Unos 1.200 venezolanos dejan Brasil luego de recibir ataques

Los migrantes cruzan de a miles la frontera para huir de la crisis económica en su país La agresión de residentes de Paracarima a un campamento donde había familias causó pánico. Militarizan la zona

20 Ago 2018
1

DESTRUCCIÓN. “Quemaron todas nuestras cosas, incluso la ropa de los niños”, contó una mujer migrante. reuters

PARACARIMA, Brasil.- Cerca de 1.200 inmigrantes venezolanos abandonaron Brasil y volvieron a su país, luego de ser agredidos por residentes en la fronteriza ciudad de Paracaima.

El Ejército brasileño, que se encuentra apostado en la ciudad, confirmó la salida de los venezolanos, luego de que cientos de ellos fueran atacados por brasileños, el sábado. Ayer no hubo más incidentes.

El ataque ocurrió luego de un asalto violento a un comerciante de la ciudad, el viernes, por el que acusaron a cuatro venezolanos. Luego de una marcha para protestar por la falta de seguridad, residentes de Pacaraima agredieron con bombas caseras y palos a los venezolanos que vivían en carpas improvisadas y quemaron sus pertenencias.

“Los brasileños vinieron corriendo con palos y botellas. Quemaron todas nuestras cosas, incluso la ropa de los niños”, dijo Joana Pérez, una madre de 24 años que sostenía a un bebé de 6 meses. “Tengo miedo. No sé dónde dormir esta noche o si habrá otro ataque. Perdimos todo. Todo lo que tengo es mi tarjeta de identificación”, agregó.

Suely Campos, gobernadora del norteño estado de Roraima, en el que se encuentra la ciudad fronteriza, se reunió luego de los incidentes con autoridades locales y nacionales para analizar lo ocurrido y los pasos a seguir.

El Ejército brasileño estima que aproximadamente 2.000 venezolanos vivían en la fronteriza Pacaraima antes de las agresiones.

En lo que va del año, más de 17.000 inmigrantes de Venezuela pidieron refugio en Brasil, en un viaje al sur, escapando de la profunda crisis social y económica que afecta a su país.

La mayoría ingresa por Pacaraima y luego sigue camino a Boa Vista, la capital de Roraima, y a otras ciudades brasileñas.

En la ciudad fronteriza, el flujo migratorio ha desbordado a los servicios sociales del estado, han provocado un aumento del crimen, de la prostitución, de las enfermedades e incidentes de xenofobia, han dicho funcionarios del gobierno brasileño. Para hoy, anunciaron autoridades, se enviarán tropas a la frontera con Venezuela. (DPA-Reuters)

En Esta Nota

Brasil
Comentarios