Son tres las víctimas de hechos vinculados al robo de motos en 2018

Dos de los fallecidos murieron por haber atacado a conductores.

17 Jul 2018
1

EL LUGAR. Asaltantes atacaron a un grupo de personas que estaban en un drugstore de avenida Kirchner al 1.900. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Al menos tres tucumanos perdieron la vida en situaciones vinculadas al robo de motocicletas en lo que va del año. Dos de ellos murieron cuando habrían intentado asaltar a los propietarios de los rodados y el tercero fue víctima de un atraco.

El primer caso ocurrió en febrero. Cerca de la 1, en un drugstore que está ubicado a metros de la esquina de la avenida Néstor Kirchner y Pellegrini, había un grupo de personas entre las que se encontraba el agente Fabián Ledesma, que presta servicios en la Dirección de Guardia Urbana. De pronto aparecieron seis jóvenes que se movilizaban en tres motos. Dos de ellos se bajaron y se dirigieron hacia donde estaba este grupo. Interrumpieron la charla y con armas en la mano, intentaron quitarle la moto a Sergio Campos.

Según la investigación, el uniformado dio la voz de alto e inmediatamente se desencadenó un tiroteo. Uno de los supuestos atacantes quedó tendido en el suelo y sus compañeros huyeron pero luego decidieron volver por él, lo cargaron en una moto y lo arrojaron en la guardia del hospital Padilla, donde falleció a los pocos minutos. Allí fue identificado como Víctor Raúl Robles, de 17 años.

Ataque en la autopista

El otro hecho se produjo en marzo. De acuerdo con el reporte de la Policía, el cabo Marcelo Ruesja manejaba una motocicleta Yamaha 125 por la autopista sur, acompañado por su esposa, Alejandra Farías. Alrededor de las 0.30, cuando la pareja se encontraba circulando frente al parque industrial, fue abordada por dos personas armadas en otra moto.

Marcelo Ruesja fue asesinado cuando regresaba de una fiesta con su pareja

En circunstancias que aún no fueron aclaradas, uno de los hombres, que vestía un buzo rojo, abrió fuego contra Ruesja y su mujer, resultando el policía con un disparo en la cabeza, mientras que su esposa fue herida en la pierna izquierda. Los agresores escaparon con la moto Yamaha y con el arma reglamentaria del cabo.

Por este caso fueron detenidos dos primos, que negaron su participación en el hecho. Sin embargo, el fiscal Washington Navarro Dávila les imputó el delito. Ambos se encuentran detenidos con prisión preventiva.

La última víctima fue Leandro Julián Albornoz, que habría integrado el grupo que atacó el domingo a un efectivo de la Policía Federal.

Las estadísticas de la Policía indican que se roban entre cuatro y cinco motos por día, aunque el número sería mucho mayor, ya que no se denuncian todos los hechos. Las zonas más peligrosas son las avenidas de la periferia de San Miguel de Tucumán.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios