo Carretera); ese año lo logró en las dos primeras. En 2017 festejó en el TC, en el TR y fue 2° en el ST2000. Esta temporada, a poco del final, lideró los tres certámenes, fue 2° en dos y se adjudicó el más popular, el de TC. Y de una manera increíble, largando muy atrás en la última carrera del año y llegando 2° bajo la lluvia, tras un oportuno cambio de neumáticos antes de salir. Una hazaña.

“Correr no es sólo conducir un coche. Es también ser íntegro, vivir una pasión, marcar una historia. Es por eso que nadie va a igualarlo”, dijo Ayrton Senna de Fangio. Canapino no llegará a la altura del “Quíntuple” en logros, pero cada palabra del brasileño aplica en él. Carlos Reutemann ganó cinco Olimpia de Plata, pero nunca el oro. “El Titán” pudo. Y, en un acto de grandeza, se lo ofrendó “a todo el automovilismo”.

Comentarios