Del simulador a la cumbre

19 Dic 2018

Agustín Hugo Canapino es su nombre completo. Lo apodan “El Titán”, “Canapa” y “Cabezón”. El 19 de enero cumplirá 29 años. Nació en Arrecifes, localidad bonaerense llamada “Cuna de Campeones”, ya que desde allí surgieron figuras de la talla de Luis Rubén Di Palma, José Froilán González y Norberto Fontana, entre muchos otros. Es hijo de Alberto Canapino, reconocido preparador de motores que, paradójicamente, pudo haber sido la gran barrera para que el hoy Olimpia de Oro llegue a la cumbre. La anécdota es rica en matices. Alberto nunca se interesó en que su hijo (siendo niño) corra; no le veía futuro. Pero “El Titán” no se entregó. Ganó en conocimiento de pistas, en referencias de frenado y en puestas de marchas, en juegos de simulación en una computadora. Un día, ante la negativa de Alberto, Agustín fue a hablar con Marcos Di Palma. Y le pidió que lo convenza para probar un coche de carreras. Subido a un Renault Mégane, en 2005 y con sólo 15 años, inició su carrera. Esa que lo llevaría a ganar títulos en la Copa Mégane, TC Pista y STP2000; siete en el Top Race y tres en el TC. En enero, dará otro paso: debutará en EE.UU. en las “24 Horas de Daytona”, serie IMSA.

Comentarios