Debaten sobre salud sexual y apuntan a bajar la cifra de embarazos adolescentes en Tucumán

En 2017 el índice fue 18,3%; en Salud confían en sostener la reducción y llegar a la media nacional, de 15%.

28 Ago 2018
1

MESA AMPLIA. Legisladores, funcionarios y referentes de órganos públicos participaron de la reunión de Salud. prensa legislatura

Los participantes admiten que el debate no es sencillo. Y un indicio de ello es que ayer, luego de más de una década, la Legislatura abrió la discusión para definir si adhiere a la ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. Si bien el tema no está incluido en el orden del día de la sesión del jueves, el encuentro permitió que funcionarios, legisladores y representantes de distintos organismos expresaran datos y posturas al respecto.

La comisión de Salud de la Legislatura, presidida por el oficialista Reneé Ramírez (Tucumán Crece-PJ), había convocado a analizar el proyecto de ley presentado por su par, Stella Maris Córdoba (Proyecto Popular), que apunta a incluir a la Provincia en el régimen federal. La iniciativa, elevada por la ex diputada en 2016, tiene dictamen de la comisión de Familia, pero si no recibe el aval del comité de Salud antes de octubre su estado parlamentario caducará y será enviado al archivo del cuerpo legislativo.

En este marco, fueron citados referentes de los Ministerios de Salud y de Educación del Ejecutivo; del Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (Ipsst); el defensor del Pueblo, Fernando Juri Debbo; y representantes del Inadi, entre otros.

Más allá de las posturas coincidentes y disidentes sobre el tema, varios de los participantes destacaron tras el encuentro las cifras aportadas por Viviana Guzmán, referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la Provincia. En el debate, según reconstruyó LA GACETA, la especialista remarcó que en la cartera a cargo de la ministra Rossana Chahla consideran “indispensable” que Tucumán ingrese “en el marco jurídico” que otorga la normativa nacional, con el fin de “respaldar todas las acciones” que se vienen llevando a cabo en ese sentido. De hecho, Guzmán hizo énfasis en uno de los aspectos que ofrece el programa federal, y que apunta a la prevención de embarazos adolescentes. En 2016, expresó, el índice en Tucumán fue del 20% del total de los nacimientos registrados en el servicio de maternidad del sector público. En 2017, agregó la experta, el porcentual bajó a 18,3%. Y se mostró optimista porque, según las proyecciones que ofrecen los datos del primer semestre de 2018, el índice podría caer al 15,5%, muy cerca de la media nacional, que es del 15%.

En particular, Guzman detalló que se produjo una disminución sobre todo en los embarazos en menores de 15 años, que en 2016 alcanzaba el 2,5%. Si bien remarcó que en la actualidad se desarrollan tareas conjuntas con el Ministerio de Educación y se trabaja con métodos anticonceptivos no invasivos, la adhesión a la ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable permitirá reforzar los programas locales. “Tucumán está en el momento justo de dar una respuesta a su población”, dijo en la reunión.

Los legisladores que participaron del encuentro también expresaron sus posturas. “La discusión (en el Congreso de la Nación) sobre la interrupción voluntaria del embarazo, más allá de las distintas posturas, ha permitido una conclusión, y es que los argentinos necesitamos trabajar en la prevención. Y esta normativa permite eso. Ha quedado en claro que existe una posición a favor del Ministerio de Salud por la necesidad de contar con esta herramienta”, indicó Córdoba. Añadió que, más allá de la caída en los índices de embarazos adolescentes, Tucumán sigue por encima de la media nacional. Advirtió que la mayoría de los casos son “forzados”.

El peronista Marcelo Caponio (Tucumán Crece) llamó a incluir en el debate la adhesión a la ley nacional de Educación Sexual Integral (ESI), y marcó que ha presentado un proyecto con ese objetivo. “Si bien son normas que tienen dos finalidades distintas, ambas confluyen en un mismo aspecto, que es la educación de los niños”, indicó Caponio.

La peronista Silvia Rojkés (Tucumán Crece), titular de la comisión de Educación, instó a su turno a adoptar una perspectiva amplia del asunto, con el fin de implementar políticas integrales desde la Provincia. Por ello, pidió que se trate un proyecto para establecer consultas médicas anuales de adolescentes al iniciar y al concluir el secundario.

El radical Raúl Albarracín se mostró en desacuerdo con la adhesión a la ley nacional de Salud Sexual. “(Esa norma) ha mostrado su fracaso en las provincias (que la implementaron); no es el camino. Necesitamos una propuesta superadora, propia, que se adecue a la realidad de los tucumanos”, afirmó Albarracín. Consideró que se debe apuntar a “una ley que promueva salud en serio, la protección a los más vulnerables y una verdadera política de planificación familiar”.

Ramírez anticipó que seguirán los debates. “Son importantes todas las opiniones, desde los organismos gubernamentales hasta cualquier institución que requiera expresarse”, indicó.

Claves de la norma

- El Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable fue creado por ley nacional 25.673, y promulgado en 2002.

- El texto fija siete objetivos, como, “disminuir la morbimortalidad materno-infantil”, “prevenir embarazos no deseados”, “promover la salud sexual de adolescentes”, “contribuir a la prevención de enfermedades” y “potenciar la participación femenina en la toma de decisiones sobre su salud sexual y procreación”.

- La norma aclara que los alcances de algunos puntos en instituciones educativas son relativos según “el marco de sus convicciones”.

La comisión de Salud se comprometió a recibir a otros sectores para que opinen

Organizaciones que rechazan la educación sexual desde el Estado y objetan la adhesión a la ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable se manifestaron a las afueras de la sede de la Legislatura con pancartas y cantos. A raíz del reclamo, el legislador Reneé Ramírez, titular de la comisión de Salud Pública, salió de la reunión que se llevaba a cabo para garantizarles que habrá nuevos encuentros y que serán invitados al debate. “(El objetivo) es poder dar dictamen a un proyecto de ley que sea consensuado con todos los sectores”, manifestó el dirigente manzurista en rueda de prensa.

Comentarios