Juegos on line: apostillas

24 Jun 2018
1

UNA MINORÍA.- “Creo que la adicción existe, algunos lo toman por gracioso, pero si les propones que abandonen no lo pueden hacer y se justifican porque les divierte. Fui testigo de un caso realmente fuerte, un joven de unos de 24 o 25 años, se volvió adicto al LoL, no se si habrá sido por alguna especie de depresión, pero el empezó a jugar entre 10 a 15 partidas en promedio al día, jugaba todo el día, comía en la mesa de la PC, llegó hasta a dormir en la silla. Este muchacho perdió su trabajo, su novia y se terminó yendo de Tucumán. Pienso que todo lo que existe es adictivo, el tema depende de nosotros, nada en exceso es sano. Obviamente no todo el mundo que juega es adicto, siempre existe una minoría que hace abuso de algo recreativo y lo lleva más allá del límite. (Facundo)

AL EXTREMO.- “Se convierte en una adicción si se lleva al extremo, como todo. Yo, en los veranos, solía jugar 10 horas casi todos los días. Pero jugar videojuegos no es una enfermedad mental como la catalogan (no en la mayoría de los casos, solo en los extremos) ya que al ser una enfermedad mental, no tienes control de ello y los que ‘viciamos’ mucho sabemos lo que eso acarrea. Lo hacemos porque queremos, no por algo involuntario de nuestra mente”. (Leandro)

NO TODOS REACCIONAN IGUAL.- “Juego desde que tengo uso de la razón. Prácticamente nací con un joystick en la mano y si bien no tengo problemas con los videojuegos, tengo que admitir que es adictivo y no todas las personas reaccionan igual. Todo en exceso es dañino. Hay gente que perdió mucho tiempo, gente que se ponía violenta y no son relatos que me contaron, los viví en los años que me iba al cyber a jugar Lineage y Mu con los pibes. Hay gente que se ponía muy mal, que realmente desperdiciaba mucho tiempo en esto. (Lucas)

ADICCIóN SANA.- “Es una adicción sana en la mayoría de los casos, como hacer ejercicio genera adicción en algunas personas. Hay gente que colecciona (acumulador compulsivo) y está el que juega. Para mí puede ser una adicción diferente a otras. Excepto casos aislados, extremos, no creo que sea una enfermedad. (Martín)

SER GAMER.- “Ser gamers no implica que no veamos la vida de otra manera. Yo lo veo como un vicio y es el mejor que pude ingresar en mi vida. Antes fumaba; lo dejé después de 14 años y puedo decir que ese factor en mi vida me mataba… en cambio podría sentarme a jugar y pasarme las pocas horas que paso y me doy cuenta de que no me hago daño y que no le hago daño a nadie... Así que es un vicio que aplaudo”. (Daniele)

Comentarios