Cartas, plegarias y botellas al mar con mensajes para los tripulantes del ARA San Juan - LA GACETA Tucumán

Cartas, plegarias y botellas al mar con mensajes para los tripulantes del ARA San Juan

Así recordaron sus familiares a los desaparecidos, luego de un año de la tragedia.

14 Nov 2018
1

FOTO ARCHIVO/ LA GACETA.

Botellas con mensajes arrojadas al mar, cartas llenas de recuerdos y deseos y fotos que intentan recrear momentos vividos antes de la tragedia del ARA San Juan. Esos son algunos de los rituales íntimos que los familiares de los tripulantes del submarino eligieron en los últimos días; de esa forma recordaron a los desaparecidos un año atrás en las aguas del Atlántico Sur.

Marcela Sánchez, esposa del suboficial primero Alberto Cipriano Sánchez, contó hoy a la agencia de noticias Télam que días atrás  se embarcó junto a otros familiares en el crucero "Anamora" y, luego de zarpar desde el puerto local, navegaron mar adentro para lanzar al agua una botella con una carta para su marido, uno de los cuatro marplatenses que viajaban en el San Juan.

"Miramos el mar y nos preguntamos dónde estás. Queremos encontrarte y vamos a hacer todo lo que sea necesario hasta saber la verdad", escribió Sánchez en el mensaje para su esposo, con quien llevaba 25 años de casada.

Marcela Moyano fue otra de las esposas que se embarcó para dejar un mensaje en una botella a su marido, Hernán Rodríguez, jefe de máquinas del San Juan, con el que comenzó una relación por Facebook allá por 2012, mientras él estaba destacado en una misión en la estación de la Armada ubicada en la isla Laurie de las Islas Orcadas del Sur.

"A un año de su desaparición, sigo sin saber de él. Sólo pido saber dónde está, porque a veces siento que estoy como el primer día que me llamaron para que fuera a la Base Naval", dijo Moyano, que reza cada día a San Expedito para pedirle alguna pista sobre el hombre del que se enamoró luego de que le enviara una solicitud de amistad desde la base antártica.

Marta Vallejos, hermana del suboficial segundo Celso Oscar Vallejos, sonarista del submarino, contó que la fórmula preferida para tener presente a su hermano es escribirle cartas y mirar las fotos que guarda de él.

"Miro sus fotos y todavía no caigo. Cuando se lo nombra, trato de recordarlo siempre alegre como era él. Recuerdo las charlas que teníamos, las anécdotas sobre las travesuras que hacíamos juntos", recordó.

Isabel Polo, hermana de Alejandro Polo, cabo primero del submarino, lo recordó como alguien "familiero y muy pendiente de sus hijas" Mía y Renata, y de su esposa Verónica.

"Nosotros somos de Jujuy, y una de sus pasiones eran las fiestas patronales que compartía cada vez que tenía vacaciones. Por eso me gusta recordarlo pensando en el baile y en la música de allá", dijo.

Comentarios