“No buscan el atractivo, quieren algo que les genere sensaciones”

Dos empresarios definen cómo fue cambiando el perfil del viajero. Aumento del turismo.

30 Jun 2018

Desconectar con frecuencia ya no es un deseo sino que es algo fundamental para sobrevivir, afirma el sociólogo Byung- Chul Han, quien describe la “sociedad del cansancio”. Las cifras del Ministerio de Turismo le dan la razón. En 2017 viajaron al exterior más de 10 millones de argentinos, un 33% más que en 2016. También creció un 20% el turismo interno. Hace una década, uno de cada tres habitantes del país había viajado al menos una vez al año. En la actualidad, es la mitad de la población.

Gregorio Werchow, que lleva más de 40 años trabajando en turismo en la provincia, asegura que los viajeros han cambiado mucho sus costumbres en los últimos años, desde que los ritmos de vida se apuraron demasiado. “Hace tres décadas el viaje más corto a Europa duraba 47 días. Hoy el tour más largo se extiende por 17 días. Esto se debe a que la gente no dispone de tantos días para viajar. Antes hacían esa aventura cada dos o tres años. Y en la actualidad, pueden viajar tres o cuatro veces al año”, describe.

Hoy la gente toma vacaciones promedio de 10 días. Hay un nuevo modelo de períodos fragmentados de tomarte dos o tres cortes en el año. Y no como se hacía antes que eran meses completos de enero o febrero en Mar del Plata, ejemplifica Werchow.

Un 15% se toma un fin de semana corto o largo. Casi el 60% no más de una semana. Por esta cuestión de conectar y desconectar, la tendencia que más crece entre los argentinos son las escapadas, según vienen detectando los principales portales vinculados a viajes, entre ellos, Booking.

“También cambió la forma de elegir el destino. El turista ya no compra solo un atractivo, quiere algo que le genere sensaciones. Y también cada vez hay más lugares o excursiones sin conexión a internet porque cada vez más gente entiende que si se va de vacaciones con el celular y la tablet traslada también su trabajo y por lo tanto no puede descansar”, señala Werchow.

Federico Lanati, videpresidente segundo de la Cámara de Turismo de la Provincia, sostiene que el hombre siempre necesitó descansar, solo que cambió el modo de hacerlo. “Hoy se necesitan experiencias que nos ayuden a interrumpir el ritmo de vida acelerado y que nos hagan descansar mentalmente”, describe.

Viajar, además de todo lo que implica placer, descubrimiento, desconexión y escape, también es contenido: es un objeto de deseo que la gente quiere tener y mostrar.

Y son cada vez más las personas que consideran un paseo como la mejor inversión. Prueba de eso es la cantidad de argentinos que salen del país, la incorporación de líneas low cost, todo lo que estamos viendo en Rusia, con estadios y calles repletas de camisetas celestes y blancas, explica Lanati, quien no pierde las esperanzas de que esto pueda hacer crecer aún más el turismo interno.

Comentarios