“Los productores manejaron bien sus campos”, destacó Gamboa

El técnico del Programa Granos de la Eeaoc ponderó los rindes que se obtienen

28 Jul 2018

El cultivo de maíz tuvo un comportamiento muy similar a los cultivos de granos como la soja, que se realizaron en la provincia durante la campaña que todavía estamos trillando, ya que el clima, sobre todo las lluvias, fueron las que influenciaron en cómo se desarrolló el cultivo y los rendimientos que se están logrando, comentó Daniel Gamboa, técnico del Programa Granos de la Eeaoc.

El mes de enero fue el mes en que realmente llovió, y “en marzo el agua desapareció del horizonte causando gran preocupación en el sector, ya que es el mes donde el maíz tiene que cumplir una importante etapa para fijar rendimiento, y es allí donde faltó totalmente el agua”. El período crítico del maíz para definir el rendimiento es de 20-25 días antes de que aparezca la flor, hasta 20-25 días después y se da juntamente durante ese mes.

“Esos 45 días son vitales, donde la flor tiene que aparecer pareja, que se produzca la polinización adecuada y que el llenado se realice de la mejor manera, aspectos que permiten definir gran parte del éxito de la posterior trilla”.

Todo esto daba a pensar que los rendimientos en el maíz debían ser un reflejo del comportamiento climático, y realmente “durante la trilla que se viene realizando en el cultivo durante este mes de julio demuestra lo contrario. Indudablemente el productor viene haciendo las cosas bastante bien para lograr estos resultados”, dijo.

“Durante el mes de marzo estuvimos muy preocupados y recorríamos, día a día, los cultivos para ver lo qué pasaba; veíamos lotes con puntas secas y otros problemas relacionados a la falta de agua, y avizorábamos una campaña maicera muy mala. Pero pasó el tiempo, y cuando empezó la trilla realmente en algunos lotes los resultados sorprendieron a más de uno. Se dieron buenos rindes y con los precios acompañando las necesidades del productor”, señaló.

“Todavía estamos evaluando los resultados que se vienen dando, para dar valores ciertos de rendimientos que muestren la realidad, y en cuanto a calidad todavía no hay sorpresas que puedan complicar las cosas. Solo se notan un poco chicos los granos, pero el rinde no cae”, describe Gamboa.

El trabajo a campo

El analista opinó que “seguro que muchas cosas se hicieron bien durante el cultivo de maíz, ya que a pesar del clima y del momento en que ocurrió la falta de agua, los resultados logrados hasta el momento son muy satisfactorios”.

Sin duda -agregó-, “el productor está sembrando mejor y presta mucha atención a tener una siembra prolija, ha fertilizado más este año, ha hecho una buena elección del híbrido, ha realizado mejor y en tiempo y forma los barbechos, controló malezas adecuadamente y, a pesar del clima, el cultivo pudo aprovechar mejor todo lo que tenía a mano en cuanto a humedad disponible y enfrentar mejor esa falta de lluvias durante marzo”.

Deduzco que las cosas se vienen haciendo bien, ya que lo que esperábamos que sea muy malo en rendimientos, las trillas que se realizaron y se realizan salieron muy bien. “El productor, sin duda, viene sabiendo cómo hacer un adecuado manejo del cultivo, y logró morigerar de manera muy importante los efectos negativos de la falta de lluvias, en un momento crítico del cultivo como lo es el mes de marzo”, ponderó.

Realmente, “los resultados que se están dando nos ponen muy contentos, y avizoramos que el maíz está siendo un cultivo muy importante en el sistema productivo del agricultor de granos de Tucumán y del NOA y que aporta beneficios y sustentabilidad más que importantes”.

Comentarios