Una adhesión “desapareció” del dictamen a favor de Ojeda

Hubo dos opiniones de la mayoría: en la primera está Bellomío; en la segunda, no.

09 Nov 2018

El nombre del legislador Silvio Bellomío (Peronismo del Bicentenario) “desapareció” del dictamen que la mayoría emitió el 30 de octubre para aconsejar la aprobación del nombramiento de Walter Ojeda Ávila como juez interino, acuerdo que no tendrá lugar puesto que el postulante renunció tras enfrentar abundantes cuestionamientos acerca de la verosimilitud de sus antecedentes. Del texto notificado el 31 de octubre surge que Bellomío firmó la opinión favorable a Ojeda Ávila junto a los oficialistas de la comisión de Peticiones y Acuerdos: Sandra Mendoza (presidenta), Daniel Herrera, Zacarías Khoder, Sara Assán y Marcelo Caponio. El 6 de noviembre y cuando ya habían sido ventiladas las irregularidades de los antecedentes, los legisladores recibieron otro dictamen de mayoría con la misma fecha que el anterio, pero sin la adhesión de Bellomío, alteración unilateral prohibida por el artículo 78 del Reglamento.

La nueva versión del dictamen coincidió con la publicación de una entrevista en la que Bellomío afirmó que no había firmado ni la opinión del oficialismo ni la del opositor Alberto Colombres Garmendia (PRO), que aconsejó el rechazo del pliego de Ojeda Ávila por las inconsistencias detectadas en el currículum. “Siempre pido cuartos intermedios o la posibilidad de aclarar algunos aspectos. En este caso en particular hablé con la presidenta de la comisión (la oficialista Mendoza) porque entendía que el postulante debía referirse en forma escrita sobre su currículum, pero no recibí la aclaración. No dictaminé porque no tenía los elementos para hacerlo”, expresó el lunes. Bellomío reiteró esa postura ayer. “Me dijo un encargado de la comisión que pasaron el primer dictamen como si yo lo hubiese firmado, pero no lo hice. Nunca lo firmé: lo aseguro. Tampoco me hicieron la firma... Por eso ocurrió un cambio (el segundo dictamen). No esperaban que hubiese este problema, y actuaron por uso y costumbre, no por mala fe, simplemente porque no les dan trascendencia a los instrumentos públicos. ¡Hay que ser serios! Por suerte esto no fue grave porque el candidato se bajó, pero qué lío podría armarse si la situación está pareja y define un voto”, conjeturó.

Mendoza, titular del comité, manifestó que en la reunión del 30 de octubre, tras la audiencia con Ojeda Ávila donde Colombres Garmendia señaló la primera inconsistencia del CV, Bellomío le dijo que tenía su apoyo. “Él luego no volvió por la tarde a escuchar a los autores de impugnaciones y nunca se comunicó conmigo para pedir la aclaración (de Ojeda Ávila) que dice que pidió. Por eso contábamos con la firma de él. Y lo sacamos del dictamen cuando vimos su comentario en LA GACETA. Pero yo le dije a la secretaría que lo incluyera con su autorización”, comentó la legisladora.

Detalle anecdótico

Las idas y vueltas con relación a la participación de Bellomío en el sector que avaló el pliego enviado por el gobernador Juan Manzur serían anecdóticas porque ayer los legisladores decidieron por unanimidad retirar los dictámenes respecto de Ojeda Ávila. “Las opiniones anteriores carecen de validez. Mañana a las 11 (por hoy) volveremos a reunirnos para recomendar el rechazo”, informó Mendoza. La justicialista negó que resulte imposible controlar adecuadamente las designaciones, como dijo Bellomío. “Está equivocado el legislador: él y los demás integrantes de la Legislatura tienen la posibilidad de verificar la información de los aspirantes a juez en la comisión. Deben ir ellos personalmente, no mandar asesores ni colaboradores”, dijo. Mendoza añadió que esta era la norma para evitar que se llevaran los expedientes o sacaran fotos con el fin de “hacer política”. “Son datos personales y lo que corresponde es verlos en presencia del equipo de la comisión, para no sacar ni agregar nada porque la información no debe ser manoseada”, agregó.

Los antecedentes polémicos de Ojeda Ávila quedaron a la vista cuando Colombres Garmendia reparó que el aspirante a camarista de Apelaciones en lo Penal de Instrucción había declarado un premio por no reprobar materias cuando su analítico contenía 19 aplazos. Otras revelaciones indicaron que presentó un título de máster considerado falso por los organizadores del posgrado.

Mendoza descartó este jueves que hubiese que publicitar los currículos de los futuros magistrados. “Insisto en que son cosas personales. El Consejo Asesor de la Magistratura es responsable de evaluar los antecedentes y la capacidad de los postulantes. No sé qué pasó realmente con Ojeda Ávila porque parece que no presentó los mismos CV en la Legislatura y el Consejo”, observó (ver “Consejeros anuncian...”). Mendoza dijo que le pareció “totalmente desubicado el hombre”: “no podés agregar cosas ni inventar. Cuando se tomó conocimiento (de las irregularidades), en el bloque obviamente decidimos que no íbamos a darle acuerdo”.

Comentarios