La rara defensa de la ex de Pity Álvarez: “llegó a un punto tan extremo que se vio amenazado”

Erika Boveri justificó el accionar del líder de Viejas Locas y habló de sus adicciones.

14 Jul 2018
1

La actriz Erika Boveri fue novia de Cristian “Pity” Álvarez durante un año y dijo que quedó shokeada tras la noticia de que el líder de Viejas Locas fue detenido por el crimen de un vecino. Aseguró que no entiende cómo el músico pudo haber matado a una persona: “nunca lo vi como un peligro para nadie, todo lo contrario, porque es una persona que hace el bien para los demás", manifestó. 

"No lo pinto como Robin Hood pero tampoco estoy de acuerdo con matar alguien, pero llegó a un punto tan extremo que se vio amenazado y por eso pasó lo que pasó", justificó la actriz en un móvil para el programa Intrusos.

Erika contó que nunca vio a su ex novio con armas, pero sabía que el cantante portaba una. “Supe que andaba con armas porque quedó muy asustado hace unos años después de un episodio con una fanática"; detalló que una joven lo había amenazado con dispararle dos tiros en sus piernas. Según el relato de la actriz, durante el tiempo que estuvieron juntos, "no surgió ningún inconveniente como para que sacara un arma".

Contó que Pity siempre quiso alejarse de las adicciones pero “no puede”. “Las ganas siempre están y el amor que tiene adentro es incondicional. Es muy solidario, humilde y respetuoso", aseguró.

Según la actriz, ella estuvo en pareja con el músico cuando ella tenía 18 años, vivía en Rosario y era estudiante de medicina. Aunque habló de episodios que vivió con el músico a sus 16 años.

Además, criticó a una mujer del barrio Samoré –el mismo donde vivía Cristian Diaz, el vecino al que habría disparado el cantante-.  Sostuvo que "ella era una vecina súper molesta", dejando entrever que todavía tenía vínculo con el cantante.

Destacó que Pity Álvarez tenía los teléfonos intervenidos. "Se los pinchaban. Siempre fue muy amenazado a través de los celulares y esto no es parte de una paranoia de él", aclaró. "Son fanáticos, gente que está mal de la cabeza y no lo dejan tranquilo ni en su barrio”, agregó.

A pesar de las denuncias que el músico tiene por violencia de género, Erika insistió que con ella "no tuvo una conducta agresiva". "Es una persona muy inteligente y creativa. La agresión nunca tuvo lugar en una conversación con él", agregó.

"No es una persona que da para andar matando gente por la vida", concluyó Boveri.


Comentarios