Trasladaron al penal de Catamarca a dos tucumanos para evitar que los ayuden a fugarse

Los gendarmes recibieron información que allegados a los detenidos, acusados de haber dirigido una organización narco, habrían estado organizando un golpe comando para liberarlos.

30 May 2018
1

LA PRUEBA. Los paquete con marihuana que encontraron en un campo.

Los hermanos Juan “Bebote” y Amado Paradi fueron trasladados al penal de Catamarca por razones de seguridad, según confirmaron a LA GACETA fuentes judiciales de esa provincia.

Los tucumanos fueron detenidos, junto a Claudio Antonio Sandoval, hace poco más de una semana acusados de dirigir una organización narco que se habría dedicado al tráfico de marihuana y de cocaína a nivel regional.

Los sospechosos fueron trasladados a comisarías de la vecina provincia hasta tanto se confirme su procesamiento. Sin embargo, los hombres Gendarmería Nacional le informaron al juez Miguel Ángel Contreras que habían descubierto un supuesto plan para liberar a “Bebote”, uno de los detenidos.

Narcotráfico: “todas las fuerzas tenemos que trabajar en conjunto”

Según la información que recibió el magistrado, un grupo de tucumanos habría estado planeando copar una dependencia policial (no se informó cuál) para rescatar a Parodi y luego ocultarlo en Tucumán.

Al igual que las locales, las comisarías catamarqueñas no cuentan con la capacidad suficiente para alojar a los detenidos y son custodiadas por pocos efectivos. Ante ese panorama, la Justicia Federal decidió trasladarlo al penal de Miraflores.

Fingían trabajar en el campo, pero habrían dirigido una banda narco con alcance regional

La unidad carcelaria que habría sido elegida por este grupo está ubicada en la localidad de Huillapima, Capayán, a unos 26 kilómetros de la capital catamarqueña. Fue inaugurado hace más de 10 años y tiene capacidad para más de 550 reclusos. Allí, son alojadas las personas procesadas por causas vinculadas a drogas.

En un diálogo con LA GACETA, Contreras aseguró que los Paradi se encuentran bien custodiados. “Se han tomado todos los recaudos necesarios y serán trasladados a sede judicial con un operativo especial, porque la unidad penitenciaria está retirada. De todas maneras, estamos preparados para hacerlo sin problemas”, señaló.

La causa

Se espera que hasta antes del viernes declaren los tres detenidos. A ellos se sumaría Micaela Juárez, la nuera de “Bebote”, que no fue arrestada porque se le otorgó un permiso especial, ya que se encuentra en período de lactancia, según confirmaron fuentes judiciales.

Los gendarmes detuvieron entre el sábado y el domingo a los tres hombres en una serie de allanamientos, que se realizó en diferentes ciudades del interior de la provincia. También secuestraron marihuana, cocaína y troqueles de LSD. Sin embargo, un día después encontraron 275 kilos de marihuana enterrados en una finca de Monteagudo.

En Monteagudo, la marihuana caía del cielo

Los pesquisas sostienen que los Paradi, que ya fueron condenados por una causa de drogas en 2011, dirigían una organización que podría haber trasladado desde Paraguay marihuana en avionetas, y arrojaban la carga a campos en el sur de la provincia. También sospechan que podrían haber trasladado cocaína desde el norte del país. El domingo, en Santiago del Estero, se incautaron unos 23 kilos de esa última sustancia, que podría haber pertenecido al grupo.

Por otra parte, ayer se presentaron en Catamarca Gonzalo Guerra y Rodrigo Bilbao, codefensores de Armando Rivadeneira, el propietario del campo donde encontraron la droga enterrada.

“Hemos confirmado que no existe pedido de captura en su contra. Estamos preparando todas las pruebas para demostrar que él no tiene nada que ver con la organización”, señalaron.

Guerra adelantó que buscarán demostrar que Rivadeneira les alquilaba el campo a los Paradi desde hace tiempo. “No tenía idea que ellos la utilizaban para esconder la droga”, comentó uno de los defensores.

Los vecinos de Monteagudo alertaron a los gendarmes que en los últimos tiempos era frecuente observar el vuelo de avionetas a muy baja altura. En principio, según declararon, habrían pensado que se trataría de naves que se dedicaban a fumigar los campos de la zona.

Comentarios