"Efecto Parravicini": la Corte ordenó el cierre de un edificio judicial en Concepción

El estado del inmueble había sido cuestionado por los abogados. Declararon una miniferia hasta tanto se reubiquen las oficinas.

29 May 2018
1

ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

Luego de los reiterados cuestionamientos de sobre el estado de un edificio judicial de Concepción, ubicado en la esquina de Francia y Güemes, la Corte Supresa de Tucumán resolvió el cierre del inmueble y el traslado de los juzgados a otros domicilios. La decisión se dio días después de la tragedia que provocó el desplome de la fachada del vetusto ex cine Parravicini.

Los abogados del sur habían cuestionado el estado de la sede en la que funcionaban los juzgados en lo Civil y Comercial, de Ejecución en lo Penal, y de Familia y Sucesiones (cuatro), entre otras reparticiones. Según denunciaron, no era apto para el ejercicio de la profesión por cuestiones de higiene y de seguridad. Por dicho motivo, el alto tribunal dispuso declarar una miniferia hasta tanto se reubiquen las oficinas.

El presidente del Colegio de Abogados del sur, Ángel Fara, adelantó que hasta este mediodía no tenía precisiones sobre dónde sería la nueva sede, al tiempo que reiteró las críticas al inmueble anterior. "Era muy inseguro. No tenía las habilitaciones pertinentes y no había ventilación ni salidas de emergencia. Si llegaba a pasar alguna desgracia, iba a ser muy grave. Estamos muy conformes con salir de ahí", remarcó.

Fara indicó que hay voluntades de todas las partes para buscar un lugar mejor y adelantó que están dispuestos a colaborar, de ser necesario. Además, consultado sobre si consideraba que el derrumbe del ex Parravici podría haber acelerado la decisión de la Corte, dijo: "semanas antes (Daniel) Posse nos había dicho que se iba a cambiar (de edificio). Es un trámite que se venía haciendo, pero no sabemos si se puede haber acelerado (el derrumbe del ex cine)".

Omar Maldonado, secretario general del Sindicato de Judiciales Tucumanos Agremiados, también manifestó su satisfacción por la decisión de la Corte. Indicó que por el momento, debido a la miniferia dispuesta, no hay atención al público en los juzgados que serán trasladados. "No estaba adecuado para la tarea, no era seguro ni brindaba las garantías adecuadas. Por el amontonamiento de gente no había garantías", expresó.

El traslado de los juzgados en cuestión al polémico edificio obedeció a la necesidad de habilitar en el inmueble central nuevas salas de audiencias para la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal de Tucumán, que debutará en Concepción y Monteros en septiembre, según los cálculos de Posse (se informa por separado). Las obras derivaron en el traslado de los cinco juzgados civiles al edificio de Francia y Güemes.

Comentarios