“Ellos crearon un monstruo que ahora no pueden controlar”, dijo Mónica Farías

La fuga de "El Gordo" fue un baldazo de agua fría para los familiares de Fabio Sebastián Farías.

27 Jul 2018
1

AMENAZAS. Los Farías aseguran que avisaron en la Justicia sobre la peligrosidad de los Reyna.

La noticia de la fuga del “Gordo” fue un baldazo de agua fría para los familiares de Fabio Sebastián Farías, quien, según la acusación, fue asesinado hace un mes en Manantial Sur por el adolescente evadido. Por ese hecho el “Gordo” estaba internado en el instituto Roca, de donde escapó en la tarde del martes pasado. “Sabemos que tiene sed de venganza. Él lo dijo desde el principio, quiere seguir matando a mi familia. Su fuga nos preocupa mucho. Se nos acabó la tranquilidad”, dijo Mónica Farías, hermana del joven asesinado en la tarde del miércoles 20 de junio. Su otro hermano está esperando ser enjuiciado por el crimen de Emanuel “Monito” Reyna, hermano del “Gordo”.

“El Gordo” dio claras señales de que no está dispuesto a entregarse a las autoridades

Ambos bandos pertenecen a la misma familia, aunque están enfrentados desde hace una década. Son oriundos del barrio Juan XXIII (“La Bombilla”), pero se mudaron a Manantial Sur. En ambos barrios se desarrolló el megaoperativo de la Policía Federal en que fue detenido Mario Dardo “El Mono” Reyna, padre del menor evadido y líder esa organización narco.

Quién es "El Gordo" Reyna, quien con 17 años está acusado de tres homicidios

Según la pesquisa, el “Gordo” mató a Farías de tres tiros por la espalda. Los investigadores sospechan que los Reyna pensaban que el adolescente de 18 años fue quien le proporcionó a la Federal la información que permitió allanar algunas de sus propiedades y detener a sus líderes. Pero también está acusado de los homicidios de Gustavo Farías y Ezequiel Navarro, ocurridos en 2016. “Ellos crearon un monstruo, un asesino serial que ni ellos pueden controlar. Es triste porque es muy joven y está enloquecido. Quisiera saber quién lo va a controlar. Quiere matar a cualquiera que sea un Farías. Quieren seguir derramando sangre”, dijo Mónica Farías. “Lo único que espero es que no haya más víctimas inocentes y que la Policía lo atrape rápido, porque no solamente nosotros corremos peligro; la sociedad también”, concluyó.

Comentarios