Ascárate dice que ya entregó 10 jardines a la Provincia, pero el Gobierno lo niega

Antes de fin de año, según adelantó el funcionario Ascárate, estarán listos los otros jardines. “Cada jardín está equipado con todo el mobiliario”, detalló el macrista. Según el funcionario del Plan Belgrano, hasta fin de año la Nación finalizará y entregará 24 establecimientos.

25 Jul 2018
1

OBRA LISTA EN ALSINA Y AYACUCHO. Funcionarios del Plan Belgrano se comprometieron a finalizar 24 jardines de infantes en la provincia hasta fin de año, dentro del plan nacional “10.000 Aulas”. la gaceta / foto de josé nuno

Mientras que funcionarios nacionales afirman que la Nación ya finalizó y comenzó a entregar jardines de infantes anunciados por el presidente, Mauricio Macri, funcionarios provinciales aseguran que no se concluyó ninguna obra. “Estamos expectantes: desde el anuncio de los 3.000 jardines, en los dos años y medio que van de gestión, no se ha podido inaugurar ninguno hasta el momento”, informó a LA GACETA el secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Educación, Esteban Medina (ver nota aparte). “Eso es mentira, pero no vengo a pelearme con nadie, simplemente pido que la Provincia iguale la inversión en Educación que hace el Estado nacional”, respondió José Ricardo Ascárate, subsecretario de Programas e Infraestructura del Plan Belgrano.

Anuncio nacional

La primera etapa del programa nacional “10.000 Aulas” (ex 3.000 Jardines) finalizará este año: se inaugurarán 24 jardines de infantes en la provincia para dotar al sistema de Educación provincial de parte de la infraestructura necesaria para garantizar que los niños comiencen a escolarizarse desde los 4 años, como establece la legislación argentina.

“Cada jardín está equipado con la totalidad del mobiliario escolar, juegos en patios, cocinas industriales con todos los utensilios y el ajuar para trabajar, listos para usar. De los 27 que terminaremos este año, 10 ya están listos y a disposición de la Provincia para que nombre los docentes”, explicó Ascárate.

Los 10 jardines terminados demandaron una inversión de $ 126,8 millones, con fondos nacionales. De esa cifra, siete se encuentran en San Miguel de Tucumán, uno en Chicligasta, uno en Trancas y otro en Cruz Alta.

Ascárate explicó que también hay siete jardines con un avance de obra del 70% en localidades de Burruyacú, La Cocha, Alberdi y Cruz Alta, que se inaugurarán en semanas. Otra tanda de siete jardines registran un avance de entre el 20% y el 50%, también en pueblos del interior, y tres proyectos más están entre los que recién se firmaron los contratos. “A nivel nacional se le cambió el nombre al programa, y en vez de jardines se habla de construcción de aulas, de salas en metros cuadrados. En Tucumán hablamos siempre de construir jardines nuevos, por eso inauguraremos 24 hasta fin de año y en el próximo año esperamos licitar 20 más”, continuó el funcionario del Plan Belgrano.

Durante el último año de gestión del gobierno de Cristina Fernández (2007-2015), se promulgó la ley 27.045, que modificó la ley de Educación Nacional (2005). La norma estableció dos modificaciones: en su artículo 16 legisla que “la obligatoriedad escolar en todo el país se extiende desde la edad de 4 años hasta la finalización del nivel de educación secundaria”; además estipula que Nación, las provincias y la Ciudad Autónoma “tienen la obligación de universalizar los servicios educativos para niños de tres años de edad y priorizar la atención educativa de sectores menos favorecidos”. La reglamentación apuntó a que “la educación inicial constituya una unidad pedagógica y comprenda a los niños de 45 días hasta los cinco años de edad inclusive, siendo obligatorios los dos últimos años”.

“Estos jardines no alcanzarán para dotar a la Provincia de la estructura que hace falta, pero la educación es una responsabilidad provincial. Nosotros hacemos estas obras desde Nación para ayudar a las provincias. El Estado nacional, que no tenía por qué hacerlo, está invirtiendo en Tucumán para construir más establecimientos. Para los que dicen que el Plan Belgrano es puro humo”, remarcó ofuscado Ascárate, funcionario del programa nacional que ahora tiene a su cargo al correntino Carlos Vignolo (suplantó al diputado nacional José Cano).

Los proyectos de los nuevos jardines en la provincia se contemplaron con una construcción en seco (con una estructura alivianada), para acelerar su entrega.

“Me tiene harto la ‘posverdad’ (la distorsión intencionada de la realidad). Gente que se atribuye cosas que no hace, como funcionarios del Gobierno provincial que fueron a sacarse fotos en el jardín que se inauguraba en Trancas, en Benjamín Paz, cuando lo hizo la Nación. Nosotros no nos atribuimos cosas que no hacemos, no nos gusta que los demás sí lo hagan”, cuestionó Ascárate.

Aclaró que no buscaba polemizar con funcionarios de Educación locales. “No es verdad: hoy a la mañana (por ayer) el diputado Cano se reunió con la directora de un nuevo jardín en San Andrés. Desmiento total y absolutamente que nos hayan dado terrenos de la provincia, algunos jardines están construidos en terrenos municipales o centros deportivos, otro en una plaza municipal. No quiero pelearme con la Provincia sobre cuánto hace la Nación, quiero que al menos que la Provincia haga lo mismo que Nación: terminaremos y entregaremos 24 jardines este año, que la Provincia construya 24 más y solucionamos la matrícula”, finalizó.

De prometer 3.000 jardines a proponer 10.000 aulas

Uno de los ejes de la campaña presidencial en la que se impuso Mauricio Macri fue el anuncio de construir más de 3.000 jardines de infantes y centros maternales, para ampliar la estructura educativa, brindar estimulación a niñas y niños, y permitir a los padres poder trabajar sin tantas dificultades de cuidado. “Me comprometo a construir los 3.000 jardines de infantes que faltan”, había dicho Macri en el debate con el candidato del PJ Daniel Scioli, antes de las elecciones de 2015. El año pasado el Gobierno nacional modificó el programa original, llamado 3.000 Jardines, y propuso construir 10.000 aulas o salas. De acuerdo con las previsiones oficiales, es probable que no se llegue a las 10.000 aulas, aunque aún resta un año y medio de gestión. El sitio especializado Chequeado.com consultó la situación el año pasado a funcionarios del Ministerio de Educación, encabezado por Alejandro Finocchiaro. En 2017 estaba previsto que se construyan 1.400 aulas nuevas de jardín, a las que se suman las 3.043 previstas en el Presupuesto de 2018, por lo que, si se cumplen las previsiones, a fines de este año habría 4.500 aulas construidas. La modificación del programa respondió a que si bien la Nación se comprometía a construir los jardines con fondos nacionales, las provincias y municipios debían disponer los terrenos. “El plan implicaba un gasto corriente muy grande para las jurisdicciones, es decir salarios. En los lugares donde ya tenemos jardines de infantes, el objetivo ahora es ampliar su capacidad edilicia”, había explicado Finocchiaro. Los nuevos jardines y maternales implican un beneficio para las mujeres: las argentinas con hijas e hijos ganan un 16,8% menos que las que no tienen infantes a cargo (que a su vez es menor al salario de un hombre en igual cargo), según un informe de la Organización Internacional del Trabajo.

Comentarios