En Villa Urquiza contratan vigías para 
ir hasta la parada del colectivo

Los vecinos y los comerciantes aseguran que los ataques se producen “a toda hora”.

07 Sep 2018
1

SEGUIDILLA. Una panadería fue blanco de varios asaltos en pocos meses.

En Villa Urquiza, los vecinos y comerciantes coinciden en que la calle Venezuela es una de las más transitadas por los motoarrebatadores que operan en ese sector de la barriada ubicada en el norte de la capital. Algunos negocios han sido asaltados varias veces en los últimos meses. Uno de esos casos es el de una panadería de Venezuela y República del Líbano.

Lía Madrid atiende ese local. Así recuerda el último caso de inseguridad en ese comercio: “Ya sufrimos varios robos. El último fue hace tres domingos. Eran como las 8.30 cuando entró un chico. Yo estaba limpiando con mi compañera. Nos dijo que si no le dábamos la plata nos iba a pegar un tiro. No le di nada y salí corriendo”.

La encargada remarcó que el delincuente actuó con tal impunidad, que momentos después regresó. “Primero se fue, pero volvió al rato con otros dos tipos en una motocicleta. Dieron unas vueltas, pero como ya estaba la Policía, se fueron”, detalló.

“Una promo”

“Sospechamos que es alguien que ya había observado los movimientos en el local, porque entró simulando ser un cliente y pidió ‘una promo’, que son ofertas que sólo los clientes conocen”, explicó. “Cada vez es peor. Yo me quedé con mucho miedo y mi compañera renunció”, opinó.

La trabajadora contó que no fue el único robo que sufrió en las últimas semanas. Incluso, tuvo que contratar un vigía barrial para que la acompañe a la parada de colectivos. “Decidí pagar por seguridad después de que me asaltaron en la calle hace unos 15 días. Me encañonaron y gatillaron. Eran dos que iban en una moto. Actuaron con violencia, también me pegaron en la boca. Se llevaron mi cartera con $ 2.000”, relató.

Madrid explicó que llega a su trabajo antes de las 7, pero que espera a que abran otros negocios antes por miedo a sufrir un nuevo asalto. “No queda otra que esperar a que abran los otros negocios porque es muy peligroso”, contó.

Más casos

“A mi hijo le robaron la moto en la puerta de la casa. Era nueva. Al final no hicimos la denuncia. Nos da mucho impotencia que no haya ni un agente recorriendo la calle. Los motochorros recorren constantemente la zona, sobre todo en las calles donde hay paradas de colectivos”, dijo Ramón Gallardo.

“Todos los días hay robos en la cuadra, la Policía da una vuelta y se va. A mí se asaltaron dos veces motochorros. La última fue hace tres meses. Uno me arrancó el monedero”, contó Margarita López mientras aguardaba el colectivo en República del Líbano. Por esa arteria circulan las líneas 1, 101 y 12.

“Yo salgo a la calle con lo justo desde que me asaltaron dos motochorros. Ahora no llevo ningún objeto de valor encima. Cuando voy a hacer las compras salgo con lo justo”, dijo Graciela Sosa, quien reside en Venezuela al 1.400.

Horacio, propietario de una carnicería de Venezuela al 800, comentó que tuvo que contratar a personal policial para detener la seguidilla de robos que venía sufriendo en su establecimiento.

“Debemos pagar por seguridad porque no se puede estar. Antes tuvimos seguridad privada pero no nos dio resultados. Nos robaron dos veces. Ahora, como ven a un policía en la puerta, los ladrones que se movilizan en motos pasan de largo. Así estamos más seguros”, relató.

Denuncias LA GACETA cuenta con un canal directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y videos) deben ser enviados vía WhatsApp al número 381-6311910.

En Esta Nota

Villa Urquiza Inseguridad
Comentarios