Con los rublos en el bolsillo: cómo está el cambio con respecto a la moneda rusa

Si tiene la posibilidad de viajar a ver a la Selección en el Mundial, no se olvide de llevar algo de la moneda rusa en la billetera. Analistas consultados por LA GACETA sugieren alternativas para movilizarse en aquel país y ponen el acento en el uso de las tarjetas. Advierten que hay que preguntar cómo impactó la devaluación en el límite del plástico.

20 May 2018 Por Marcelo Aguaysol
1

DISPONIBILIDAD. En las casas de cambio ofrecen rublos. Hay tucumanos que ya consultan la cotización antes de partir con destino a Rusia. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

Una mañana cualquiera en el microcentro de la capital tucumana. Algunos preguntan por los televisores de última generación. Un vendedor ofrece un 4k de primera marca a $ 18.000. “Es la oferta del Hot Sale”, explica. Otros, van por las agencias de viajes para saber cuánto necesitarán para seguir a la Selección Argentina en su incursión mundialista en Rusia. El paquete varía entre los $ 120.000 y los $ 200.000, con pasajes aéreos, alojamiento e impuestos durante dos semanas, según algunos paquetes disponibles aún en la web y partiendo desde Buenos Aires. El tiempo conspira contra aquellos que quieren abaratar costos. También están aquellos que ya hacen las valijas para seguir a Lionel Messi y su equipo en la búsqueda de la tercera copa para el país.

En la city local, las agencias de cambio colocaron afiches con el logo mundialista. Y ofrecen rublos, la moneda rusa. “Un rublo vale 60 centavos de pesos argentinos”, dice el vendedor. Y ofrece 5.000 rublos, ese billete que, en su anverso, tiene la imagen del monumento de Nikolai Muraviov-Amurski, un prócer de aquellas tierras. En la conversión son seis billetes argentinos con la imagen del yaguareté. Sí, $ 3.000 o el equivalente a U$S 82 al cambio en Moscú. ¿Qué se puede adquirir con esos 5.000 rublos? Con suerte, alcanzará para que dos personas puedan almorzar o cenar tres veces en un restaurante, como Dios manda: con postre y bebida.

El rublo ruso ha sido, junto con el peso argentino y la lira turca, una de las monedas de países emergentes más perjudicadas por el fortalecimiento del dólar a nivel internacional y para la gradual alza en la tasas estadounidenses a 10 años. Sin embargo, los analistas consultados por LA GACETA consideran que la inminencia del Mundial de Fútbol causará una apreciación de la moneda de Rusia, debido al movimiento que ese compeonato generará en la economía de ese país. Lo que se constituye en un dilema para los expertos es si conviene usar dólares o tarjeta de créditos como alternativa de pago. Las condiciones han cambiado, tanto por el nuevo valor del dólar como por el incremento de las tasas de interés.

50 claves para viajar al Mundial de Rusia

“A lo largo de este año, el rublo se ha mostrado algo inestable; ha perdido un 6,5% respecto del dólar. Sin embargo, puede que el Mundial ayude a esa moneda a apreciarse”, indicó a LA GACETA Christian Buteler, analista financiero. El rublo comenzó a derrumbarse entre 2014 y 2015, con la crisis del petróleo, recordó, por su parte, Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders. Si bien reconoció que la coyuntura no ha sido favorable para el rublo, Neffa señaló que puede tener mejor recorrido que el peso argentino o el real brasileño a partir de la mejora del precio del crudo. “A diferencia de lo que sucede en la Argentina, un ruso piensa en rublos y, frente a la ola turística que les representa un Mundial de Fútbol, van a aprovechar la mejora en el tipo de cambio para marcar diferencias”, advirtió el economista. de allí que sugiere a los viajeros llevar rublos en el bolsillo.

El patrón dólar

Buteler, a su vez, indicó que en cualquier parte del mundo la reserva de valor que generalmente tiene el argentino es el dólar. “Es la moneda que uno conoce y no es tan atípica como la rusa. Cualquiera que pueda ir al Mundial, seguramente tendrá que ir a un banco a cambiar dólares o euros por rublos para manejarse en el transporte o en las pequeñas commpras”, puntualizó el analista.

Según el sitio preciosmundi.com, la bajada de bandera está en 103 rublos (U$S 1,64), mientras que el kilómetro en taxi fue calculado en 12,40 rublos (20 centavos de la divisa estadounidense). Tomar una cerveza (medio litro) puede llegar a costar entre 60 y 65 rublos, un dólar o $ 25 argentinos. Y si precisa un agua mineral (un litro y medio), seguramente en un supermercado deberá pagar cerca de 38 rublos, o U$S 0,60, o $ 15 argentinos.

De todas maneras, aquel que tenga posibilidades de viajar a Rusia seguramente tendrá que tener mucho cuidado con las tarjetas. “Antes de la crisis cambiaria, las emisoras te daban un plástico con $ 100.000 de límite que, entonces, representaban U$S 5.000. Pero ahora la situación ha cambiado y, antes de viajar, hay que consultar si el límite sigue siendo el mismo para evitar que, haciendo compras en Rusia, te rechacen”, sugirió Buteler. Otra cuestión que hay que tomar en cuenta es la tasa de interés del financiamiento, con las nuevas condiciones que tiene la Argentina a partir de la depreciación de su moneda nacional.

Al momento de la comida

- 520 rublos o U$S 8,26 es el valor promedio de un menú económico en Rusia.

- 310 rublos o U$S 4,92 puede llegar a costar un combo de hamburguesa, según preciosmundi.com.

- 49,80 rublos o U$S 0,79 es el costo aproximado de una gaseosa chica en Rusia.

Si pasa por el supermercado

- 58 rublos o U$S 0,92 es el valor de un litro de leche, según preciosmundi.com.

- 32,70 rublos o U$S 0,52 cuesta un kilo de pan en la capital rusa.

- 85 rublos o U$S 1,35 vale un kilo de manzana, un valor casi similar al de la naranja.
comentarios